Edición Impresa

El Concejo vuelve a debatir sobre los locales de diversión nocturna

En 20 días, la comisión de Gobierno citará a dueños de boliches y bares para acordar nuevas formas de funcionamiento.

Lunes 09 de Septiembre de 2013

El Concejo Municipal volverá a citar en unos 20 días a bolicheros, gastronómicos e inspectores municipales para revisar la ordenanza que regula la actividad nocturna. La norma, aprobada en 2001, hace tiempo viene cosechando críticas, tanto de empresarios, como de funcionarios, jóvenes y vecinos de esos locales. La idea es que todos los sectores puedan hacer sugerencias para contar con un nuevo marco legal a partir de noviembre, cuando se incrementa la actividad de bares y discos.

Así lo advirtió la titular de la comisión de Gobierno del Concejo, Daniela León. "La ordenanza 7.218 quedó absolutamente fuera de contexto y es necesario aggiornarla a la nueva modalidad de diversión que eligen los jóvenes en la ciudad", apuntó la edila radical.

Menores de edad concurriendo a boliches de mayores, bares que se convierten en confiterías bailables, enfrentamientos a la salida de algunos locales de diversión nocturna y las quejas de los vecinos de esos locales son postales frecuentes de las noches de diversión rosarina.

El jefe de los inspectores nocturnos del municipio, Miguel Peronja, advirtió la semana pasada sobre el crecimiento de la conflictividad. Sin medias tintas, el funcionario señaló que "se vive el momento más complicado de los últimos 20 años", como publicó La Capital en su edición de ayer.

Hace dos sábados, a las 18.45, el automóvil del funcionario recibió cuatro balazos. El coche estaba estacionado en la puerta de su casa en Uriburu y Alem y los disparos se hicieron desde una moto. Para Peronja, el ataque puede relacionarse con su función al frente del turno noche de la Dirección de Inspección municipal.

"En los últimos meses aumentó la conflictividad. Esto se debe a que hay un gran atraso en la ordenanza que regula la noche. Necesitamos una nueva regulación que fije pautas claras sobre los rubros, horarios de cierre y eliminar conceptos difusos", apuntó.

Cuatro puntos. León también señaló la necesidad de modificar la ordenanza. Sobre todo, en cuatro puntos que juzgó "centrales": la situación de los bares con amenización musical (donde si bien está prohibido habitualmente se baila y no tienen las mismas exigencias de seguridad que las confiterías bailables), los denominados after hour (que funcionan entre las 5 y las 10), las discos para menores y el horario de cierre de los boliches.

Puntos que actualmente complican la fiscalización y el correcto funcionamiento de esos espacios.

"Hemos realizado reuniones con bolicheros y gastronómicos y la idea es avanzar en una nueva reglamentación más aggiornada a la realidad que se vive en los locales nocturnos y la modalidad de esparcimiento de los jóvenes", apuntó la presidenta de la comisión de Gobierno.

Por eso, en unos 20 días concejales, funcionarios municipales y los titulares de las cámaras de agrupan a los dueños de los locales volverán a encontrarse para intentar acordar un nuevo marco para el funcionamiento de la diversión nocturna.

La idea es consensuar un proyecto que pueda formalizarse a partir de noviembre, fecha en la que se incrementan las salidas y los locales de esparcimiento ven crecer su público.

Con historia. La necesidad de imprimir nuevas reglas al funcionamiento de la noche rosarina no es un tema nuevo. A fin del año pasado, fue la intendencia la encargada de advertir sobre la necesidad de rever la ordenanza 7218 y endurecer las sanciones a aquellos boliches que cometen faltas reiteradas.

Por esa misma fecha, en el Concejo se creó una comisión especial para proponer cambios en esa reglamentación. Hubo algunas reuniones con funcionarios del área de Inspección municipal, con autoridades de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y con referentes de la cámara que agrupa a las confiterías bailables.

Además se presentaron dos nuevos proyectos, uno de León que autoriza la apertura, en determinados días y horarios, de boliches para menores y otro de Jorge Boasso para reglamentar el funcionamiento de los pubs. La discusión recién está comenzando.

También para los juegos mecánicos

La titular de la comisión de Gobierno del Concejo Municipal, Daniela León, advirtió que la ordenanza 7.218, de espectáculos públicos, regula también el funcionamiento de los parques de diversiones. “A la luz de lo ocurrido, se necesitará también incrementar los controles técnicos en ese rubro”, sostuvo en alusión al incidente ocurrido el 10 de agosto pasado en el Internacional Park, que les costó la vida a dos adolescentes de 12 y 14 años oriundas de Rafaela.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS