educación

Para pasar revista a mandatos sociales sobre las mujeres

En 17 minutos María Luisa Bemberg muestra en "El mundo de la mujer" mucho más que los dispositivos del mercado disciplinando los cuerpos.

Sábado 19 de Septiembre de 2020

Corría el año 1972 y en la Sociedad Rural de Palermo tenía lugar “Femimundo. Exposición internacional de la mujer y su mundo”, un evento que con enorme despliegue se presentaba como la primera feria dedicada enteramente a la mujer.

El evento convocó a gran cantidad de público pero también tuvo sus detractores. Ya desde los años 60 el país contaba con la Unión Feminista Argentina (UFA), una organización que cuestionaba el rol asignado a la mujer en la sociedad de la época. La reconocida cineasta María Luisa Bemberg era de la partida y Femimundo era una ocasión insuperable para hacerse escuchar.

Las integrantes de UFA decidieron realizar acciones concretas en relación a la mega exposición. No sólo entregaron volantes que instaban a la toma de conciencia sobre el rol asignado a la mujer en la feria, sino que realizaron una producción audiovisual en repudio del evento. El mundo de la mujer (1972) dura tan solo 17 minutos y fue la ópera prima de María Luisa Bemberg, que, alentada por sus compañeras, iniciaba con ese corto su carrera como directora de cine.

Reconocida por su vasta trayectoria en el mundo cinematográfico, se la recuerda a Bemberg por sus películas más renombradas como Señora de nadie (1982), Camila (1984) y Yo la peor de todas (1990). El mundo de la mujer no sólo implica reconocer el valor histórico de su obra, sino también su riqueza documental en el tratamiento de una temática que está más vigente que nunca.

El mundo de la mujer - optional English subtitles

La cineasta se dispuso a filmar con su cámara de 16 mm los stands de la feria y apeló a muy pocos recursos para la realización del corto. Se valió de un guión constituido por las palabras del locutor de la misma feria, relatos que fueron sacados del Libro Azul de Para Ti llamado “Guía para saber cuál es la mujer ideal para cada hombre, como debe hacer para conquistarlo y conservar el amor”, y fragmentos de un disco de Disney sobre el cuento de La Cenicienta. “Femimundo realiza esta muestra dirigiendo sus intereses y apelando por primera vez al más poderoso factor de consumo de la época actual, la mujer”, dice el animador, que ya en el discurso de bienvenida desliza una clara definición del género femenino como poderoso factor de consumo.

"La Educación Sexual Integral (ESI) es un espacio necesario para responder interrogantes sobre el estereotipo dominante de mujer ideal"

En una deliberada crítica a la industria y el marketing dirigido a la mujer, el corto muestra una sucesión incesante de imágenes. Maniquíes, pasarelas, vestidos, portadas de revista que reflejan el modelo de belleza dominante, pelucas, maquillajes. Eso es lo único que consume la mujer según Femimundo. En la expo no hay libros de economía, ni de política, ni de ciencias. No hay productos de tecnología que salgan de la cocina, ni artículos de deporte. Solo un compendio de deberes para el logro del mandato que supuestamente mueve obsesivamente a todas las mujeres: casarse.

En 17 minutos María Luisa Bemberg muestra mucho más que los dispositivos del mercado disciplinando el cuerpo de la mujer, muestra cómo se espera que sea esa mujer. La estética de otra época puede ofrecer una imagen lejana en el tiempo, pero no tan distante en términos simbólicos y de contenidos. ¿Han variado las estrategias del mercado dirigidas a ellas?, ¿Ha cambiado el estereotipo dominante de mujer ideal? La Educación Sexual Integral (ESI) es el espacio urgente y necesario donde intentar responder estos interrogantes y muchos más, y el corto de Bemberg puede ser un buen recurso para ello.

El cuento de La Cenicienta termina con una sucesión de mandatos y deberes que se escuchan vertiginosamente de fondo, mientras las modelos posan junto a los maniquíes y a modo de metáfora, el maquillaje de la época las hacen lucir como muñecas, seres inanimados, inertes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario