Edición Impresa

Denuncian falencias en el proceso de selección de familias solidarias

Tras el caso de una nena de dos años que ya pasó por cuatro adaptaciones, una entidad advirtió que es complicado hallar a las personas adecuadas.

Sábado 14 de Septiembre de 2013

Una de las grandes dificultades que se deben salvar para asistir a los niños que no pueden vivir con su familia de origen es encontrar a las personas adecuadas para que se hagan cargo en forma temporaria, un deber que asumió el Estado. Junto con esto urge agilizar las adopciones. Estas dos cuestiones salieron a flote una vez más por el caso de un matrimonio que reclama la adopción de una nena que tuvo durante un año y medio en guarda y después se la quitaron.

Las dos cuestiones fueron señaladas por la titular de la Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar (Relaf), Matilde Luna, quien denunció que en la provincia de Santa Fe "aún hay cuestiones por mejorar en el programa Familias Solidarias, porque hay temas que no están funcionando como debieran".

En el marco de una charla con jueces, asistentes sociales, psicólogos y funcionarios de la Dirección provincial de Niñez, Luna señaló que en Rosario "hay personal con una formación interesante, lo que implica una oportunidad para mejorar las prácticas".

"Situaciones dolorosas hay en todos los países", subrayó luego, aunque prefirió no hablar del caso concreto de Rosario (ver aparte). Sin embargo, expresó que "por no haber tenido parámetros para la selección y preparación de las familias (solidarias) durante mucho tiempo llevará su tiempo ponerlos en práctica". A modo de metáfora expresó: "Es un momento de turbulencias, estamos cruzando el río pero hay que apostar a llegar a la otra orilla".

Sólo amor. "Antes se pensaba que con el amor era suficiente, pero no es así. Hay que tener en claro ciertos estándares para proveer lo que llamamos el cuidado alternativo", explicó la especialista en niñez que maneja directrices de Naciones Unidas sobre el cuidado general de los niños aprobadas en 2009.

"Cuando un niño no puede estar con la familia de origen, tiene derecho a que el Estado lo provea de otra familia que se haga cargo de su cuidado durante un tiempo", expresó. Luna fue contundente: "Estamos ante un cambio de paradigma y es importante que toda la sociedad entienda que una familia solidaria no es el ámbito adecuado para la adopción de ese niño, porque es necesaria una instancia transitoria para que el pequeño esté cuidado mientras se encuentra quién se hará cargo de forma definitiva".

En este punto aclaró que "no importa cuántas veces haya que cambiar de familia mientras se busque el bien del niño, que es el bien supremo". Aunque sin mencionarlo abiertamente, cuenta del caso local en el que una nena ya pasó por cuatro adaptaciones. "Recuerdo historias de chicos que atravesaron 4 o 5 situaciones de cuidado distintas, pero el niño era partícipe y los adultos sabían que hacer el cambio tenía que ver con su beneficio. Si estos cambios fueron hechos de manera razonable no me asusta, en el caso de que se busque lo mejor para el niño".

"Sabemos de la complejidad y que se pasa por situaciones muy dolorosas, pero tenemos la responsabilidad de hallar lo mejor para el niño", remató la especialista Luna.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS