Edición Impresa

Salario y estabilidad, lo que piden los empleados

El evento mundial que realiza el segundo grupo más grande a nivel global en servicios de recursos humanos y que este año tuvo su primera edición en la Argentina.

Domingo 21 de Abril de 2013

La compañía Mercedes Benz fue la empresa elegida por los argentinos como la más atractiva para trabajar, un podio en el cual también se ubicaron otra automotriz como Volskwagen y la tecnológica IBM en el segundo y tercer puesto, según el Randstad Award. El evento mundial que realiza el segundo grupo más grande a nivel global en servicios de recursos humanos y que este año tuvo su primera edición en la Argentina.

La compañía resultó favorita en la elección realizada entre 7.000 personas que participaron de la encuesta sobre «employer branding» (los empleadores más atractivos) que realiza Randstad entre los 150 empleadores más grandes del país con plantillas mayores a los 1.000 empleados (ver aparte).

La encuesta ofició como disparador para trazar un perfil sobre qué privilegia un trabajador o futuro empleado en la Argentina. El resultado fue contundente, en el país el componente salarial y la seguridad en el empleo resultan determinantes a la hora de calificar positivamente un puesto de trabajo.

La directora ejecutiva de Randstad, Andrea Avila, explicó que la encuesta, "además de conocer cuáles son las empresas en las que la gente quiere trabajar, nos ofrece datos sobre las expectativas de los trabajadores" y consideró que se trata de "información muy valiosa para quienes tenemos que planificar qué acciones impulsar con énfasis y en cuáles ni deberíamos pensar si queremos atraer a profesionales calificados y retener a los que se han convertido clave para el funcionamiento de nuestra organización".

El relevamiento muestra que en la Argentina ingreso y estabilidad son clave. De hecho, la oferta de un salario competitivo y beneficios es considerado el factor más importante para la mayoría de los empleados potenciales (63 por ciento), seguido muy de cerca por la seguridad laboral a largo plazo (58 por ciento). Le siguen entre las preferencias la fuerte cultura del trabajo (56 por ciento), oportunidades de crecimiento profesional (39 por ciento) y flexibilidad en el trabajo (38 por ciento).

En este último punto hay una marcada preeminencia de mujeres que consideran este aspecto como elemento clave a la hora de elegir trabajar en una empresa determinada, junto con otro aspecto muy destacado por el sexo femenino como es la gestión de la diversidad. En tanto, para los hombres los puntos determinantes pasan por que se trate de una empresa saneada a nivel financiero, que utiliza las últimas tecnlogías y las oportunidades profesionales en el exterior.

En este aspecto también existen diferencias entre grupos etarios. Así, los empleados potenciales entre 18 y 39 años buscan empresas saneadas a nivel financiero y oportunidades internacionales, mientras que el salario y el equilibrio en el trabajo y la vida personal son más importantes para las peronas de entre 40 y 65 años.

"La encuesta y la premiación muestran que en el podio tenemos a dos automotrices, el reflejo de una industria con mucha historia en el país, pero también pujante y con desarrollo continuo, pero además una tecnológica que indica que las IT siguen siendo las más deseadas", precisó Avila.

La ejecutiva explicó que cuando se le consultó a los argentinos en qué rubro les gustaría trabajar, "las empresas de software e IT rankean primero, seguidas luego por las químicas, papel y caucho y automotrices".

INGRESO e INFLACION. Por otro lado, Avila señaló que las preferencias varían según el país. "No nos sorprende que el salario y el sistema de compensaciones o beneficios sean determinantes en la Argentina en este momento para elegir una empresa, ya que esto es producto del proceso inflacionario y el mayor achatamiento de la remuneración".

En este punto la ejecutiva explicó que "hay un rango de amplitud remunerativa muy grande entre las distintas industrias" y muchas se posicionan entre las más atractivas justamente por este sistema de compensaciones que ofrece al trabajador. También consideró que la demanda de seguridad en el trabajo es una de las consideraciones más estables entre los argentinos, pero que viene acompañada por otros ítems que también se encuentran entre los cinco primeros elegidos, como la cultura del trabajo o las oportunidades de desarrollo personal, todos aspectos que se logran con un empleo más estable "de este modo empieza a cerrar el círculo", dijo.

Avila explicó que si bien no hubo sorpresas en la encuesta, un punto destacado es el cambio en las preferencias. "En otro momentos el equilibrio entre vida laboral y personal podía aparecer como más relevante, hoy está en el sexto lugar. Creo que en la medida que el trabajador se siente más seguro en cuanto a la macroeconomía y la obtención de empleo empieza a tener que cubrir otras necesidades, como demandar un trabajo más flexible, preferencia que hoy ocupa el quinto puesto", dijo.

RETENCIÓN DE TALENTOS. Otro aspecto analizado por la encuesta fueron los factores que inciden en la retención y la rotación de los empleados. "No observamos cambios en las tendencias normales", puntualizó Avila. En ese punto, el relevamiento muestra que la seguridad laboral a largo plazo es el principal factor de retención de personal (43 por ciento lo apuntó), seguido por la cultura del trabajo (30 por ciento) y la flexibilidad en el trabajo (19 por ciento). Estos dos últimos puntos con mayores preferencias entre las mujeres.

En tanto, la falta de compensación es claramente el principal motivo para cambiar de empleo, seguido por la falta de oportunidades profesioales, especialmente entre mujeres y personas con mayor educación. "Los trabajadores de oficina a menudo señalan a la escasez de oportunidades profesionales como una razón para cambiar de empleo, mientras que los de la producción señalan la falta de capacitación. En cambio, los gerentes prefieren apuntar la necesidad de adquirir mayor experiencia", precisa la encuesta.

Finalmente, el Randstad Award doméstico muestra que siete de cada diez trabajadores (72 por ciento) señaló a la falta de compensación como el principal motivo para cambiar de empleo, ubicándose por lejos sobre otras razones como la falta de oportunidades profesionales (25 por ciento) y la necesidad de adquirir mayor experiencia (18 por ciento).

Por otra parte, más de la mitad de los trabajadores (56 por ciento) indica que sentirse parte de un equipo de trabajo es el principal factor que influye en crear un buen ambiente laboral. Una proporción similar, 1 cada 2 personas, coloca el entablar una comunicación honesta y abierta en segundo lugar entre las razones que generan un ambiente de trabajo agradable, seguida por el hecho de ser reconocido cuando se realiza un buen trabajo (49 por ciento). •

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS