Información Gral

Al menos 14 inmigrantes africanos mueren de hambre, sed y frío rumbo a las Canarias

Al menos 14 inmigrantes africanos murieron de hambre, sed y frío en su intento de alcanzar las Islas Canarias a bordo de una pequeña embarcación que fue interceptada hoy en alta mar por una patrullera española, informó la Guardia Civil.

Miércoles 03 de Septiembre de 2008

Las Palmas de Gran Canaria.-  Al menos 14 inmigrantes africanos murieron de hambre, sed y frío en su intento de alcanzar las Islas Canarias a bordo de una pequeña embarcación que fue interceptada hoy en alta mar por una patrullera española, informó la Guardia Civil.

Los cadáveres de 14 de los fallecidos todavía se encontraban en la barca, en la que además viajaban otros 46 indocumentados, dos de ellos mujeres, mientras que otro cuerpo sin vida fue hallado flotando en el mar.

Las autoridades no descartan que en la travesía muriesen más inmigrantes y que sus cuerpos fuesen también arrojados por la borda, como sucede muchas veces.

Los supervivientes relataron que salieron hace más de una semana desde Mauritania y que durante el trayecto perdieron el rumbo. Además, se les agotaron el agua y los alimentos.

Al parecer, muchos de ellos cometieron el error de beber agua del mar durante el trayecto: “Es lo peor que se puede hacer. Beber agua salada les produce quemaduras en la boca. Además la alta concentración de sal les provoca fallos multiorgánicos”, relató el coordinador de Cruz Roja en el archipiélago canario, Juan Antonio Corujo.

La embarcación fue remolcada hasta el puerto de Arguineguín, en el sur de la isla de Gran Canaria, donde los supervivientes fueron atendidos por los equipos de emergencia. Siete de ellos fueron hospitalizados con síntomas de deshidratación e hipotermia.

Según organizaciones no gubernamentales, el año pasado unos 3.500 indocumentados murieron en el Atlántico o el Estrecho de Gibraltar al intentar alcanzar de forma clandestina las costas españolas procedentes del continente africano.(DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario