Edición Impresa

Una mujer murió tras caer de lo alto de una montaña rusa

Una falla en el mecanismo de sujeción de los asientos causó la tragedia. La víctima había alertado a los responsables del juego

Domingo 21 de Julio de 2013

Las autoridades de la ciudad de Arlington (Texas, EEUU) investigan la muerte de una mujer que cayó desde lo alto de una montaña rusa mientras montaba en la atracción, un suceso que algunos testigos atribuyen a que el personal del parque no le ajustó lo suficiente la barra de seguridad.

El accidente tuvo lugar la tarde del viernes a las 18.30 en la montaña rusa Texas Giant del parque de atracciones Six Flags Over Texas, que ha cerrado toda el área que rodea la atracción, según confirmó la portavoz del parque, Sharon Parker.

La mujer, cuyos datos filiatorios no trascendieron, viajaba con su hijo, quien al concluir el recorrido de la atracción gritaba "déjenme salir, mi madre se ha caído", según relató a la cadena CNN Gabe Flores, un visitante que asegura que se encontraba cerca de ellos en la cola para subir al entretenimiento.

Flores, quien vive en Benton, Texas, dijo que él era el siguiente en la fila para subir al juego cuando se enteró del accidente. "Mi novia y yo estábamos en las puertas y éramos los siguientes para subirnos. Llegó el tren y había un chico que gritaba «déjenme salir, déjenme salir, mi mamá se cayó»". "Hay un giro muy pronunciado, y la persona detrás del asiento de la mujer dijo que ella simplemente salió volando", señaló.

Flores no vio la caída, pero otros visitantes del parque dijeron a la televisora local WFAA que si la vieron. La mujer estaba levantando sus manos, pero cuando el vagón de la montaña rusa bajó bruscamente, la mujer se soltó de su asiento, según Carmen Brown, una testigo que habló con la televisora.

Carmen, quien estaba justo detrás de la mujer y su hijo en el mismo coche, aseguró haber visto la caída. "Cuando la montaña rusa estaba a punto de hacer la bajada, fue cuando (la barra de seguridad) se aflojó y ella se cayó. No la aseguraron lo suficiente", indicó. "Ella pidió que le ajustaran más la barra, pero le dijeron que ya estaba bien", añadió. "No la aseguraron bien al asiento. Una de las empleadas del parque les decía que una vez que oyeran el «click» del seguro estaba bien. A todos los demás les sonaba varias veces, pero el de ella fue el único que sonó una sola vez. La mujer no se sentía segura, pero de todos modos la dejaron ir así", aseguró.

La atracción conocida como Texas Giant, fue diseñada en 1990 como una montaña rusa de madera. Luego fue rediseñada y se le agregó un riel de acero, y fue reabierta en abril de 2011 para marcar el aniversario 50 del parque de atracciones.

La gigantesca montaña rusa tiene una altura de 46 metros en su punto más alto, con una caída de 79 grados de inclinación y un ángulo de giro de 95 grados. Puede llevar hasta 24 pasajeros.

El parque abrió en 1961 como el primero del sistema Six Flags. Está a 28 kilómetros al oeste del centro de Dallas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS