Edición Impresa

Una niña murió de síndrome urémico hemolítico y otra quedó internada

Las afectadas, alumnas de dos años de una sala maternal del Colegio Irlandés de Adrogué, en el municipio de Almirante Brown, habrían comido allí carne mal cocida.

Viernes 31 de Octubre de 2014

Una niña de dos años falleció y otra de la misma edad permanece internada en estado delicado en el Hospital Italiano de la ciudad de Buenos Aires, luego de ser afectadas por el síndrome urémico hemolítico, aparentemente por ingerir carne mal cocida en el comedor de un colegio privado de la localidad bonaerense de Adrogué, en el municipio de Almirante Brown, situado en el sur del conurbano bonaerense.

Sin embargo, la representante legal del Colegio Irlandés, donde ocurrieron los hechos, negó que las niñas hayan comido hamburguesas durante un encuentro deportivo en el establecimiento.

La información fue confirmada por la Dirección de Epidemiología de ese distrito del sur del conurbano, cuya titular, Gabriela Szewczuk, se puso al frente de las tareas de análisis para determinar las causas que rodearon la muerte.

Szewczuk se reunió ayer a la mañana durante una hora con la comunidad educativa y los padres del Colegio Irlandés, de la ciudad de Adrogué, ubicado en Estrada 151, a quienes interiorizó sobre las medidas a tener en cuenta para prevenir la enfermedad.

Ambas niñas asistían a la sala maternal del establecimiento, que según su sitio de internet funciona como una cooperativa de padres y no tiene ninguna relación oficial con Asociación Católica Irlandesa, que sí tiene a su cargo otros colegios tradicionales en el ámbito de la Capital Federal.

La representante legal de colegio, Ana Laura Diz, explicó que el fallecimiento se produjo el 21 de octubre pasado en tanto que anteayer por la tarde se detectó el caso de otra niña con síntomas, que fue internada en el Hospital Italiano y, aunque permanece en estado delicado, "presenta una evolución favorable", dijeron las autoridades sanitarias de Almirante Brown.

Diz admitió que la niña fallecida utilizaba los servicios del comedor de la escuela, en tanto que la alumna internada vive en la localidad de Llavallol y almorzaba en su casa y no en el colegio.

Desmentida. En declaraciones a un canal de cable, la abogada descartó una información que indicaba que las nenas se intoxicaron durante un evento deportivo llamado "sports", en el interior del colegio, al haber ingerido hamburguesas. "El colegio no hizo este año aún los sports, eso es imposible", manifestó la abogada, quien dijo que las autoridades del colegio se pusieron a disposición de las dependencias sanitarias oficiales.

Según se supo, una de las nenas fue internada en el Hospital Italiano, tras ser derivada desde un centro zonal, y murió poco después.

El síndrome urémico hemolítico está ocasionada por una cepa específica de la bacteria Escherichia Coli, que produce lesiones en los vasos sanguíneos. La enfermedad afecta fundamentalmente al riñón, aunque también perjudica al sistema nervioso central y el aparato gastrointestinal.

Los síntomas con los que se manifiesta la enfermedad en su etapa inicial son fiebre, vómitos y diarrea; mientras que también se puede registrar sangre en las heces, irritabilidad, debilidad y letargo.

Los pediatras suelen aconsejar especial atención en la cocción de los alimentos cárnicos que consumen los niños menores de cinco años así como también que no ingieran productos lácteos no pasteurizados.

En cuanto a la carne, algunos pediatras recomiendan a los padres evitar el consumo de hamburguesas, empanadas y pasteles de carne con papas, así como de cualquier otro plato elaborado con carne picada que pueda quedar cruda o mal cocida y que favorezca la aparición de la bacteria Escherichia Coli, que genera el síndrome urémico hemolítico.

Leve mejoría del chico que se intoxicó con purpurina

El nene de siete años que se intoxicó por aspirar purpurina tuvo "una leve mejoría", informó ayer el jefe de la terapia intensiva del Centro Provincial de Salud Infantil de Santiago del Estero (Cepsi), donde permanece internado desde hace 12 días.

"Estamos felices porque Mauro (López Banega) experimentó en las últimas horas una leve mejoría y esperanzados en lograr su recuperación en base al tratamiento iniciado tras el accidente", explicó el pediatra Leandro Gamba.

En breve diálogo con periodistas, Gamba aseguró que la evolución del pequeño "es lenta y progresiva, aunque su estado sigue siendo estable".

Por su parte, la madre, Berta Banega, dijo sentirse "feliz por la evolución de Mauro. Mueve algunas partes del cuerpo, tiene palpitaciones, le vienen ganas de toser y los médicos me explicaron que eso es bueno", contó .

"Sigan rezando". La mujer le pidió a la gente "que siga rezando" por su hijo. "Con la oración de todos, Mauro va a salir adelante y se va a producir el milagro que todos esperamos", manifestó.

El niño fue internado con un cuadro de "severa insuficiencia respiratoria" tras colocar purpurina en un silbato de plástico, que luego sopló e inmediatamente inhaló la sustancia, que es tóxica.

Tras ese hecho, el Consejo General de Educación de Santiago del Estero resolvió prohibir el uso de purpurina en trabajos prácticos en todas las escuelas públicas provinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario