Edición Impresa

Un cohete hecho en el país será lanzado en estos días

Es el primer vehículo de prueba del proyecto Tronador II, que se utilizará para poner en órbita satélites de hasta 250 kilos. Está a punto de probarse en la base que la Conae tiene en Punta Indio.

Domingo 10 de Noviembre de 2013

Una nueva versión de prueba del lanzador satelital Tronador II está a punto de probarse en la base que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) tiene en Punta Indio, al sudeste de la provincia de Buenos Aires.

Se trata del primer vehículo de prueba del proyecto, denominado VEx1. El lanzamiento ocurrirá cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, aclaró esta semana el director ejecutivo y técnico de la Conae, Conrado Varotto.

El Tronador II será el primer inyector satelital (cohete) de Latinoamérica y permitirá el lanzamiento de artefactos que orbitarán la Tierra para recolectar información útil para el agro, la pesca, la hidrología, emergencias, planificación territorial y salud.

Este proyecto ubicará a Argentina entre los 11 países del mundo con tecnología para transportar satélites de hasta 250 kilos. Varotto indicó que el costo de la iniciativa es de 55 millones de pesos.

El VEx1 es el primero de una serie de tres a seis cohetes experimentales que se lanzarán como prototipos para perfeccionar al lanzador satelital.

Tiene un largo de 14,5 metros, que equivalen a un edificio de cinco pisos, pesa 2,8 toneladas. El objetivo de esta prueba es probar en vuelo el sistema de navegación, guiado y control del cohete.

En una planta de la localidad cordobesa Falda del Carmen se construyen los motores y el sistema de propulsión. Allí se diseñó el misil Cóndor en la década de 1980, cancelado por presiones de Estados Unidos en 1990.

Pero el Tronador II nada tiene que ver con el Cóndor. El nuevo proyecto es un cohete de uso civil e impulsado por combustible líquido. Sin embargo, Argentina también tiene un proyecto de misil balístico. Se trata del Gradicom/Orbit, cuya última versión fue probada en 2011, según la información oficial.

El lanzador final Tronador II estaría listo en 2015. Tendrá 33 metros de alto y podrá colocar satélites de 250 kilos en órbitas polares a 600 kilómetros de la superficie terrestre.

Serán satélites de estructura segmentada, es decir, varios aparatos que estarán a metros o kilómetros de distancia y que se comunicarán entre ellos. El objetivo es lanzar hasta 10 satélites por año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS