Edición Impresa

El hombre que asesinó a su hija y a 6 nietos ya había matado a un hijo

El pueblo del norte de Florida ((EEUU) donde ocurrió la masacre no sale de su asombro. El homicida, que se suicidó, tenía antecedentes

Sábado 20 de Septiembre de 2014

El hombre que mató a su hija y seis nietos en la localidad de Bell, en el norte de Florida, el sureste de EEUU, había ido a prisión por matar de forma accidental a su hijo menor durante una cacería, según registros judiciales que se dieron a conocer ayer.

El autor de la matanza, Don Charles Spirit, había quedado libre en 2006 tras permanecer tres años en una cárcel de Florida por la muerte accidental de su hijo Kyle Spirit, de 8 años, en un caso en el que se declaró culpable de posesión de armas.

Spirit, padre y abuelo de 51 años, se suicidó el jueves tras matar a su hija Sarah Lorraine Spirit, de 28 años, y a seis de sus nietos, que tenían entre 3 meses y 10 años de edad. El hombre tenía además otros antecedentes penales por diversos incidentes de violencia doméstica en el pasado.

Según explicó ayer el alguacil Robert Schult, la policía pudo hablar con Spirit después de que tuviera lugar el tiroteo, aunque decidió suicidarse antes de ser detenido por los agentes.

La localidad de Bell está situada en el norte de Florida, unos 50 kilómetros al oeste de la ciudad de Gainesville, y cuenta con unos 350 habitantes.

Los vecinos aún están conmovidos por el suceso. El alguacil Schultz recordó que Spirit había llamado a los servicios de emergencia para avisar que había habido un tiroteo, pero cuando las autoridades llegaron a la casa, ya se había suicidado luego de matar a las demás personas.

Sin embargo, el homicida había advertido en una llamada anterior que planeaba hacer daño a otras personas y a sí mismo.

"Nunca había visto algo como esto. Este condado, esta comunidad va a quedar devastada. Es un pequeño condado, todos somos familia acá", dijo el sheriff de la zona ubicada en el norte de Florida.

"El sospechoso tiene un frondoso historial criminal", dijo Schultz, quien no ofreció mayores detalles, como las armas usadas por Spirit, alegando que la investigación continúa.

"Hay cosas en la vida que se pueden explicar, y otras que no. Esta es una de las que no se pueden explicar", agregó, visiblemente apesadumbrado el alguacil.

La hija del homicida, Sarah Lorraine, había estado en libertad condicional por un gran robo del que formó parte en 2013.

Don Spirit tenía antecedentes penales en Tampa, donde fue detenido en 1990 en una orden de arresto por un delito grave. También fue detenido por agresión, por cargos de narcotráfico y por privar a un niño de alimento y refugio.

En 1998, Spirit había sido condenado por tenencia de marihuana.

El episodio revivirá el inoxidable debate sobre la tenencia de armas en Estados Unidos, donde 11.000 personas fueron asesinadas con armas en 2011, según cifras del FBI.

Los activistas a favor del control de armas enfrentan a un poderoso lobby que se opone a cualquier restricción de la segunda enmienda de la Constitución estadounidense, que protege el derecho a portar armas.

En Florida, uno de los estados más poblados de Estados Unidos, más de un millón de personas tienen permisos para llevar armas. Los incidentes con resultados mortales debido al uso de armas en medio de discusiones familiares no son raros en Estados Unidos. En julio, un hombre mató al menos a seis personas, la mayoría niños, al abrir fuego durante una pelea doméstica en las afueras de Houston (Texas).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario