Edición Impresa

Peligra la tregua en Gaza y Hamas rechaza desarmarse

“Las armas de la resistencia son sagradas. No aceptaremos que estén en la agenda”, declaró Meshaal desde el exilio en Doha

Sábado 30 de Agosto de 2014

Las perspectivas de un cese del fuego durable en Gaza entre israelíes y palestinos fueron desestabilizadas ayer luego de que el líder de Hamas rechazara las peticiones israelíes de desarme del grupo palestino. “Las armas de la resistencia son sagradas. No aceptaremos que estén en la agenda”, declaró Meshaal desde el exilio en Doha, en referencia a las negociaciones previstas para el acuerdo de cese el fuego instaurado el martes y en las que se busca un compromiso durable entre beligerantes con exigencias diametralmente opuestas.

   La desmilitarización de Gaza es un imperativo para Israel. Es “la única vía hacia la paz”, sostiene el sitio web del ministerio de Relaciones Exteriores, que cita al jefe de la diplomacia Avigdor Lieberman. Este asunto hace parte de los temas en discordia que complicaron los esfuerzos durante varias semanas de negociaciones auspiciadas por Egipto para lograr el cese del fuego entre el ejército israelí y Hamas, que controla el enclave palestino.

   Al igual que este movimiento islamista, sus aliados de la Yihad Islámica aseguraron no tener ninguna intención de renunciar a las armas, una exigencia primordial de Israel. “Incluso durante la batalla, nunca cesamos de producir armas y redoblaremos nuestros esfuerzos con el objetivo de prepararnos para la próxima etapa, que será —eso esperamos— la batalla por la libertad”, exclamó el portavoz de este grupo, Abu Hamza, mientras miles de combatientes participaban en un desfile militar en Gaza.

   Los milicianos desfilaron con ropa militar y armas de asalto, así como con todo tipo de cohetes, como los lanzados contra Israel durante los 50 días de conflicto. “Confirmamos la santidad de las armas de resistencia, y nuestra adhesión a ellas”, añadió el vocero de esta organización de inspiración iraní, segunda fuerza de combatientes en Gaza por detrás de Hamas.

   La Yihad Islámica, que también participó en los combates contra Israel y en las negociaciones, aseguró ayer haber perdido 121 soldados.

   El acuerdo de tregua no se hizo público. Nuevas negociaciones deben celebrarse dentro de un mes, con el objetivo de alcanzar un acuerdo para que las armas no vuelvan a escucharse en un territorio que ha experimentado tres guerras en seis años. Estas negociaciones abordarán temas más difíciles, como la desmilitarización de Gaza, la reapertura del aeropuerto del territorio o la liberación de presos políticos solicitada por los palestinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario