Economía

Seducir al capital: una necesidad

Los argentinos tienen muchos ahorros fuera del país, los extranjeros quieren ingresar, ¿no será el momento de ofrecerles una estrategia atractiva? 

Domingo 11 de Julio de 2021

En la Argentina hemos probado combatiendo al capital, poniéndole muchos impuestos al emprendedor y expulsando inversiones. Hasta ahora nunca probamos con seducir al capital. Los argentinos tienen muchos ahorros fuera del país, los extranjeros quieren ingresar, ¿no será el momento de ofrecerles una estrategia atractiva?

La Argentina, desde 2015 a la fecha, experimentó una combinación de mayor endeudamiento y salida de dólares del país que la dejó en una situación muy vulnerable.

La relación deuda del sector privado, hogares y Estado sobre el PBI era del 74,2% en el año 2015 y pasó, al cuarto trimestre del año 2020, a 133,8% del PBI. El aumento de esta relación indica que estamos más endeudados, pero dicho financiamiento no generó una mejora de productividad de los factores en la economía argentina ni tampoco creció el PBI.

El mundo no muestra mejoras de productividad, durante muchos años la economía mundial vivió en un estancamiento secular, con tasas de interés negativas contra la inflación, no hubo mejora de productividad y convive con déficit fiscales abultados. Argentina no estuvo al margen de este proceso.

En Argentina la deuda externa pasó de U$S 167.412 millones en diciembre de 2015 a U$S 269.508 millones al primer trimestre de marzo de 2021. Esta deuda incluye deuda del Estado, Banco Central más privados. Vale aclarar que es deuda externa (deuda de argentinos con el exterior), no incluye la deuda interna.

Paralelamente a este aumento en el endeudamiento, hemos visto cómo han salido fondos de Argentina en igual período de tiempo. El sector privado mostró una posición de inversión internacional que, en su activo, pasó de U$S 246.203 millones a U$S 366.009 millones, entre diciembre de 2015 y marzo 2021. Esto implica que migraron de Argentina U$S 119.806 millones.

Con la combinación de datos de la deuda argentina con el exterior, el flujo de fondos de entrada y salida, más la evolución del PBI sacamos una serie de conclusiones que pasamos a comentar:

Conclusiones

Argentina necesita imperiosamente una mejora de la competitividad de sus factores, esto implicaría un mayor ingreso de capitales, que posibilite la generación de empleos de baja y alta calificación, y que el resultado de esta inversión sea positivo para el sector privado y el sector público.

Estamos ante la oportunidad histórica de generar un plan económico que posibilite la llegada de capitales argentinos que están en el exterior. Si hoy no vuelven y emigran es porque no somos atractivos, por lo tanto, hay que cambiar el plan, debemos seducir a los capitales. Pregonando suba de impuestos y más gasto público no vendrán a invertir al país.

El sector privado sigue con un bajo nivel de endeudamiento, mientras la deuda externa privada suma U$S 79.277 millones, la deuda del gobierno Federal y el Banco Central con el exterior suma U$S 190.230 millones.

Para crecer necesitamos más inversión privada, financiamiento a tasas razonables para los emprendedores, seguridad jurídica, flexibilización laboral, menos inflación y una moneda más estable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario