Edición Impresa

Su esposa ya prepara la casa

Días atrás se supo que Corinna Schumacher, la mujer del campeón, mandó a construir una sala con equipamiento médico de alta tecnología para cuando su marido pueda abandonar el hospital.

Sábado 05 de Abril de 2014

Días atrás se supo que Corinna Schumacher, la mujer del campeón, mandó a construir una sala con equipamiento médico de alta tecnología para cuando su marido pueda abandonar el hospital.

Las refacciones se practican en una mansión situada a orillas del lago Ginebra, valuada en unos 30 millones de euros. Son 241 kilómetros los que separan el hospital Grenoble y la mansión suiza.

Desde el accidente, la familia de Schumacher ha destacado que el restablecimiento del piloto será "largo y difícil" y ha pedido a los medios que dejen trabajar con calma a los doctores.

Esos continuos llamamientos a la discreción no han evitado que se publiquen rumores constantes sobre el estado de salud de Schumacher, internado en una habitación vigilada y a la que solo la familia y un puñado de allegados tiene posibilidad de acceso.

El diario italiano La Gazzetta dello Sport destacó que "Schumi, que mide 1.74 m. de estatura, adelgazó 20 kilos, por lo que pasó de pesar 75 a sólo 55".

El medio suizo Sonntagsblick, por su parte, citó a determinados especialistas en una nota de hace un par de semanas atrás. Ellos opinaron que "las posibilidades de una completa recuperación del ex piloto varias veces campeón se achican cada día".

El doctor Max Mäder, citado en la nota, aseguró que "ya no veremos más al Schumacher sonriente, radiante y rápido".

"Si al final despierta, le quedarán secuelas neurológicas importantes", aseguró el facultativo. Además, explican que los enfermeros levantan a Schumi para ponerlo de pie o sentarlo en una silla de ruedas y combatir su atrofia muscular.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario