Edición Impresa

Habitantes de Salta 2141 entraron a las torres siniestradas por última vez

Pablo y María Laura Martin pasaron la mayor parte de sus vidas en el edificio de Salta 2141. Su abuelo ya fallecido trabajó en los años 70 en el proyecto de construcción de las torres y su abuela...

Viernes 13 de Septiembre de 2013

Pablo y María Laura Martin pasaron la mayor parte de sus vidas en el edificio de Salta 2141. Su abuelo ya fallecido trabajó en los años 70 en el proyecto de construcción de las torres y su abuela, María Esther Cuesta, vivía en el tercer piso, donde murió el día de la explosión. Los hermanos vivieron allí hasta el 6 de agosto pasado — ella en el piso 9 de la torre 1 y él en la torre 3— y ayer, junto a otra decena de familias, fueron al operativo organizado para que los habitantes del edificio pudieran tener una última chance de retirar algunas de sus cosas antes de la demolición. Fotos, ropa o juguetes de los hijos fueron algunos de los elementos que cargaron en las valijas.

El operativo para los habitantes de la torre 1 se puso en marcha a partir de las 9 y la lluvia obligó a suspenderlo durante las primeras horas de la tarde. "Pudieron subir a los departamentos 13 personas y otras tres, si el tiempo acompaña, lo harán mañana (por hoy)", explicó el director provincial de Protección Civil, Aldo Fabucci, e indicó que fueron cuatro familias las que prefirieron no volver al lugar.

Ultima vez. Ayer era la última vez que María Laura Martin podía ingresar a su departamento del 9º piso. Ya lo había hecho y había logrado sacar "algunas cosas importantes". En cambio, fue muy difícil rescatar algo de lo que fue el hogar de su abuela, uno de los más afectados por la explosión.

"Ahora estamos acompañando a mi cuñada y esperando poder acceder con Pablo a nuestra casa por última vez, que está en la torre de atrás. Pero este no es un lugar cualquiera para nosotros. Todos vivíamos acá", dijo Claudia, esposa de Pablo, e hizo hincapié en que no se trataba sólo del edificio donde vivía toda la familia. "Mi marido va a cumplir este mes 36 años, de los cuales 33 los pasó acá", afirmó Claudia.

Alejandra Yiacomini también fue una de las que subió sobre una grúa para llegar a la que era su casa, en el 2º piso B, y pudo ver todo lo que su marido le había contado. "Vine porque necesitaba verlo y me convencí de que si hubiéramos estado adentro, era imposible sobrevivir, porque está todo quemado, todo es escombros, fierros y vidrios", relató al salir, llevando lo que había encontrado.

"Algo de ropa, una olla, no mucho, pero es lo mío", dijo al enumerar las cosas que había logrado meter en la valija. Si bien pasaron estos días en la casa de sus padres, ahora ya lograron alquilar un departamento. "Buscamos por el barrio, pero no encontramos nada. Ya hoy por suerte nos dan las llaves y nos mudamos", contó.

Operativo. Citados previamente, la gente se reunió desde las 9 en la carpa aún ubicada sobre calle Salta y fueron subiendo desde el exterior del edificio, a través de grúas y acompañados por personal especializado, de a dos personas por vez. "El objetivo es que puedan retirar alguna cosa de valor, fotografías, recuerdos o alguna ropa, pero no es una mudanza", dejó en claro el funcionario.

Si bien la mayoría fue con bolsos y valijas, algunos pudieron rescatar más cosas que otros. E incluso hasta hubo quien se animó a bajar sillas o pequeños muebles como mesas de luz. "La idea no es bajar muebles ni grandes electrodomésticos, sino apenas cosas que sean fáciles de trasladar", insistió Fabucci.

Lo cierto es que para hoy aún quedan tres personas por acceder a sus departamentos y todo depende de la lluvia. Del mismo modo, quienes vivían en la torre trasera del complejo también se acercaron ayer al lugar para preguntar cuándo será su turno. "Lo estamos programando y cuando se defina los vamos a citar como corresponde", explicó el responsable de Protección Civil.

En tanto, también detallaron que los vecinos de los edificios ubicados frente al siniestrado, en Salta 2146, pueden acercarse los miércoles, viernes y sábados, a partir de las 9, para ingresar a sus departamentos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS