Edición Impresa

Procesan y apresan a un policía por ser miembro de la banda de Delfín Zacarías

Operación Flipper. Es oficial de la Federal de Drogas de Rosario. Le endilgan alertar al grupo sobre allanamientos y ser traficante. Es José Luis "He Man" Dabat.  

Martes 19 de Noviembre de 2013

Cuando procesó a doce personas como integrantes de la banda de Delfín David Zacarías, apresado en una quinta de Funes hace dos meses con 300 kilos de cocaína, el juez federal Carlos Vera Barros dejó fuera de la organización a un empleado policial al que se le atribuía no sólo conformar el grupo de traficantes, sino también alertar a la banda de allanamientos venideros para evitar ser descubiertos. Se trataba de un empleado de la Delegación Rosario de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, el agente José Luis Dabat. El fiscal Juan Murray señalaba con énfasis que este policía es la persona que aparecía en las escuchas aludido con el sobrenombre "He Man". El magistrado no consideró entonces probada la relación del nombre y el apodo por lo cual le dictó falta de mérito al uniformado. Pero la aparición de evidencia hizo que Vera Barros cambiara la valoración.

Ahora el juez dio por probado que He Man es el oficial Dabat. Por eso le dictó el procesamiento por integrar la banda de narcotraficantes, dictó su prisión preventiva y le trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 20 mil pesos. Está detenido desde el sábado pasado. Lo único que el juez no le adjudicó es haber participado de las acciones para lavar el dinero que la banda obtenía del comercio de drogas.

Sus colegas. Para complicar a Dabat pesó la declaración de cinco camaradas que compartieron con él destino en la delegación de Drogas de la Federal ubicada en Francia al 1200. Todos ellos, entre los que se encontraba su jefe, Diego Brunetti Campos, señalaron que a Dabat se lo reconocía por el apodo "He Man". El abogado de Dabat había planteado que su cliente tenía otro apodo y que su único contacto con Zacarías es que tenía un auto trabajando para Frecuencia Urbana SRL, la flota de remises que Delfín tiene junto a su esposa en Granadero Baigorria. Pero el señalamiento de los demás policías gravitó en que el juez, como le había pedido el fiscal, revocara la falta de mérito.

El 5 de septiembre a la mañana en un operativo encabezado por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, fuerzas federales entraron en una casa de Las Achiras 2528, en Funes. donde funcionaba una cocina de cocaína. Allí fue apresado Zacarías, de 48 años, con 300 kilos de cocaína y 400 litros de precursores químicos. Hubo además otros 14 allanamientos en Rosario, Capital Federal y el conurbano que arrojaron la detención de otras 13 personas, de los cuales cuatro son familiares de Delfín. Le llamaron Operación Flipper.

La misma noche en que fue apresado, y debía estar incomunicado, se captaron llamadas que Zacarías hizo desde la Alcaidía Mayor de la Jefatura de Rosario, situación que luego motivó una requisa de su celda para despojarlo de su celular. En esas llamadas Zacarías le pide a alguien que avise a Gonzalo que vaya a la casa de "He Man". Para el fiscal Murray el primer aludido es Gonzalo Jaime, ex pareja de Flavia Zacarías, hija de Delfín, también procesada. El segundo referido es el propio Dabat y evidencia el rol del policía en el grupo.

El patrón y el chofer. También quedó en evidencia, por las escuchas, que el día de la Operación Flipper Gonzalo Jaime buscaba a una persona apodada He Man. Que al no encontrarla, para localizarla, acudió a un hombre llamado Alejandro Torres quien, según las llamadas interceptadas, tiene un "patrón" que vive en la calle San Patricio.

Esos datos dispersos significaban poco. Pero cobraron valor cuando, al ser indagado, el agente Dabat afirmó que él poseía un remís en la empresa Frecuencia Urbana que le manejaba un chofer llamado Alejandro Torres. Dabat confirmó además que su domicilio quedaba en la calle San Patricio.

Otra pieza que complicó a Dabat es Ruth Castro. Ella es la ex pareja de Joel Zacarías, hijo de Delfín. A la mujer se la vinculó a la banda por recibir un mensaje de "He Man" para advertirle que cierren "las persianas" de los búnkers de "La rubia" porque iban a ser allanados. Castro, sostuvo el magistrado, transmitió ese mensaje a Zacarías para que le avise a alguien (presumiblemente una mujer llamada Olga Medina) que cerrara un quiosco de drogas.

Durante la indagatoria Dabat dijo que no era apodado He Man y que sólo conocía a Ruth Castro porque ella pasaba a cobrarle por el uso de la frecuencia de la remisería. Vera Barros ahora juzga que tales planteos eran afirmaciones sin sustento para desligarse de la acusación y mejorar así su situación procesal. Para el juez el rol del policía Dabat en la organización era, como sostenía Murray desde el principio, brindar datos de fundamental importancia. "Tanto es así que la información que suministraba en el mes de junio del corriente año sirvió para frustrar una serie de allanamientos en búnkers del barrio La Cerámica", redactó en su resolución.

Alerta. Cuando procesó a las otras 12 personas por integrar la banda de Delfín, el juez Vera Barros dijo no tener certeza de que el policía Dabat fuera el He Man que ponía en alerta al grupo sobre las acciones policiales en su contra.

Eso cambió, entre otras cosas, con los aportes de sus propios compañeros de fuerza, que dijeron que He Man era su alias de siempre. El juez ahora le asigna ser organizador de las materias primas para fabricar los estupefacientes y la tenencia de esa sustancia para comercializarla. El hecho de ser funcionario policial y haber actuado en un grupo de más de tres personas agrava la imputación.

Como el dibujito

“Ya no se puede desconocer que el llamado He Man es el oficial de la Policía Federal José Luis Dabat”, señaló el juez Vera Barros. A qué se debía el alias de Dabat fue explicado por uno de sus camaradas. “Tiene el pelo castaño claro y en su momento lo usaba largo con un corte tipo carré, por eso el apodo, por el dibujito animado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS