Economía

Extienden la asignación por hijo a desocupados y empleados en negro

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto 1602 por el cual se extendió la asignación de 180 pesos mensuales a los hijos menores de 18 años de las familias de trabajadores desocupados o en negro. En caso de discapacidad, la protección será de por vida. La medida, que recoge parcialmente el reclamo de la oposición parlamentaria, la Iglesia y los gremios, significará un desembolso anual de 10 mil millones de pesos, a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés).

Viernes 30 de Octubre de 2009

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto 1602 por el cual se extendió la asignación de 180 pesos mensuales a los hijos menores de 18 años de las familias de trabajadores desocupados o en negro. En caso de discapacidad, la protección será de por vida. La medida, que recoge parcialmente el reclamo de la oposición parlamentaria, la Iglesia y los gremios, significará un desembolso anual de 10 mil millones de pesos, a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés). Permitirá incorporar más de 5 millones de nuevos beneficiarios al sistema, hasta alcanzar un objetivo de 12,9 millones.

El anuncio de la extensión de la asignación por hijo fue realizado sorpresivamente ayer por la presidenta antes de viajar a Chile. "No va a ser el fin de la pobreza pero confiamos que puede constituir un paliativo para los sectores que todavía no tienen la posibilidad de un trabajo decente", sostuvo la mandataria.

La asignación consistirá en una presentación monetaria no retributiva de carácter mensual, que se abonará a uno sólo de los padres, tutor, curador o pariente con consaguinidad hasta el tercer grado, por cada menor de 18 años que se encuentre a su cargo o sín límite de edad cuando se trate de discapacitado. En ambos casos, siempre que no esté empleado, emancipado o percibiendo alguna de las prestaciones ya previstas en la ley 24.714, que enmarca el régimen de asignaciones familiares.

La prestación se abonará por cada menor acreditado por el grupo familiar hasta un máximo acumulable al importe equivalente a cinco menores.

Como requisito para incorporarse a este beneficio el menor debe ser argentino, hijo de argentino nativo o por opción, naturalizado o residente, con residencia oficial en el país no inferior a tres años previos a la solicitud; acreditar la identidad del titular del beneficio y del menor, mediante el Documento Nacional de Identidad (DNI).

Acreditar también el vínculo entre quien percibirá el beneficio y el menor, mediante la presentación de las partidas correspondientes y en los casos de adopción, tutelas y curatelas los testimonios judiciales pertinentes. La acreditación de la condición de discapacidad será determinada a través del sistema de protección integral de personas discapacitadas (ley 22.431), certificado por la autoridad competente.

Hasta los 4 años de edad _inclusive_, deberá acreditarse el cumplimento de los controles sanitarios y el plan de vacunación obligatoria. Desde los 5 y hasta los 18 años, deberá acreditarse además la concurrencia de menores obligatoriamente a establecimientos educativos públicos

Caja de ahorro. El 80 por ciento del monto previsto se abonará mensualmente a los titulares de las mismas a través del sistema de pagos de la Ansés y el 20 por ciento restante será reservado en una caja de ahorro a nombre del titular en el Banco Nación.

En un acto en el Salón de las Mujeres de Casa de Gobierno, al que asistieron gobernadores, legisladores, dirigentes sociales y representantes de la Iglesia, la jefa de Estado subrayó que el anuncio se puede realizar porque se estatizó el régimen jubilatorio. "Si hubiéramos dejado esos recursos en manos de las AFJP, esos 9,9 mil millones de pesos hubieran sido para pagar comisiones, sueldos ejecutivos y otras cosas más", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario