Información Gral

Arduo rescate en alta mar de una niña muy enferma

La Armada y la Guardia Costera de EEUU debieron aunar esfuerzos para el salvataje de una familia que navegaba en un velero.

Lunes 07 de Abril de 2014

Un barco militar estadounidense rescató ayer a una bebé de un año que se enfermó a bordo de un velero dañado que era llevada por su familia en un viaje alrededor del mundo. Los médicos de la nave estabilizaron a la pequeña paciente, quien comenzó a recuperarse de una intoxicación con salmonella.

Navegando por el Pacífico a una velocidad de 25 nudos, el USS Vandegrift alcanzó ayer al velero Rebel Heart, de 11 metros (36 pies), que estaba a unos 1.450 kilómetros de la costa oeste de México cuando envió una señal por satélite solicitando ayuda de la Guardia Costera estadounidense el jueves para una niña muy enferma.

Un familiar dijo que el velero es propiedad de una pareja de San Diego, Charlotte y Eric Kaufman, cuya hija, Lyra, sufría de fiebre, tenía una erupción en todo el cuerpo.

La Guardia Aérea Nacional de California despachó un equipo de rescatistas que se lanzaron en paracaídas al agua y alcanzaron el velero. El equipo logró estabilizar a la niña y dirigió al velero hacia México.

Los rescatistas permanecieron a bordo del Rebel Heart y estuvieron monitoreando a la niña enferma hasta que la fragata de la Marina llegó para llevarlos a tierra.

Los Kaufman, junto con Lyra y Cora, de 3 años, estaban en la segunda semana de una travesía hacia las islas del Pacífico y, con el destino final de Nueva Zelanda.

Lyra sufrió intoxicación con salmonella, diagnosticaron los médicos, que dijeron que podía viajar tras recuperarse, según aseguró ayer la hermana de Charlotte Kaufman, Sariah Kay English.

English dijo que al parecer la embarcación hacía agua cada vez que se encendía el motor. Ahora se estaba desplazando lentamente usando solamente las velas.

La mujer señaló que, aparentemente, el timón de la embarcación se averió. También falló el equipo de comunicaciones. No obstante, la pareja se las arregló para enviar una señal de auxilio desde un teléfono satelital.

En esas instancias, Lyra manifestó una afección seria y su organismo no respondía a las medicinas que sus padres llevaban a bordo.

La llegada por vía aérea de los médicos terminó con la angustia de la familia, pero la emergencia se mantuvo. El velero apenas podía navegar lentamente con el impulso de las velas, porque el motor dejó de funcionar.

De esa forma, los médicos debieron mantener estable a la niña durante un día, hasta que arribó la fragata Vandegrift, que recogió a la familia y a los cuatro equipos de rescate.

La niña comenzó a ser tratada en la enfermería del barco de guerra y ya se está recuperando. La familia "está de buen ánimo", se indicó. Todos están navegando rumbo a San Diego.

De acuerdo a sus blogs, Eric Kaufman y su esposa, Charlotte, tenían planes para cruzar el Pacífico. Antes de emprender la travesía, ante las críticas que recibieron por la intención de llevar consigo a niñas de tan corta edad, Charlotte aseguró que la pareja había hecho un gran trabajo de investigación y se había preparado largamente para la navegación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario