Edición Impresa

Una ciudad insegura

A las autoridades, vecinos de Rosario y turistas que desean admirar los hermosos paisajes de esta bella ciudad: el lunes 19 de enero, a las 15, decidimos con mi esposa dar una vuelta por el Paseo del Caminante, publicitado con carteles a lo largo de la costanera y en la oficina de turismo de Rosario.

Lunes 26 de Enero de 2009

A las autoridades, vecinos de Rosario y turistas que desean admirar los hermosos paisajes de esta bella ciudad: el lunes 19 de enero, a las 15, decidimos con mi esposa dar una vuelta por el Paseo del Caminante, publicitado con carteles a lo largo de la costanera y en la oficina de turismo de Rosario. Bajamos con nuestro mate a disfrutar del paisaje, y no habían pasado más de 10 minutos cuando fuimos sorprendidos por dos individuos en una moto, que con una especie de cuchillo en mano nos obligaron a entregarles nuestras pertenencias: cámara fotográfica, celulares, cartera con toda nuestra documentación y dinero. Todo esto a no más de 100 metros de donde se encuentra ubicado el puesto de Prefectura Naval Argentina, un bar y las personas que cobran el pase en lancha a la isla. Tratamos de defendernos, hubo gritos y la aceleración de la moto, pero ¡nadie se enteró de nada! Llegamos al puesto de Prefectura, donde debemos reconocer que nos trataron muy bien y nos brindaron todo su apoyo, pero lamentablemente por cuestiones de "jurisdicción" no pueden hacer mucho; nos comunicaron con el Comando Radioeléctrico, hicimos la denuncia y llegaron al lugar recién una hora más tarde. Hicimos toda la descripción del hecho e incluso describimos a los delincuentes. De allí nos envían a la comisaría 10ª, y allí tuvimos que esperar casi dos horas a que viniera el sumariante a tomarnos la declaración. Recién a las 19 pudimos emprender el regreso a nuestro pueblo, San Salvador (Entre Ríos). Conclusión: Rosario es la cuarta ciudad latinoamericana más insegura, y las autoridades seguramente lo saben. Entonces, ¿por qué no afectar más personal policial en los lugares que son frecuentados asiduamente por turistas y por los propios rosarinos? De nuestros amigos en Rosario ya nos despedimos, porque hasta que la situación de inseguridad no cambie no pensamos volver. Y a nuestros amigos que desean ir a conocer Rosario, tienen intenciones de enviar a sus hijos a estudiar, les informamos cómo es esta ciudad, tan linda y tan triste. Tiene todo y no tiene nada. Que ellos decidan.

Marcelo Barreto y señora

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS