El Mundo

Fidel Castro afirma que la mafia burló las reglas del Comité Olímpico

El ex presidente cubano Fidel Castro consideró que una mafia burló las reglas del Comité Olímpico Internacional (COI) y perjudicó a los equipos de boxeo y taekwondo cubanos para que no obtuviera medallas doradas en los recientes Juegos Olímpicos de Beijing.

Martes 26 de Agosto de 2008

La Habana.- El ex presidente cubano Fidel Castro consideró que una mafia burló las reglas del Comité Olímpico Internacional (COI) y perjudicó a los equipos de boxeo y taekwondo cubanos para que no obtuviera medallas doradas en los recientes Juegos Olímpicos de Beijing.

“No estoy obligado a guardar silencio con la mafia. Esta se las arregló para burlar las reglas del COI y fue criminal lo que  hicieron los que se dedican a robar atletas del Tercer Mundo. En su ensañamiento, dejaron a Cuba sin una sola medalla de oro  olímpica en boxeo”, dijo Castro, según la agencia de noticias estatal Prensa Latina.

El ex mandatario cubano habló durante la llegada de los atletas de China y enfatizó: “Cuba jamás ha comprado a un atleta o a un árbitro. Hay deportes donde el arbitraje está muy corrompido y nuestros atletas luchan contra el adversario y el árbitro”.

Castro defendió además al taekwondista Angel Matos (categoría  hasta 80 kilos), quien agredió de una patada al árbitro por  haberlo descalificado en el combate que le estaba ganando a Arman Chilmanov de Kazajstan, al demorarse en reanudar las acciones a causa de una lesión.

“A Matos se le murió la madre durante la competición a más de 20.000 kilómetros de su patria. Asombrado con una decisión que le pareció injusta, él protestó y le pegó al juez. Además habían intentado 'comprar' a su entrenador y no se pudo contener”, dijo  Castro.

Fidel se refirió a las acusaciones del equipo cubano de  taekwondo, quienes sostuvieron que dirigentes de Kazajstan querían  la  medalla dorada a toda costa y serían capaces de comprar hasta a  los árbitros. “Toda mi solidaridad para el cubano y su entrenador”, dijo Castro, en contraposición a la actitud asumida por la prensa deportiva de su país. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario