Edición Impresa

Empleados del Bauen piden su expropiación

Los trabajadores del Hotel Bauen, de Buenos Aires, afirmaron ayer que es imposible que se produzca un desalojo del edificio y pidieron públicamente que los legisladores traten los proyectos de expropiación para poder continuar como cooperativa...

Jueves 11 de Septiembre de 2014

Los trabajadores del Hotel Bauen, de Buenos Aires, afirmaron ayer que es imposible que se produzca un desalojo del edificio y pidieron públicamente que los legisladores traten los proyectos de expropiación para poder continuar como cooperativa al frente del edificio.

"No es posible bajar las persianas del Bauen. Por nuestras convicciones que nos mantuvieron al frente del hotel desde hace 11 años y por los compromisos que tenemos como cooperativa", declaró a la prensa su vicepresidente, Federico Tonarelli.

La tensión que se vivió desde temprano respondió a que ayer se cumplió el plazo de la sentencia firme que la Justicia había dispuesto para el desalojo del edificio de Callao 360. Pero los trabajadores de la cooperativa Buenos Aires Una Empresa Nacional (Bauen) no sólo continuaron trabajando normalmente sino que recibieron desde las primeras horas del día decenas de adhesiones y expresiones de solidaridad de fábricas recuperadas, legisladores y referentes de la economía social de todo el país.

Tonarelli pidió a los diputados "tratar en los próximos días los cuatro proyectos que ofrecen una solución para el Hotel Bauen, para que pase a manos del Estado nacional, mayor acreedor del hotel, y que el Estado recupere las instalaciones, se convierta en el titular del inmueble y con esta cooperativa encuentre la mejor alternativa para administrarlo".

El vicepresidente de la cooperativa dijo que "esta no es una nueva orden de desalojo. Sólo que hoy se cumplió el plazo para que los trabajadores dejen las instalaciones". Ante el vencimiento del plazo impuesto por el Juzgado Comercial 9, a cargo de Paula Hualde, Tonarelli aseguró que "vamos a seguir trabajando como siempre".

El Hotel Bauen se construyó con dinero público, otorgado por la dictadura cívico militar entre 1977 y 1978, que nunca fue devuelto al Estado nacional por los empresarios que lo edificaron.

En diciembre de 2001, los mismos empresarios que recibieron esos fondos provocaron el cierre del lugar, y dejaron en la calle a más de 100 familias. En 2003 el Bauen fue recuperado y desde ese momento es una empresa gestionada por sus trabajadores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario