Educación

Las aventuras de Belgrano en Rosario

La Municipalidad de Rosario y la Universidad Nacional de Rosario (UNR) lanzaron en mayo de 2020 una convocatoria destinada a chicas y chicos de hasta 13 años que quisieran escribir cuentos breves sobre Manuel Belgrano. Las aventuras podían contar hechos reales o inventados ocurridos en el pasado, el presente o el futuro, y no debían superar las cien palabras. El jurado del concurso estuvo compuesto por María Affranchino (Ciudad de los Niños), Sebastián Bosch (Secretaría de Cultura y Educación), Alisa Lein (narradora independiente), María Luisa Miretti (UNR) y Oscar Taborda (EMR). Las ilustraciones son de Flor Balestra. Estos son los 34 textos seleccionados.

Sábado 20 de Junio de 2020

Soy Manuel y quiero contarles algo. Estoy enojado, tuve que comer sopa de calabaza. Aun así, comí dos platazos para no enojar a mi madre. Después de comer me empezó a doler la panza.

   Esa noche ocurrió algo extraño, sentí una voz que me hablaba en sueños.

   —Hola! Soy vos en el futuro. Vine para decirte que cuando seas grande crearás una bandera en Rosario y todos los 20 de junio te recordarán. Serás muy importante en la historia argentina.

   Al día siguiente desperté y pensé: ¿Será por culpa de la sopa de calabaza o por el deseo de libertad?

   Juan Ignacio Gaitano Ornia, 9 años, Barrio Azcuénaga.

602_LC_75953392__19-06-2020__0x0.jpg

****

Estaba un día Belgrano sentado frente a su casa, pensando en lo hermosa que era Rosario. Miró a Fito, su compañero canino, y decidieron recorrerla.

   Caminaron por todo el Monumento, pero mientras Belgrano admiraba las paredes del edificio, notó que Fito no estaba con él. Buscó por todo el lugar y al salir lo encontró mirando la bandera argentina.

   Lo llamó, Fito corrió hacia él y lo miró asombrado. Parecía decirle lo orgulloso que estaba de que ese Monumento fuera en honor a su mayor creación.

   Belgrano lo abrazó y juntos siguieron su recorrido por la ciudad.

   Luanna Mariscotti Maccio, 10 años, Rosario Centro.

****

Nicolás caminaba solo por el patio de la escuela. De pronto, algo le llamó la atención. Un cuadro de Belgrano brillaba y cuando Nicolás lo tocó, desapareció.

   El chico apareció en el umbral de la ventana de una casa, donde un hombre garabateaba. El hombre sintió que no estaba solo y dijo:

   —Podés entrar.

   —Hola, soy Nicolás. ¿Qué estás dibujando?

   —Mi nombre es Manuel Belgrano y estoy diseñando una bandera para el país.

   —Yo puedo ayudar —respondió Nico, y copió la bandera de la Argentina de su época.

   —¡Es perfecta! ¡Gracias! —exclamó Belgrano.

   Y sonriendo, Nicolás desapareció.

   Antonino Pombo Codina, 10 años, Barrio Martin.

****

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano nació un 3 de junio de 1770. Fue abogado, economista, periodista, político, diplomático y militar argentino, y uno de los principales patriotas que impulsó la revolución de mayo, el mismo que izó la bandera argentina a orillas del río Paraná.

   Nuestro héroe, quien creó el gran símbolo patrio, la bandera a la que con orgullo demostramos tanto afecto y respeto, lamentablemente murió un 20 de junio de 1820 en la pobreza total; pero sigue estando en el corazón de cada argentino y rosarino.

   Cada vez que cantamos a nuestra bandera, recordamos sus actos y nos da la sensación de orgullo y alegría.

   ¡Te queremos para siempre, Manuel Belgrano!

   Keila Alioto, 10 años, Ludueña Sur.

****

Un historiador encuentra el diario de marcha del Coronel Belgrano en su viaje a Rosario. Este fue encontrado en el algarrobo histórico y fue llevado a la Academia Nacional de Historia, lo estudiaron y lo hicieron público.

   Belgrano explica su día a día camino a Rosario.

   Todo comenzó el 24 de enero que luego de su junta con la tropa marcharon hacia la ciudad. Algo que llamó la atención, fue que luego de redactar su día ponía una palabra motivadora, como por ejemplo “CONSTANCIA”, que fue la que Belgrano eligió para su primer día.

   Catalina Iglesias, 12 años, Barrio La República

****

Un día de febrero de 1812, en la Villa de Rosario, un hombre llamado Manuel Belgrano llegó al río Paraná, para enfrentarse a los realistas.

   Se paró a ver el río y le encantaron las nubes, el cielo y como no quería verse como un realista creó la bandera.

   De repente empezó a escuchar el galope de los caballos realistas, empezaron a pelear, y como le estaba yendo mal, pensó en cómo ganar la batalla y decidió como última opción levantar en alto la bandera, fue así que empezaron a ganar, parecía un milagro y todo gracias a la bandera.

   Joaquín Iñigo Sánchez, 11 años, España y Hospitales.

****

En Rosario, en el año 2030, los autos pueden volar. De repente se ve en el cielo un satélite con españoles del siglo XIX queriendo invadir. De la nada, un temblor que parecía venir de la espada de Belgrano en el Monumento a la Bandera sacudió a Rosario. A las 15 pm, salieron Belgrano y sus tropas de la espada de Belgrano que está en el Monumento para vencer a los españoles. Entonces los españoles desaparecieron y después también Belgrano y sus tropas.

   Emilio Maccallini, 9 años, Rosario Centro.

****

Las manos suaves me cosen con ternura. Y, aunque las puntadas me hacen cosquillas, sé que debo mantenerme quieta. ¡Ya llegará el momento de desplegarme alegremente!

   Siento que voy a representar algo importante para este pueblo, lo veo en sus miradas, una mezcla de esperanza y libertad.

   Manuel me imaginó así, como un cielo de verano, en una danza con el viento, representando la libertad con mis movimientos.

   El momento llegó, ya estoy lista para subir a lo alto. Hay risas, hay llantos, todos me miran emocionados. En mí pusieron la ilusión, mujeres y hombres enlazados en un mismo sueño.

   María Victoria Crosa, 11 años, Puerto Norte.

****

Era 1812 y Manuel Belgrano se preparaba para izar la bandera junto al río. Era un día de tormenta, cayó un rayo sobre el mástil y, de repente, Belgrano desapareció.

   Cuando despertó estaba en un lugar extraño y los soldados ya no estaban. Caminó un rato y vio un diario volando, lo agarró y vio una noticia que decía “27 de febrero de 3144: ¿Cuál será nuestra bandera?”.

   Belgrano, sin entender, agarró su bandera y la puso en el lugar más alto que encontró. De repente, se encontraba nuevamente en 1812.

   Emilia Laterza, 8 años, Arroyo Seco.

603_LC_75953379__19-06-2020__0x0.jpg

****

Felipe estaba mirando una película en cuarentena, en un momento cayó un rayo y apareció Belgrano. El tenía una misión. Quería enseñarnos que quedarnos en casa no era tan grave, pero Felipe estaba enojado con el coronavirus. A Belgrano se le ocurrió mostrarle todo lo difícil que fue su vida, le tocó la cabeza y lo metió en su historia. Pudo ver el sufrimiento de los soldados, las injusticias que había, muerte y tristeza.

   Cuando Felipe volvió había entendido que estar en casa cuidándose no era tan malo como pensaba, y valoró todo que tenía.

   Felipe Agut Britos, 8 años, Barrio Ludueña.

702_LC_75953387__19-06-2020__0x0.jpg

****

27 de febrero, 1812. Hoy es un gran día para mí, gracias a la confección que hizo María Catalina Echeverría de Vidal voy a poder izar por primera vez la hermosa bandera celeste y blanca, a orillas del río Paraná, en la ciudad de Rosario. ¡Me encantaría poder contar con la presencia de todo el pueblo! ¡Qué lindo va ser mirar la bandera moviéndose cerca del río! ¡No tendré que olvidarme de que mis soldados juren la bandera!

   Bianca Martín Oviedo, 9 años, Bella Vista.

****

Había una vez, a fines de los años 1700, un chico llamado Manuel Belgrano que tenía un sueño, crear un símbolo para su país.

   Cuando creció, estudió, fue abogado, economista, militar, patriota y un gran guerrero.

   Un día le dieron una misión: cuidar las orillas del rio Paraná en la ciudad de Rosario.

   Fue allí, donde una tarde de verano Belgrano cumplió su sueño, mirando el cielo creó la bandera de colores celeste y blanco. Un sueño hecho realidad.

   Genaro David Ghibaudo, 9 años, Lomas de Alberdi.

****

Hace muchos años, un hombre muy adinerado viajó a Argentina y se casó con una criolla.

   Formaron una familia y tuvieron hijos, pero uno se destacó por ser muy estudioso.

   A ese niño lo llamaron Manuel, quien desde pequeño se interesó por leer y estudiar. Por eso lo mandaron a Europa a realizar sus estudios.

   Llegó a ser abogado, político y militar.

   Este patriota tuvo un rol principal en la Revolución de Mayo. Le tocó atravesar conflictos pero ganó batallas.

   En Rosario enarboló por primera vez la bandera nacional, su máxima creación.

   ¡Belgrano fue un verdadero héroe para nuestra Patria!

   María Juliana Benzaquen, 10 años, Barrio Ludueña.

****

Aquel 20 de junio de 1820 no fue un día cualquiera.

   Un poco antes, un grupo de amigos mágicos de Belgrano le advirtieron:

   —Nos hemos conectado con el futuro, te vimos muriendo.

   —¿Seguros? —dijo Manuel—. Me siento de lujo.

   —Tenemos una solución.

   —¿Cuál?

   —Que te reencarnes en otra persona.

   —Pero no sería yo.

   —A los 10 años podés volver a ser vos.

   —¿Cómo?

   —Hay una semilla, se llama “Paraná”, la encontrarás en un río.

   El 20 de junio de 1820 paso lo que tenía que pasar, 10 años después el río de Rosario se llamó Paraná.

   Irupé Bellotti, 12 años, Lucio V. López.

704_LC_75953390__19-06-2020__0x0.jpg

****

Manuel Belgrano jugaba una partida de Fortnite con sus amigos españoles. Un día apostaron que el que ganara esa partida enarbolaría una bandera con los colores que más los representaba.

   Se tomaron un rato para la creación.

   Belgrano creó su insignia con los colores del cielo de verano, celeste y blanco, y con ayuda de su amiga María Catalina Echeverría de Vidal la confeccionó.

   La partida estaba muy peleada, pero al final con mucho esfuerzo y emoción la ganó él. Entonces, el 27 de febrero izó por primera vez la hermosa bandera con su amiga María.

   Pablo Fernández, 11 años, Barrio Cura.

****

Hace muchos años, Manuel Belgrano luchó por nuestra patria, sin ser un superhéroe con superpoderes, aún así peleó por nuestra independencia. Tampoco un antihéroe con un supertraje, solo un hombre valiente, defensor de los derechos de nuestro pueblo. Aunque estaba enfermo, no tuvo miedo de unirse al ejército.

   Él creó la bandera nacional, nos dio un símbolo patrio de libertad y unión, la izó por primera vez el 27 de febrero de 1812 a orillas del río Paraná, en Rosario. Manuel Belgrano fue muchas cosas, abogado, periodista, economista, político, militar y diplomático. Y hoy es mi héroe favorito.

   Lisandro Leónidas David Argañaraz, 10 años, Empalme Graneros.

****

Había una vez un hombre

llamado Manuel Belgrano

que protegía a la ciudad

con su caballo galopando.

   Victoria Zamboni Zamorano, 7 años, Barrio Alberdi.

701_LC_75953388__19-06-2020__0x0.jpg

****

Un hermoso día de sol, Manuel Belgrano estaba acostado en el pasto del Parque de las Colectividades observando el cielo. De repente, apareció una máquina del tiempo. Él no sabía qué era, la tocó e inmediatamente se teletransportó desde 1820 al 2020 y cayó sobre la flor del irupé. Asombrado vio a Ricardo que luchaba cubierto con tapaboca y máscara contra el malvado coronavirus. Belgrano armó un ejército con médicos, enfermeros y niñas valientes, con bombas de agua y jabón y bombuchas de alcohol en gel y cloro.

   Después de muchos días, lograron ganar la batalla.

   Agustina Galante Ruggieri, 7 años, Rosario Centro.

703_LC_75953391__19-06-2020__0x0.jpg

****

Había una vez un niño que nació con un súper poder; no cualquier poder, con el poder de la libertad.

   Cuando creció, de día era abogado, pero de noche era Super Manuel.

   Un día, nuestro héroe tuvo que pelear contra las tropas realistas del brigadier Juan Pío Tristán y las derrotó. Por esta y por otras hazañas se recuerda hoy a Manuel Belgrano o a Super Manuel, como nos gusta llamarlo.

   Lucía Zamboni Zamorano, 11 años, Barrio Alberdi.

****

Había una vez, un hombre llamado Manuel Belgrano.

   Era un guerrero que llegó a armar un gran ejército.

   Y así, luchaba y luchaba...

   Y su lucha más importante fue por la libertad.

   Por liberarnos de España.

   En una batalla, una espada atravesó su pie.

   Sus soldados lo ayudaron llevándolo a una cabaña.

   Allí recibió la noticia del triunfo.

   ¡Habían ganado la guerra!

   ¡Y hubo festejos de libertad!

   Francisco Mirtuono, 9 años, Granadero Baigorria

****

Había una vez... un niño que se llamaba Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano. Su nombre era tan largo que le decían Manu. Él no solía tener muchos amigos, no sabía cómo hacerlos. Un día le dijeron que vaya a comprar pan al pueblo, y en el camino vio chicos jugando en la vereda y una niña apartada, como con vergüenza. Le preguntó su nombre, se llamaba Margarita. Como iban de compras al mismo lugar fueron juntos, y ese poco tiempo que compartieron alcanzó para sentir que eran amigos desde siempre. Moraleja: Siempre hay alguien como vos.

   Isabella Fargetta, 9 años, Barrio Sarmiento.

****

Aquella tarde mientras Belgrano creaba la bandera argentina a orillas del río Paraná, vino una nave con Leonardo da Vinci viajando en el tiempo. Mágicamente y sin entender nada, Belgrano fue tomado de la mano por Da Vinci, quien lo llevó hacia la nave. En un abrir y cerrar de ojos se encontraba en el Monumento a la Bandera, pero esta vez en el 2020. Sorprendido preguntó “¿Dónde están todos?”. Una nena desde el balcón gritó “¡Estamos en cuarentena!” Belgrano se encerró en la Sala de las Banderas diciendo “¡Qué aburridos son los del futuro!”

   María Paz Beltramo, 7 años, Barrio Olmedo.

****

Belgrano llegó a Rosario porque venía a visitar a un amigo que hacía mucho tiempo no veía. Mientras paseaba, caminó por el centro, la peatonal y después llegó a la orilla del río Paraná que tanto le gustaba. Desde allí observó emocionado el cielo celeste y blanco que le recordaba a su bandera.

   Entonces decidió ir al Monumento a ver a la bandera más hermosa del mundo y allí recordar a todos los que hicieron posible que hoy seamos una patria libre e independiente.

   Como hizo Belgrano, debemos recordar a nuestros héroes hoy y siempre.

   Pedro Ciro Taborda, 5 años, Fisherton.

****

Manuel Belgrano un día fue al supermercado.

   Estaba viendo las góndolas cuando de repente... no saben lo que sucedió!!!

   Vio un portal mágico y entró.

   —¿Dónde estoy? —preguntó. Miró y dijo —¡Estoy en el espacio!, debió ser el portal que me trajo hasta aquí. Bueno, voy a pedir ayuda a ese marcianito de allí.

   Más tarde se hizo un nuevo amigo y desde entonces vive en el espacio.

   ¡Belgrano en el espacio!

   Clarisa Gaido, 9 años, Barrio Alberdi.

****

   En un día muy nublado de junio él nació,

   se llamó Manuel Belgrano y con él el sol salió.

   Abogado y soldado él mucho se preparó,

   dejó todo en las batallas y de grande triunfó.

   En el norte de Argentina a San Martín él conoció,

   se hicieron muy amigos y el mismo sueño los unió.

   Pensando en celeste y blanco la bandera él creó,

   desde Rosario y su gran río ese niño nos salvó.

   Benjamín Raspall, 5 años, Rosario Centro.

****

Iba caminando, el Monumento mirando

   cuando de repente a Belgrano lo vi.

   No podía creerlo, ahí estaba parado

   con su caballo blanco, delante de mí.

   Le dije “Hola” asombrada, con la boca abierta y deslumbrada.

   Él miró con cara rara y me dijo de pasada

   ¿qué hace usted por aquí?

   Yo venía a ver la bandera argentina

   que usted en este mástil izó.

   Quería saber, ¿para elegir esos colores,

   en qué se inspiró?

   Con mucho orgullo, contestó Belgrano:

   Imaginé a mi pueblo unido y hermano,

   bajo el cielo celeste y blanco

   ¡todos juntos y liberados!

   Lucía Guadalupe Miranda Ismael, 9 años, Barrio Alvear.

701_LC_75953378__19-06-2020__0.00x0.00.jpg

****

Un día estaba de visita en el Monumento a la Bandera con amigos, mientras caminábamos nos topamos con una puerta que tenía las iniciales M.J.D.C.J.B, mis amigos decían que era una sala donde estaban creando un celular, pero yo sabía qué significaban, Manuel José del Corazón de Jesús Belgrano. Entré al cuarto y había una máquina que parecía un ascensor, entonces entré y presioné el botón rojo, de repente salí disparado, mientras caía notaba que ya no era el mismo tiempo, ahora estaba en 1812, en el primer izamiento de la bandera argentina y vi por primera vez a Belgrano.

   Mateo Sintora, 11 años, Empalme Graneros.

****

En 1812 había un general llamado Belgrano y él tenía que llevar un montón de armas y no podía, entonces fue a las Galias y él sabía que en una aldea había un bruja que hacia una poción que te daba una fuerza sobrehumana y la tomó y pudo llevar las armas.

   Felipe Bellotti, 7 años, Lucio V. López.

****

Manuel Belgrano estaba en un zoom con Paso, Saavedra y Castelli e intentaban decidir si el día de la Revolución de Mayo iba a ser el 23 o el 24 de mayo porque daban un mal pronóstico para el 23 y para el 24 un solcito lindo.

   —¡Para nosotros el 23 —dijeron Paso y Saavedra.

   —Para mí el 24 —dijo Castelli escandalosamente.

   —Muchachos, muchachos —gritó Belgrano—, ¿¡y si lo hacemos el 25!?

   Ya que todos estuvieron de acuerdo, el día de la Revolución de Mayo fue el 25 de mayo.

   Violeta Sarchi, 10 años, Rosario Centro.

****

Explosiones, tiros, gritos, cañones... Ataquen

   Calma, humareda... Soldados hemos vencido al enemigo, expresó Manuel Belgrano a su ejército. Yo llevaba la bandera azul y blanca y estaba herido en el brazo, pero no me importaba porque luché junto a Manuel Belgrano. En las barrancas del río Paraná, enarbolamos juntos nuestra bandera. El general me dijo “Vengo a hacer Patria”, y tú Nathan también, no lo olvides. Nuestro país necesita de personas valientes y honestas como tú. Y yo le respondí, mi generación y yo “Vamos a hacer Patria”...

   A tomar la leche, a tomar la leche... era la voz de mi mamá despertándome para ir a la escuela.

   Nathan Berger, 12 años, Barrio Matheu.

****

Hace mucho tiempo un señor llamado Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano estaba tan cansado que se fue de vacaciones en un barco a Buenos Aires, su lugar de nacimiento. De repente el cielo se puso oscuro y olas gigantes aparecieron. El barco se rompió todo.

   Por suerte sobrevivió y se despertó en un lugar que le parecía conocido y recordó que lo había visto en una pintura. De repente se da cuenta que los españoles lo perseguían, entonces con ayuda de los rosarinos los atacó con dos baterías, Libertad e Independencia, donde hoy está el Monumento y... ¡Ganaron!

   Jeremías Simbler, 10 años, Rosario Centro.

803_LC_75953389__19-06-2020__0x0.jpg

****

Un día Belgrano caminaba por el Monumento, y cuando estaba por izar la bandera sonó una alarma, anunciando que había una enfermedad en la ciudad. Belgrano le preguntó a un guardia qué había que hacer, este le dijo que tenía que quedarse en casa. Si quería salir, usaría barbijo. Podría caminar cinco cuadras con su bandera, pero lejos de parques y plazas. También le dijo que tenía que respetar la distancia de un metro.

   Aunque no podía ni ver ni juntarse con sus amigos ni familia, Belgrano sabía que quedarse en casa era lo correcto y seguro.

   Benjamín Velázquez, 9 años, Barrio Moreno.

802_LC_75953387__19-06-2020__0.00x0.00.jpg

****

Estaba con un muy mal ánimo.

   Pero sin embargo estaba vagando por el Parque Independencia

   Estaba observando unos árboles cuando lo vi, no podía ser otro. Me acerqué, saqué conclusiones y sí, era él.

    Él deambulaba por la ribera del Paraná, dirigiéndose a la catedral.

   Entró al correo, dejó una carta.

   Visitó el Monumento a la Bandera y entró a la Sala de las Banderas. Entré y vi cómo tocaba un botón, que hizo que se abra un vidrio. Asimismo, él se tapó con la bandera argentina y... desapareció.

   Al día próximo recibí una carta, era de él, de Belgrano.

   Nicolás Luján, 10 años, Fisherton.

****

Cuando Manuel Belgrano tenía diez años, iba a la escuela vestido con pantalón celeste, camisa blanca y sombrero celeste.

   Los niños le preguntaban por qué se vestía así y él dijo porque había tenido una visión y sabía que Argentina iba a ser un país independiente algún día.

   Entonces los niños pensaban que decía tonterías y todos se reían de él; menos uno llamado José de San Martín.

   Manuel y José se volvieron mejores amigos y luego de 20 años ambos hicieron la revolución contra España y recordaron juntos ese día que Belgrano había tenido esa visión.

   Nicanor Pozo, 10 años, Rosario Centro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario