Edición Impresa

Incautaron en prisión teléfonos de Zacarías

Agentes de Gendarmería Nacional allanaron ayer la celda del pabellón de la alcaidía de Jefatura donde se encuentra detenido Delfín David Zacarías, el hombre apresado hace 9 días en una casa de Funes en la que se incautaron 300 kilos de pasta base y clorhidrato de cocaína además de unos 400 litros de precursores químicos utilizados para la fabricación de drogas.

Sábado 14 de Septiembre de 2013

Agentes de Gendarmería Nacional allanaron ayer la celda del pabellón de la alcaidía de Jefatura donde se encuentra detenido Delfín David Zacarías, el hombre apresado hace 9 días en una casa de Funes en la que se incautaron 300 kilos de pasta base y clorhidrato de cocaína además de unos 400 litros de precursores químicos utilizados para la fabricación de drogas.

Los agentes de verde llegaron a media tarde con una orden emitida por el juez federal Carlos Vera Barros y tras acceder al a celda en la cual están Delfín Zacarías y su hijo Joel, de 21 años e inculpado de integrar la banda narco liderada por su padre, incautaron dos teléfonos celulares con los cuales el hombre habría estado comunicándose con familiares y allegados desde el momento de su arresto.

El procedimiento fue confirmado ayer por altas fuentes de Jefatura mientras que el abogado de la familia Zacarías, Fernando Sirio, dijo desconocer la medida y sostuvo que desde que fue apresado su cliente nunca se comunicó por vía telefónica con él ni con su estudio jurídico.

Cocina y excusas. Zacarías fue apresado por agentes de la Policía Federal a primera hora de la mañana del jueves 5 de septiembre en una residencia de Las Achiras al 2500, en Funes. Allí se secuestró pasta base y cocaína además de precursores químicos. Fue un procedimiento encabezado por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien dijo que se estaba ante la cocina de drogas más grande del país.

En su descargo ante la Justicia, y mediante tres cartas de puño y letra que mandó a los medios de comunicación, el hombre que estaba siendo investigado por la Secretaría de Delitos Complejos de la provincia por su exponencial crecimiento económico dijo que esa casa no era de él y que sólo había llegado hasta allí llevando unos 30 bidones en un trabajo de flete que había contratado un tal Hernán de apellido polaco que desapareció en medio del operativo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario