Edición Impresa

Tenis: Nalbandian anunció su retiro a los 31 años

“Solía entrar en pánico y correr hacia la red porque sentía que no podía mantener el duelo con él desde el fondo. Eso hacía difícil enfrentarlo en los primeros tiempos… Yo siempre admiré el juego de Nalbandian...

Miércoles 02 de Octubre de 2013

“Solía entrar en pánico y correr hacia la red porque sentía que no podía mantener el duelo con él desde el fondo. Eso hacía difícil enfrentarlo en los primeros tiempos… Yo siempre admiré el juego de Nalbandian, la decisión en sus tiros y su capacidad de poner la pelota en donde quiera el día que quiera, en cualquier cancha… David fue mi bestia negra durante mucho tiempo… Tuvimos batallas duras. El ganó las primeras cinco o seis, era un rival con el que tenía miedo de jugar”.

El 1º de octubre de 2013, David Nalbandian, el más grande jugador argentino después de Guillermo Vilas, anunció su retiro. Las declaraciones que preceden a esta crónica pertenecen a Roger Federer, considerado el mejor de la historia. Una síntesis casi perfecta de lo que significó David para el tenis mundial.

Se retiró el Rey David y con él se cerró el ciclo más brillante del tenis argentino. Fue el último de la Legión en decir adiós. Atrás quedaron momentos únicos:

Es el único argentino en llegar al menos a semis de los cuatro Grand Slams y jugar la final de Wimbledon. Cuando enfrentó a Lleyton Hewitt en el All England tenía 20 años. Recién en 2013 otro que no sea David superó los cuartos en el césped. Obvio, Juan Martín Del Potro.

Integró junto a Gastón Gaudio y Guillermo Coria el trío argentino que disputó las semis de Roland Garros en 2004.

Estuvo en Hamburgo 2003, todavía Masters Series, cuando marcó una estadística inédita jamás repetida: cuatro tenistas de un mismo país llegaron a semifinales. Coria, Gaudio, él y Calleri.

Jugó una de las finales más recordadas del Masters frente a Federer en 2005. Le ganó por 6/7 (4), 6/7 (11), 6/2, 6/1 y 7/6 (3). ¿Puede un ser humano convencional reponerse de perder los dos primeros sets de una final ante Federer en tie break? La respuesta es un rotundo no. Nalbandian pudo. Para ello batalló 4 horas 33 minutos frente al mejor.

El 21/9/2002 jugó en Moscú el dobles más largo de la historia de la Davis. Junto a Lucas Arnold derrotaron a Marat Safin y Yevgeny Kafelnikov 6/4, 6/4, 5/7, 3/6 y 19/17. Jugaron 6 horas y 20 minutos.

No está de más una breve reseña de sus tiempos de junior: fue campeón mundial en Japón a los 14 años y ganó el US Open en 1998, derrotando a Federer. En 1999 llegó a la final de Roland Garros.

Propietario de un juego sublime, por eso considerado uno de los jugadores más completos, el cordobés no incluyó en su proyecto de vida ser el número uno del mundo. Jamás se presionó con eso. Es injusto que no ganara un Grand Slam, pero eso también formó parte de su forma de ser. Siempre integró al tenis como parte de su vida. Jamás fue su vida.

Es una pena que no haya podido cumplir con su única obsesión deportiva: la Copa Davis. Pero él sabe, y todos, que integra la pequeña lista de íconos argentinos vinculados a la Ensaladera de Plata. Es cierto, ese amor incondicional, lo llevó a creerse dueño del equipo. Pero él es así. Se toma o se deja.

Se retiró el Rey David, el último de la Legión que integraron él, Zabaleta, Gaudio, Coria, Cañas, Calleri, Arnold, Chela y Puerta. Jugó su último partido el 6 de abril junto a Horacio Zeballos por los cuartos de la Davis. Derrotaron a los franceses Julien Benneteau y Michael Llodra, una de las mejores parejas del mundo, por 3/6, 7/6 (3), 7/5 y 6/3.

Se retira quien llegó al número 3 del ranking, el mejor de un argentino junto a Coria después de Vilas. Se mantuvo ahí 19 semanas. Por la Davis sólo Vilas lo superó en cantidad de partidos.

Se despedirá el 21 de noviembre en el Orfeo de Córdoba. Como le gusta. Ante Rafael Nadal. Un rival acorde a su jerarquía. Como él se merece. Salud campeón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS