Edición Impresa

Los jóvenes ven poco cine argentino porque no se enteran de los estrenos

Una encuesta oficial en todo el territorio reveló que falla la estrategia sobre el lanzamiento de los nuevos títulos. ¿Un problema de calidad, de distribución, de estéticas y preferencias del público?  

Lunes 07 de Octubre de 2013

El cine argentino creció exponencialmente en volumen de producción en la última década. Hoy se estrenan unas 120 películas por año. Pero las que obtienen visibilidad masiva, sin embargo, se cuentan con los dedos de una mano. ¿Un problema de calidad, de distribución, de estéticas y preferencias del público? El cine nacional ¿ es Ricardo Darín y Guillermo Francella dependiente?

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina indagó sobre el vínculo existente entre los jóvenes y el cine nacional. En una encuesta desplegada en todo el territorio entrevistó a 1.500 jóvenes de entre 16 y 25 años de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario y Ushuaia. Entre noviembre de 2012 y julio de 2013. Fueron entrevistas personalizadas y grupales.

A los jóvenes les gusta el cine, han visto entre 10 y 15 películas anuales por televisión, el 90 por ciento vio en el año al menos una película por internet, pero sólo 7 de cada 10 fueron al cine (en el año), y dos veces de promedio. ¿Cuál es el valor principal de un filme, que "divierta y emocione"? El terror y la acción son lo géneros preferidos entre los más chicos (menores de 19) y la comedia y el drama, en los más grandes.

Sin embargo, a la hora de elegir el "cine nacional", la mitad de los jóvenes que fueron al cine en el último año no vio ninguna película argentina. Y entre los que vieron más de 15 películas por TV (último año) sólo eligieron una argentina. Y peor aún, entre los jóvenes que vieron entre 10 y 15 películas en el año por internet, ninguna fue argentina.

¿Por qué?, "porque no los atrapan, no los entretienen y no se enteran de la existencia y exhibición de películas nacionales", se sostiene. La enorme encuesta nacional de 1.500 casos supo detectar otros "motivos" que explican el bajo atractivo del cine argentino entre jóvenes: "No consigo quien me acompañe a ver cine argentino; son muy iguales; no hay cines cerca de mi casa que pase esas películas", y el motivo más disparatado de todos lo dio un significativo 1,5 por ciento de los entrevistados, "son en blanco y negro".

Para que las películas argentinas se encuentren con más jóvenes, según ellos, deberían tener, principalmente, "más publicidad y difusión, y mejores argumentos". También, en las entrevistas grupales de la mega encuesta surgió que "al cine nacional se le está yendo la mala fama porque últimamente está mejorando mucho". Y por último, "necesito que el cine argentino me de una razón para ir a verlo".

El trabajo que produjo la Academia de Cine fue presentado en Buenos Aires por su presidente y director cinematográfico Juan José Campanella y por Axel Kuschevatzky, especialista de Telefe, productor, y vocal en la comisión directiva de la Academia. Todo bajo la coordinación de Roxana Morduchovizc, coordinadora de los jóvenes y el cine nacional de la Academia de Cine.

Escasa publicidad. "El fuerte apoyo a la producción de cine nacional no pone en acento en la publicidad y en los lanzamientos de las películas", analizaron Campanella y Kuschevatzky, para entender, en parte, por qué las películas argentinas no llegan a los jóvenes.

Mirando los números de la encuesta, el exitoso Campanella propone una hipótesis de trabajo para mejorar la llegada de la producción argentina al público. "Mi idea es empujar publicitariamente en su lanzamiento a las películas que son consideradas buenas o muy buenas, que son populares en su concepción y no festival o para un público específico" abundó. Según el director de "Metegol", es esa la franja la que hay que promover en sus lanzamientos "para que logren masa crítica al principio y luego las impulse el boca a boca". Y dio un ejemplo, "Infancia clandestina". Siempre según Campanella, los casos de las películas calificadas como "excelentes" no necesitan ayuda especial, hacen números masivos por su propia promoción, ni las que la gente considera malas, "porque en ese caso tampoco se logrará que un público masivo pague una entrada para verlas".

"Después de 20 años ya me doy cuenta por la reacción de la sala, y compruebo que hay una decena de películas argentinas que podrían llegar a los 200 o 300 mil tickets y no llegan porque los jóvenes ni se enteran de su existencia", valoró Campanella en la presentación de la encuesta en una sala de la productora Metrovisión en el barrio de Chacarita de la Capital Federal.

El impacto de la web. Otro debate sobre los mecanismos de visualización de películas es la cuánto tienen que ver o no las redes sociales. "En general hay una tendencia a la sobrevaloración de las redes sociales. El que tiene Twitter se cree que todo gira alrededor del tuit, pero resulta que hay 200 mil cuentas en todo el país y no eso no mueve casi nada, al menos en el rubro cine. Vemos que los canales de televisión de aire siguen siendo los traccionadores principales", analizó ante un pequeño grupo de periodistas especializados —incluido La Capital— el presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina.

Tanto Kuschevatzky como Campanella, de todos modos, están convencidos que el cine nacional necesita un empujón fuerte en el lanzamiento pero que luego "el boca a boca es inapelable, el público decide". Y agregaron que "la dispersión es muy grande, tanto en el mundo entero como en la Argentina, y ése es un problema sin solución por ahora".

Entre las varias frases detectadas en las entrevistas con jóvenes realizadas en distintas ciudades de la Argentina apareció: "Para ser argentina (la película) está bastante bien". ¿Colonización cultural?, los especialistas no arriesgan una respuesta definitiva, reconocen la impresionante hegemonía del cine estadounidense y apuntan que en otros países suele ocurrir algo similar (respecto del prestigio del cine nacional).

Sobre el final de una extensa conversación para evaluar la encuesta nacional sobre consumo de cine argentino por parte de los jóvenes, Campanella encontró una síntesis: "Para que los argentinos elijan una película argentina es como cuando compran un auto usado, lo hacen ver por 15 mecánicos y por 10 amigos antes de tomar la decisión. En cambio, deciden ver una comedia norteamericana sin ningún preámbulo, y aun sabiendo que es mala".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS