Economía

"Las tarifas más caras vinieron para quedarse"

Aviano considera que la suba de precios mantiene quietos a los consumidores y reorganizando gastos después de pagar los servicios.

Domingo 14 de Enero de 2018

"Las tarifas más caras vinieron para quedarse, el consumidor va a tener que reeorganizar sus gastos familiares si todavía no lo hizo. Va a tener que hacerlo más tarde o más temprano porque el proceso de encarecimiento de los servicios continuará en 2018 y también durante 2019. El objetivo de subsidios cero en gas y energía eléctrica va a llevar a eso, a pagar en dos años el doble de lo que estamos pagando hoy y pensemos lo que hoy cuesta pagar la boleta de luz y de gas. En el tema de aguas va a ocurrir algo parecido", advirtió Juan Marcos Aviano, director ejecutivo del Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac), tras presentar el último relevamiento sobre precios que realizó la entidad de defensa de los consumidores en donde se expuso que una familia rosarina necesitó $28.081 en diciembre para cubrir los gastos de consumo en el hogar, es decir un 30,15% que un año atrás.

La suba de los precios en la ciudad estuvo impulsada durante los últimos meses del año pasado por el fuerte incremento de las tarifas de luz, agua y gas. El tarifazo se hizo sentir.

En el informe del Cesyac se detalla que entre los productos que mayor incremento registraron durante diciembre se destacan las frutas y verduras con subas del 5,14% y los productos de limpieza con un alza del 3,66%, mientras que las carnes se incrementaron 0,64%, el grupo de comestibles envasados 0,35% y bebidas 0,10%. Con respecto a los servicios hubo variaciones en la tarifa de gas un 43%; luz en un 12,44%, agua un 10%; prepagas en 6%; seguro del automotor 19,41% y combustibles 5,82%.

Aviano consideró que se generó un combo explosivo por los incrementos en servicios "que son un componentes importante de la canasta familiar", en referencia a los aumento de las cuotas de las prepagas, combustible, gas, luz, seguro automotor. "Se llegó a un encarecimiento de más de 800 pesos en el termino de un mes, se registró una variación muy fuerte y más alta de lo que se esperaba. Esta canasta en un año se encareció más de 6.500 pesos", resumió durante una conferencia de prensa que se realizó en la sede de la entidad.

El referente de los consumidores rosarinos explicó que el impacto de la suba de tarifas fue tal que obligó en Cesyac a cambiar la composición de índice de precios. Mientras que históricamente la componente servicios para el hogar representaba el 70% de los gastos de una familia tipo, hoy ese porcentaje subió 2 puntos.

Según detalla el informe, de los $28.081,51 que necesitó una familia integrada por cuatro personas para vivir durante diciembre, un 3,2% más que en noviembre. De esta forma el gasto para la compra de productos de consumo masivo se ubicó en $7.796,08 y para servicios básicos para el hogar $20.285.43.

Así, una familia que tiene un auto, paga medicina prepaga, sus hijos asisten a un colegio privado y son socios de un club necesitó por día casi mil pesos. Específicamente requirió $936,05 diarios, unos $259,87 para productos de consumo masivo y $676,18 para contratar los servicios.

El porcentaje de incremento de los precios relevado en la ciudad de Rosario se encuentra bastante alejado de la estimación de inflación del gobierno nacional, no obstante la cifra se acerca al costo de vida de los argentinos que publica la oposición en el Congreso sobre la base de mediciones de consultoras privadas y según se difundió ayer subió 24,6% durante 2017.

"En el tema de los alimentos, no aumentaron como en otros años pero aumentaron. Siempre los aumentos de principio de año nos tenían acostumbrados pero octubre, noviembre y diciembre en frutas y verduras y bebidas y productos de limpieza no hay motivo para una suba. Sigue faltando una decisión del gobierno de intervenir, en el sentido de generar algún tipo de acuerdo para que no haya abusos. Sabemos que son pocas las empresas que fabrican los productos de limpieza y bebidas que consumimos todos los días. Ahí hay que dar una vuelta de tuerca porque las perspectivas para este año arrancan con un aumento en el transporte, en cualquier momento suba del precio de los combustibles por el alza del precio del barril de petróleo, además del tema del dólar. Todo indica que el año va a ser complicado y la incógnita es cuando repercutirá en los precios interno este aumento del dólar del 15% que hemos tenido en los últimos días", detalló Aviano.

El titular del Cesyac consideró que la suba de precios mantiene en alerta al consumidor. "La percepción que uno tiene es de freno en el consumo. Hoy está todo muy inquieto y el gran tema es esperar a ver qué ocurre después de pagar las tarifas. En base a eso organizarse cómo comprar, dónde comprar, en qué gastar. No hay morosidad en el pago de los servicios pero eso no quita que la gente la esté pasando mal y reorganizando sus compras", puntualizó.

Aviano contó que en la entidad están recibiendo una mayor número de consultas por tarjetas de crédito, respecto a qué hacer con los pagos. "La gente tiene que empezar a regular eso porque comprar con crédito puede tener sus beneficios hoy pero sus perjuicios mañana", alertó.

Respecto al consumo de alimentos dijo que están observando, como los propios datos oficiales indican, que no hay crecimiento de consumo de carne vacuna en los kilos pero sí aumento en la carne de cerdo y pollo y de las harinas y señaló que "eso no es algo positivo para una dieta saludable, una alimentación equilibrada".

"Estamos en un momento de incertidumbre y el consumidor frena decisiones de consumo. Lo que necesita el consumidor para decidir es información cierta, confiable, y hoy no se la tiene. Hoy no sabemos cuánto nos va a venir de luz el mes que viene o cuánto va a ser la boleta de agua. Eso es un marco de incertidumbre hace que se posterguen decisiones de consumo y las expectativas no son buenas. Los índices de confianza del consumidor están indicando eso, las perspectivas económicas no son lo más favorables y por eso estamos en esta situación que hasta marzo o abril va a ser en este sentido, a esperar a ver qué pasa", precisó Aviano.


La canasta rosarina subió 30,15%

El relevamiento de los precios de diciembre permitió al Cesyac realizar un análisis sobre la variación interanual de la canasta rosarina. Los gastos de una familia tipo en diciembre de 2016 demandaban $21.575, mientras que diciembre del año pasado sumaban $28.081.

Si se desglosa por capítulo la suba es mayor en servicios para el hogar que en productos de consumo masivo. Mientras que en diciembre de 2016 los gastos de alimentación y limpieza insumían $6.460, en diciembre del año pasado representaron $7.796. Es decir que tuvieron una variación del 20,67%. En tanto, el costo de los servicios pasó de $15.115 a $20.285, un 34,21% más.

El informe detalla los incrementos total de los servicios durante 2017. El aumento anual de la luz fue de 98,17%, el gas 72% y el agua 70,30%.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario