Edición Impresa

Los récords más insólitos registrados por Guinness

Domingo 15 de Septiembre de 2013

La nueva edición del libro del Récord Guinness 2014 ha revelado una serie de fotografías con las marcas más asombrosas recopiladas en estos últimos meses, entre las que se encuentran un perro que es capaz de caminar sobre la cuerda floja, el auto más pequeño, y la distancia más larga recorrida por una cabra en monopatín

   Así, han certificado para la empresa que colecciona marcas mundiales el perro más pequeño, llamado Milly, una hembra de chihuahua de Puerto Rico que mide 10 centímetros; el burro más chico, KneeHi, que tiene una alzada de 64 centímetros y vive en Gainesville (Florida,EEUU), y el auto más chico apto para circular en ruta, que mide 64 centímetros de alto y 61 de largo, y lo usa Austin Coulson en EEUU.

   La banda de percusionistas austríacos Drumartic ha construido la batería más grande del mundo: mide 6.5 metros de alto y 8 metros de ancho y requiere de cuatro personas para ser ejecutada. La empresa Zollner Elektronik AG, Alemania, armó el robot más grande que puede caminar: mide 15,69 metros de largo y 8,17 de alto.

   Ozzy, un border collie de Norfolk, Inglaterra, es el perro más rápido sobre la cuerda floja: recorrió 3,5 metros en 18 segundos. Por su parte, Happie, una cabra de Fort Myers, de Florida (EEUU), recorrió 35,97 metros en 25 segundos subida en un monopatín.

   Entre la gente que plasmó marcas extrañas está la alemana Julia Plecher, quien recorrió con zapatos de tacón 100 metros en 14,531 segundos, mientras que la contorsionista británica Leilani Franco es la más rápida trasladándose con la espalda doblada el revés: tardó 10,05 segundos en recorrer 20 metros.

   Si de exageraciones se trata, el alemán Didi Senft dio la nota construyendo una bicicleta con ruedas de tres metros de diámetro. La moto más grande apta para viajar (mide cinco metros de alto) la hizo el italiano Fabio Reggiani. El aparato fue usado en una carrera de 100 metros en Montecchio Emilia (Italia).

   El británico James Brown saltó al libro de récords por su colección de aspiradoras: 322 aparatos de distinto tipo de aspiradoras, la mayor colección del mundo, mientras que Steve Sanswee atesora en su rancho Obi-Wan, en el norte de California (EEUU), la mayor colección de artículo de la saga fílmica Star Wars, con 300 mil objetos.

   Sin embargo, el récord más asombroso (pero que no figura en el Guinness) se constató por estos días, cuando El Yide, un niño chino de cinco años apodado Duoduo, completó 35 minutos de vuelo piloteando sin ayuda un avión ultraligero que su padre mandò a adaptar para la prueba, que llevó a cabo en compañía de un experimentado piloto.

   La hazaña se concretó el sábado de la semana pasada en Beijing. Duoduo había entrenado durante 20 días en el club de vuelo en la provincia de Hebei, y fue acompañado por un instructor durante el vuelo al que asistieron los medios de comunicación chinos. El niño apenas llegaba a los pedales en la cabina, pero dijo que se divirtió con la experiencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS