Edición Impresa

Una nueva testigo asegura que vio cuando se llevaron a Melina Romero

Confirmaría que la adolescente asesinada fue subida a un auto al salir del boliche Chankanab, del partido bonaerense de San Martín, el 24 de agosto. Analizan teléfonos de los sospechosos.

Jueves 25 de Septiembre de 2014

Ayer se conoció la aparición de una nueva testigo en el caso Melina Romero, que confirmaría que la adolescente asesinada fue subida a un vehículo cuando se retiraba del boliche Chankanab, del partido bonaerense de San Martín, el 24 de agosto, día de su desaparición.

La nueva testigo habría escuchado gritos diciendo "subí Melina" a un auto en el cual —se cree— circulaban los hombres que después la violaron y la mataron a golpes.

Las cámaras de seguridad de la disco registraron que la joven llegó a las 23.24 del sábado 23 de agosto y se retiró acompañada por cuatro jóvenes a las 6.46 del domingo 24.

La fiscal María Fernanda Bellone, por su parte, investiga los teléfonos de los involucrados y de la propia Melina para saber si estuvieron en los lugares donde sucedieron los hechos, como parte de la prueba colectada para solicitar la prisión preventiva de los sospechosos.

Hasta el momento hay cuatro detenidos: un adolescente de 16 años, y tres mayores de edad identificados por la policía como Elías Fernández, de 18 años, alias "Narigón"; Joel Fernández, de 20, alias "Chavo" o "Chavito"; y Javier Rodríguez, de 44, apodado "El Pelado". Otros dos individuos permanecen prófugos.

La madre de Melina Romero dijo ayer que se encuentra "completamente destruida" luego de que en la madrugada reconociera el cuerpo de su hija de 17 años.

Melina fue hallada en José León Suárez (provincia de Buenos Aires) desnuda de la cintura para abajo: apenas llevaba puestas una remera y zapatillas, se supo ayer también.

El cadáver estaba envuelto en una sábana y dentro de dos bolsas de consorcio negras, tal como había descripto la testigo clave de la causa, a la vera del río Reconquista.

Los médicos forenses practicarán la autopsia pasado mañana y se espera que la misma aporte nuevos indicios para la investigación del crimen de la adolescente que estuvo desaparecida, luego de ir a celebrar su cumpleaños número 17.

 

Mamá. "Fui a reconocer el cuerpo, y sí es el de mi hija", dijo ayer Ana María, la mamá de Melina, a una radio, y agregó: "Lo más triste es que vos tenés que ir a reconocer algo que vos trajiste al mundo y te lo arrebataron cuatro o cinco malnacidos".

Ana María aseguró que "se cumplió todo" lo que fueron diciendo los investigadores policiales y judiciales, quienes "fueron rastrillando paso por paso".

"Lo único que quiero es justicia, no solamente para mí, que se haga para otras mamás porque no nos parece justo", manifestó Ana María, y añadió: "Yo a mi hija la disfruté hasta que tuvo 17 años y le pasó esto, ¿y cuántas adolescentes hay que no llegan a esta edad y cuánto dolor tiene una madre? Porque vos estás preparado para enterrar a tu padre, pero no para enterrar a tu hijo".

Rubén Romero, el padre de la adolescente, pidió por su parte que "no haya más Melinas, que no pase más esto con nadie".

Sobre la noche en la que Melina desapareció, Rubén afirmó "podría haber estado inducida con una sustancia pero engañada porque ella no era de consumir nada".

Seguidamente pidió "que dejen de vender bebidas alcohólicas en los boliches y que se termine la inseguridad".

A pesar de criticar el funcionamiento de la seguridad, Rubén dijo confiar "en el esclarecimiento del hecho. Mientras estén los medios encima, ellos siempre van a trabajar", expresó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario