Edición Impresa

Afirman que la mitad de los accidentes al volante se deben al consumo de alcohol

En 2013 hubo 7.896 muertes en las rutas argentinas, y casi 700 se produjeron en Santa Fe. La ONG agrega que en primavera crece la estadística porque los jóvenes toman más.

Domingo 21 de Septiembre de 2014

Más de la mitad de los accidentes viales con muertos o heridos registrados en la Argentina están asociadas al consumo de alcohol, según alertó una ONG en su portal de Facebook.

La organización "Luchemos por la Vida" reveló cifras alarmantes del aumento de siniestros viales en los que el consumo de alcohol tiene un efecto determinante, con mayor incidencia entre los jóvenes.

En su portal de la red social Facebook, la mencionada ONG publicó un mensaje contundente: "Que disfrutes el Día de la Primavera. Pero tené en cuenta que el consumo de alcohol puede hacer que mates a alguien, o que te mates, conduciendo".

La advertencia se apoya en datos estadísticos certeros, porque el consumo de alcohol está presente en más del 50 por ciento de los siniestros viales con muertos o heridos.

La licenciada María Cristina Isoba, directora de investigaciones de la asociación, explicó que "lamentablemente la llegada de la primavera es motivo de un crecimiento de hechos dramáticos, porque los chicos y jóvenes consumen alcohol en sus encuentros, como parte de ritos culturales muy arraigados, y posteriormente llegan las consecuencias".

"En más de la mitad de los siniestros viales con muertos o heridos registrados en Argentina está presente el alcohol en las víctimas o en conductores que provocan muertes. Esto hay que decir, repetirlo, todas las veces que se pueda. La población debe entender que cuando consume alcohol sus facultades resultan afectadas, y manejar requiere de muchísimas variables", señaló la experta.

En ese marco, Isoba continuó manifestando que "al analizar la problemática entre los jóvenes, la sospecha es que resulta más alta la incidencia de alcohol", precisando que "de hecho el 54 por ciento de los muertos en hechos viales son personas menores de 35 años".

"Los jóvenes representan un segmento de la población en riesgo.

Mueren más jóvenes por episodios de siniestros viales que por cualquier otra causa en el país. Mientras, el consumo de alcohol es cada vez más intenso entre los jóvenes en los últimos años. No es un fenómeno nuevo, sino que viene de larga data. Algunos expertos mencionan que el abuso en el consumo de alcohol es tan profundo que buscan efectos tóxicos agudos, incluso perder la conciencia", dijo.

De acuerdo a los estudios de Luchemos por la Vida, el año pasado fallecieron 7.896 personas en hechos viales, con un promedio de un muerto cada 65 minutos.

La estadística afirma, también, que en el 47 por ciento de los hechos las víctimas mortales viajaban en autos, el 11 por ciento en camionetas, el 7 por ciento en micros y combis, el 26 por ciento en motocicletas y 9 por ciento en otros.

"Del total de muertos, el 27 por ciento tenía entre 13 y 25 años. En esa franja se encuentra la mayor cantidad de hechos donde la incidencia del consumo de alcohol es protagonista. Los jóvenes tienen menores enzimas metabolizadoras en el hígado, que está en pleno desarrollo. Por eso, el alcohol tarda más en resultar eliminado del cuerpo, entonces el efecto de toxicidad se mantiene por más tiempo", agregó.

Asimismo, la experta explicó que "el alcohol afecta el sistema nervioso central, y lógicamente esto tiene una incidencia directa al momento de conducir vehículos, aún en dosis relativamente bajas", destacando que "durante la conducción se deben tomar decisiones en microsegundos, y todo el tiempo, por lo que al tener la capacidad de reacción disminuida sube la posibilidad de que ocurran siniestros viales".

Síntomas de riesgo

Los primeros efectos psicológicos que se registran en el conductor que consumió alcohol o drogas ya son peligrosos, sostiene "Luchemos por la Vida". Las sustancias provocan rápidamente -sin que lo advierta el afectado, dice la ONG- desinhibición, aumento de la confianza, caída en los niveles de atención, todas conductas que motivan comportamientos de riesgo como aumento de la velocidad al conducir, sobrepasos audaces, etc.

La ONG promueve que a "ciertos comportamientos que atentan gravemente contra la seguridad vial y la vida de las personas en la vía pública" se los considere "delitos" más que "contravenciones o infracciones", como sucede "en los países avanzados".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario