Economía

Pandemia: Argentina es líder en la adopción de políticas de género

A nivel mundial, el país se destaca por adoptar la mayor cantidad de medidas con perspectivas de género para afrontar la pandemia, según ONU Mujeres y Pnud

Miércoles 30 de Junio de 2021

La Argentina es el país que implementó la mayor cantidad de medidas con perspectiva de género en el contexto de la pandemia, según un informe elaborador por ONU Mujeres y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), que destacó el impacto de políticas públicas más universales, como la Tarjeta Alimentar, en la reducción de las brechas de desigualdad profundizadas en este contexto y como “una buena práctica que contribuye a la lucha contra el hambre y la pobreza”, que afecta especialmente a las mujeres e identidades disidentes.

Los números confirman ese señalamiento internacional. El 55,7% de las y los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) son mujeres, también el 95% de las beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de la Tarjeta Alimentar; el 67% de quienes reciben el Plan Potenciar Trabajo y el 67,7% de quienes cobran la jubilación mínima en Argentina.

Pero además, a lo largo de la pandemia se tomaron medidas para imprimirle buscar reducir la brecha de género en términos económicos en programas que fueron pensados en términos universales, tal como la implementación de un cupo para mujeres jefas de hogar con hijas e hijos menores y sin cotitular en el Programa Procrear, que ya se le otorgó a 7.359 beneficiarias; el programa Acompañar que provee por seis meses un salario mínimo a las víctimas de violencia; la ampliación de la cobertura de Potenciar Trabajo, que beneficia a personas -mayoritariamente mujeres- que realizan tareas de cuidados sociocomunitarios en comedores, merenderos y otros espacios, o también acciones como la deducción del impuesto a las ganancias para los gastos de guardería y jardines materno-paternales para pa/madres de niños/as de hasta 3 años.

"El 95% de beneficiarias de AUH y Tarjeta Alimentar son mujeres, y también el 55,7% de quienes recibieron el IFE "El 95% de beneficiarias de AUH y Tarjeta Alimentar son mujeres, y también el 55,7% de quienes recibieron el IFE

Ese conjunto de acciones que contribuyen a limar en parte las desigualdades entre varones y mujeres e identidades disidentes, fue la carta de presentación del presidente Alberto Fernández durante su disertación en forma virtual en el Foro Generación Igualdad 2021, la cumbre de género convocado por ONU Mujeres y organizado por los gobiernos de México y Francia, en colaboración con entidades de la sociedad civil y juventudes, que arrancó hoy en París y al que fue invitado por el presidente francés Emanuel Macron.

Según los números oficiales, el gobierno argentino destinó el año pasado $981.823 millones, que representa el 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB), al gasto en programas implementados en respuesta al Covid 19, mientras que el esfuerzo fiscal del paquete de asistencia y contención frente a la pandemia equivale al 6,6% del PIB.

Esas acciones, que incluyen medidas que ya existían como la AUH o el programa Procrear y otras novedosas -fundamentalmente orientadas a la dimensión de ingresos- como el IFE, no sólo impactaron positivamente en la población en general sino además que, por la caracterización de los y las beneficiarios/as, permitió reducir las brechas de desigualdad por cuestiones de género preexistentes.

https://twitter.com/WomenDeliver/status/1410270506209656838

“Logramos instalar desde el gabinete económico la agenda que muestra cómo la pandemia impacta de manera asimétrica entre varones y mujeres y cómo a ellas les cuesta más volver al mercado laboral”, indicó la directora nacional de Economía, Igualdad y Género en el Ministerio de Economía de la Nación, Mercedes D’Alessandro. “Esto se acrecentó con la pandemia y hay muchos obstáculos nuevos para que las mujeres vuelvan al mercado de trabajo”, agregó como una problemática que no sólo se da en la Argentina sino en el mundo.

En ese punto, resaltó como una acción urgente la definición sobre políticas públicas de cuidado, que quedaron expuestas en la cuarentena. “La agenda de cuidados por primera vez adquiere un rol importante y ya se está escribiendo el anteproyecto de ley de cuidados”, recordó D’Alessandro y valoró que “Argentina sea vista como una referencia en materia de género sobre todo en el contexto mundial de pandemia”.

"La pandemia impacta de manera asimétrica entre varones y mujeres, y a ellas les cuesta más volver al mercado laboral "La pandemia impacta de manera asimétrica entre varones y mujeres, y a ellas les cuesta más volver al mercado laboral

“Cuando se habla de género a veces se supone que son problemas de países ricos, que no tienen otras cuestiones por resolver y se ocupan de eso y de lo ambiental, pero con la situación de hambre y desocupación es muy bueno que no haya entrado en pausa, sino que avanzaron mucho, porque profundiza la desigualdad que enfrentan las mujeres”, agregó.

“Para nosotros es importante que hayan invitado al presidente al presidente al Foro en Francia porque es un reconocimiento al avance que tuvo la Argentina”, agregó la funcionaria.

image (17).jpg
La directora nacional de Economía, Igualdad y Género en el Ministerio de Economía de la Nación, Mercedes D’Alessandro.

La directora nacional de Economía, Igualdad y Género en el Ministerio de Economía de la Nación, Mercedes D’Alessandro.

Detalló además que en Argentina, el Estado tomó medidas “inéditas” en términos de magnitud y alcance y fortaleció programas preexistentes “con la finalidad de cuidar la salud, garantizar los ingresos y sostener el empleo”, que van desde las políticas que abarcan ingresos y protección social; trabajo y producción; infraestructura y conectividad; financiamiento e inclusión financiera; e impuestos más igualitarios.

Desde el gabinete económico recopilaron el conjunto de todas las políticas con perspectiva de género, algunas ya existentes y pensadas en términos universales, y otras pensadas especialmente para atender esa dimensión.

En materia de ingresos y protección social se destaca la ampliación de la AUH, que en un 95% es cobrada por mujeres o la Tarjeta Alimentar, destinada a la compra de alimentos que, en 2020 llegaba a 1,5 millones de personas y este año se amplió la cobertura a casi 4 millones de titulares de AUH. El 95% de las beneficiarias son mujeres y se trata de una medida que fue distinguida por la ONU como una “buena práctica para avanzar en el objetivo de ponerle fin a la pobreza, combatir el hambre, garantizar la seguridad alimentaria y reducir las desigualdades”.

También el programa Acompañar que asiste económicamente a víctimas de violencia de género o la ley de los 1.000 días que fue votada junto a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que extiende la Asignación por Embarazo de 6 mensualidades a 9, para abarcar la totalidad de la gestación y suma otros beneficios como pagos por nacimiento y adopción.

Además, entre los el gobierno encaró el reperfilamiento de deudas AUH, que a diciembre de 2019 tenían 1,9 millones de titulares es decir 78,4% de quienes perciben el beneficio o acciones destinadas a la "justicia menstrual" para el acceso a estos productos de uso femenino, enfocándolo desde el punto de vista económico y en términos de ingresos. "Siete de cada 10 mujeres debieron cambiar sus hábitos de gestión menstrual por la pérdida de ingresos y empleos en pandemia", indicaron desde el gabinete económico. Entre otras medidas, se incluyó a las toallitas femeninas y tampones en la canasta de Precios Cuidados lo que representó una reducción de su costo de entre 35 y 75% (respectivamente).

Por otra parte se implementaron reintegros por compras para hogares vulnerables tanto en almacenes y supermercados como farmacias, la ampliación de vademécum de medicamentos esenciales gratuitos, algo que redundó en beneficio de las mujeres ya que más de 3,1 millones de las personas afiliadas en el año, un 64% son mujeres.

En términos laborales se incorporaron beneficios para un segmento del mercado laboral altamente feminizado como el de las empleadas de casas particulares, para el cual se definió el cobro de un plus por antigüedad del 1%, y también orientados a promover en el ámbito del sector privado la participación de mujeres en cargos de dirección como el programa Argentinas al Mundo.

Un tema central que fue visibilizado por la pandemia fue el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado. Por eso, está hoy en la agenda urgente. En ese marco, más allá de la elaboración del anteproyecto de ley que está trabajando el Ejecutivo, este año en el presupuesto 2021 se destinó $833.500.000 a la creación de espacios de cuidados integrales para las mujeres.

Además, se incluyó la deducción de los gastos de guardería y jardines materno-paternales para pa/madres de niños/as de hasta 3 años que tributen el impuesto a las Ganancias y para las empresas, la posibilidad de deducir la carga fiscal por pago de honorarios de cargos jerárquicos en un 40% para mujeres y un 60% para personas trans.

También se promovió la inclusión financiera. Según datos que aportó la Dirección de Género de Economía, "entre abril y junio de 2020 se abrieron 4,8 millones de cuentas nuevas, mayormente vinculadas a la canalización de la asistencia social, en donde la mayor parte de beneficiarios/as son mujeres".

En Argentina no teníamos instrumentos reales con gestión feminista y hoy estos son debates novedosos para el Estado”, destacó D’Alessandro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario