Edición Impresa

Asesinaron a tiros a un muchacho cerca de un búnker de drogas en la zona sudoeste

Madrugada violenta en el barrio San Francisquito. La víctima tenía 22 años y habría ido a comprar estupefacientes con un amigo cuando fueron atacados. Otro hombre resultó herido en la mortal balacera...

Lunes 21 de Octubre de 2013

Un muchacho de 22 años fue asesinado de al menos cinco balazos ayer a la madrugada en el barrio San Francisquito, en la zona sudoeste de la ciudad. Al parecer, la víctima fue baleada desde una moto y como el hecho ocurrió en inmediaciones de un búnker de venta de drogas no se descarta su vinculación con una disputa entre soldaditos narcos. Sin embargo, según se desprende de las primeras informaciones oficiales, el joven asesinado podría haber sido ajeno a los motivos que desembocaron en la mortal balacera que terminó con su vida, ya que habría ido al lugar sólo para comprar droga.

Según fuentes policiales, el crimen de Alejandro Fabián Ojeda ocurrió el domingo, minutos antes de las 3 de la mañana, en Lavalle y Virasoro. Allí fue hallado por efectivos del Comando Radioeléctrico, tendido en la vía pública, el joven de 22 años con dos heridas de arma de fuego en el pecho y tres en la espalda. Junto a la víctima se encontraba un amigo de 19 años.

De compras. Según señalaron los voceros consultados, el amigo de Ojeda relató entonces a los uniformados que ellos habían ido en una moto hasta ese lugar para comprar droga en un búnker ubicado un pasillo de la zona, junto a las vías del ferrocarril Belgrano que corren entre Gálvez y Virasoro. Se trata de un boca de expendio que ya había sido derribada en anteriores oportunidades, una de ellas a fines del año pasado, y allanada en más de una oportunidad tanto por la policía provincial como por agentes federales.

Según ese relato, el chico de 19 años se adentró en el pasillo para ir hasta el quiosco mientras Ojeda se quedaba esperándolo en la calle. Entonces aparecieron dos hombres en una motocicleta y comenzaron a disparar sin mediar palabras.

El amigo de Alejandro contó que logró zafar de la situación y escapar de la balacera corriendo por las vías. Pero una vez que terminaron de escucharse los disparos regresó al lugar donde había dejado a su amigo.

Entonces, cuando se acercaba corriendo hasta donde estaba Ojeda, pudo ver que éste se estaba cayendo. El joven de 22 murió en el lugar y su crimen es investigado por la sección Homicidios y personal de la comisaría 13ª.

Herido. En el marco de la misma balacera resultó herido otro hombre que, según las primeras informaciones de la policía, no tendría nada que ver con Ojeda. Las fuentes lo identificaron como Pedro D., quien minutos después de las 3 de ayer fue internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

Según los voceros consultados, este hombre de 43 años relató que también se había acercado hasta el búnker que se erige junto a las vías con la intención de comprar drogas cuando "de la nada salieron estos tipos y comenzaron a disparar", señaló en alusión a los motociclistas que también habrían asesinado a Ojeda.

Según este relato, Pedro D. se arrojó cuerpo a tierra cuando comenzó la balacera, aunque no pudo evitar ser alcanzado por una o más balas en los glúteos. Al cierre de esta edición, según fuentes policiales, seguía internado y se recuperaba de las heridas sufridas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS