Edición Impresa

Lo balearon en las piernas cuando estaba con amigos frente a su casa

Un chico fue baleado la tarde de ayer en las escalinatas de un edificio del macrocentro de la ciudad, lugar en el que vive junto a su familia desde hace sólo un par de meses. Emanuel V., de 17...

Jueves 24 de Octubre de 2013

Un chico fue baleado la tarde de ayer en las escalinatas de un edificio del macrocentro de la ciudad, lugar en el que vive junto a su familia desde hace sólo un par de meses. Emanuel V., de 17 años, estaba sentado allí con un grupo de amigos y terminó con sus dos piernas perforadas por balas calibre 9 milímetros e internado en el Hospital de Emergencias. Según declaró la víctima a la policía, el hecho sucedió cuando dos hombres bajaron de un auto y pretendieron robarle la billetera.

A las 16 de ayer Emanuel se encontraba junto a cuatro amigos en las puertas del edificio de Cochabamba 49 donde reside, más precisamente en la entrada al local de planta baja que ocupa una veterinaria. Alrededor de las 16 llegó al lugar un Fiat Duna que circulaba por Cochabamba hacia el oeste y se detuvo a mitad de cuadra, en doble fila. En el vehículo iban tres personas, dos de los cuales se bajaron de modo violento y se dirigieron directamente hacia el grupo, a cuyos integrantes comenzaron a increpar a los gritos y apuntando sus insultos sobre Emanuel. El tercer visitante, en tanto, quedó al mando del vehículo.

Armados. Al aproximarse al grupo, dijeron las fuentes, comenzaron a gritarle a Emanuel y a gesticular agresivamente mientras los amigos del muchacho permanecían inmóviles observando la escena. Según vecinos de la zona, segundos después la discusión se tornó inútil en palabras y se resolvió cuando uno de los recién llegados que profería gritos y amenazas desenfundó una pistola y arremetió a los tiros contra Emanuel V.

Luego de los disparos, al menos dos, los agresores subieron al auto y huyeron en dirección oeste por calle Cochabamba que, a esa altura, es doble mano. Después el vehículo dobló por Necochea al norte y emprendió la fuga a toda marcha.

En tanto, en el grupo agredido se generó un desbande: dos muchachos corrieron hacia el este y otros se quedaron atendiendo a Emanuel. Al menos dos proyectiles penetraron en la pantorrilla derecha y en el muslo izquierdo del chico y una vez que se aclaró la situación la víctima fue trasladada por sus familiares al Hospital Provincial, de Alem y 9 de Julio.

Increíble. Según las fuentes, el chico perdió mucha sangre y eso quedó reflejado en la escalinata del negocio y del edificio frente al cual ocurrió el ataque. También allí los pesquisas levantaron dos vainas servidas de calibre 9 milímetros. "Dicen que les robaron 1.500 pesos, pero es difícil de creer", comentó un antiguo vecino del lugar y en ese mismo sentido se explayaron los policías.

En ese sentido, los vecinos que observaron la escena desde cierta distancia sostuvieron que en ningún momento los atacantes les habrían pedido pertenencias o dinero al grupo donde estaba Emanuel y que lo que se observó fue una discusión. "Acá las cosas están mas o menos claras, me parece que los muchachos que estaban sentados les debían algo a los otros. Eso contaron después, y lo arreglaron así, por que si lo querían matar le tiran a la panza", comentó un vendedor ambulante que para cerca del lugar.

Una versión indicaba que la familia de Emanuel es oriunda de la zona sur de la ciudad y que llegó al barrio hace dos meses, sin embargo cuando se produjo el hecho se aproximaron al lugar un sinnúmero de adolescentes que viven en las cercanías y dijeron conocer al chico, a quien llamaban "Ema".

Una vez ingresado al hospital el joven fue atendido en la guardia pero, según las fuentes, se habría retirado sin obtener el alta médica definitiva. Aunque se pensó que el muchacho habría dado otro nombre al ingresar a la guardia del centro asistencial, más tarde fue localizado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez donde quedó registrado con su nombre.

Finalmente, los pesquisas de la seccional 4ª que actúan por jurisdicción, recorrieron la zona recabando datos entre posibles testigos que puedan haber visto el vehículo y a los agresores para así comenzar las investigaciones tendientes al esclarecimiento de algo que por ahora parece oscuro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS