Economía

Empresas de la región invirtieron u$s 30 millones en pandemia

Reunión de industriales del Gran Rosario con el ministro Matías Kulfas. Le plantearon una agenda productiva para consolidar el proceso de recuperación

Domingo 17 de Enero de 2021

La pandemia paralizó la actividad económica mundial como pocas veces ocurrió en la historia. Sin embargo, la profunda crisis que generó este desconocido escenario que llegó con la propagación del Covid-19 logró morigerarse —en muchos sectores productivos — y con el correr de los meses se despejó el camino, y soñar con el futuro promisorio se hizo posible. Como muestra del potencial de las industrias argentinas y las oportunidades que tiene el sector fabril santafesino en particular, un puñado de empresas del Gran Rosario realizó inversiones por más de 30 millones de dólares durante el complejo 2020.

La industria comenzó a mostrar signos de recuperación durante la segunda mitad del 2020 y las pymes santafesinas confirmaron una vez más que estaban dispuestas a dar batalla y sortear la crisis que se acrecentó con la pandemia, tras cuatro años difíciles para el sector productivo durante el gobierno de Mauricio Macri. La producción industrial en Santa Fe registró en noviembre del año pasado un incremento de 4,2% interanual, un indicador que refuerza lo que ocurrió en septiembre pasado y “permite augurar un sendero de recuperación”, señaló la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) en su último informe mensual.

El informe de actividad industrial que elabora Fisfe da cuenta de un fenómeno de incipiente recuperación que se viene experimentando a nivel nacional tras la crisis generada por el Covid-19. De hecho, los datos del Indice de Producción Industrial (IPI) que difundió el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) también mostraron que la actividad manufacturera alcanzó en noviembre los niveles prepandemia.

Durante un encuentro virtual que mantuvieron empresarios pymes santafesinos con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, se plantearon los engranajes necesarios para darle continuidad al despegue que comenzó a registrar el sector industrial, una recuperación que a los hombres del sector fabril les permite soñar con un desarrollo sostenido y planificar nuevas inversiones o abrir nuevos horizontes para hacer crecer los negocios.

La reunión se realizó el mismo día en que el Indec difundía los datos de utilización de la capacidad instalada de la industria y conocer esa cifra sumó una alegría más al encuentro. El indicador fue de 63,3% en noviembre, unos 2,6 puntos porcentuales más que el 60,7% de igual mes de 2019 y casi 3 puntos por encima de febrero pasado, antes de que se pusieran en marcha las medidas relacionadas con la pandemia de coronavirus.

"Estos son empresarios que invirtieron y hoy están acompañados por la Nación y la provincia "Estos son empresarios que invirtieron y hoy están acompañados por la Nación y la provincia

De esta forma, el uso de la capacidad instalada marcó en noviembre pasado su mejor resultado de los dos últimos años, al equiparar el nivel registrado en igual mes de 2018, cuando también se ubicó en 63,3%. Además, el nivel de uso maquinarias y equipos de noviembre pasado también estuvo 1,5 puntos porcentual por encima del 61,8% registrado en octubre pasado.

La mejora en el nivel de actividad de los últimos meses estuvo directamente relacionada con el levantamiento de las restricciones dispuesto para combatir la pandemia de coronavirus, lo que determinó que en abril el nivel de uso de la capacidad instalada se ubicara apenas por encima de 40%.

En ese encuentro del que participó LA CAPITAL, Hugo Menini, socio titular de Indupam; Gerardo Glusman, de Talleres Chicago y gerenciador de Verbano; Edgardo Geminelli titular de Genplast; Eduardo Cortizo de Jarama; Gustavo Canut de Motopart; Ernesto Willmott de UVC Soluciones; y Gabriel Fernández de AFG Ingenieria, expusieron ante Kulfas todo lo logrado durante el complejo 2020 y plantearon una agenda productiva que permita consolidar el crecimiento que experimenta el sector. Los empresarios destacaron el acompañamiento que realizaron desde las carteras productivas de la Nación y provincia.

Del encuentro participaron también el ministro de la Producción santafesino, Daniel Costamagna, y el secretario de Industria, Claudio Mossuz, además del asesor del ministro Kulfas, José Abelli.

En ese marco, Abelli —quien formó parte de la recuperación de muchas empresas santafesinas, incluso del rescate de la quiebra y la conformación como cooperativas— remarcó que “pymes del Gran Rosario invirtieron en plena pandemia 30 millones de dólares, sumaron personal y equipamiento”. En rigor, indicó que “la intención del encuentro es poner en valor a los empresarios que invirtieron y están acá, que se sientan acompañados por el Estado nacional y provincial”.

17_LC_75939991__25-06-2020__2.00x8.50.jpg
El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Costamagna resaltó que desde la provincia se está promoviendo la difusión de todos las herramientas que puso en marcha la Nación, y no solo para financiamiento, para que cada empresa de la provincia este al tanto de la oferta disponible y “sea una herramienta real”.

Kulfas, en tanto, destacó que se está trabajando mucho en restablecer la política industrial que “venía golpeada”. En ese sentido, dijo: “El ejemplo más claro es esto, aún en un año dificilísimo y una de las peores crisis que le tocó a Argentina y al mundo, hay empresas produciendo y por encima de los niveles de 2019”.

"Dio resultado restablecer la producción, desde agosto vemos una recuperación clara de la economía "Dio resultado restablecer la producción, desde agosto vemos una recuperación clara de la economía

El ministro de Desarrollo Productivo de la Nación resaltó que se trabajó desde un primer momento en materia de política comercial, para tener una administración inteligente y recuperar líneas de producción, luego en el crédito que “en ocasiones en una herramienta decisoria para fomentar negocios”, aunque reconoció que no es el único problema en muchas oportunidad, que las dificultades pueden tener que ver con los problemas de gestión. El tercer punto —dijo— es estructurar redes de proveedores, políticas de desarrollo de proveedores, ahí están las demandas del sector industrial actuales y futuras.

“Queremos poder embarcarnos en proyectos inspiradores para hacer que Argentina no solo produzca componentes y partes sino tecnología, sabemos que lo puede hacer. En muchísimos casos hay experiencias y encontramos resultados positivos. Tenemos que darle continuidad, más volumen y llevarlo a delante, trabajar entre todos. Argentina tiene que romper la dicotomía o crecemos con las grandes o con las pymes y cooperativas, o que crecemos para mercado interno o exportación, sino para las dos. Es posible de lograr, aunque no estamos exentos de dificultades”, subrayó Kulfas frente a los empresarios santafesinos.

En busca de más acción

Luego detallar los proyectos que están llevando adelante los empresarios santafesinos y tras valorar el sesgo industrialista del gobierno y la asistencia para que las firmas puedan seguir funcionando en 2020 —en especial en lo vinculado a financiamiento — los empresarios pidieron destrabar algunas cuestiones que no se enfocan en el reclamo de fondos, sino en aspectos operativos que resultan clave para potenciar el despegue. Los industriales santafesinos van por más en el 2021.

Menini de la fábrica de maquinaria para la industria panificadora Indupam expresó su optimismo por las operaciones de comercio exterior que están registrando. La firma habitualmente destina un 30% de su producción al mercado internacional y hoy por el tipo de cambio las condiciones son favorables pero enfrentan algunas dificultades. Necesitarían acelerar el pago de reintegros de exportación que vienen demorados unos tres meses y también que frente a una exportación se puedan liquidar divisas en forma diferida y no inmediatamente como se requiere ahora, ya que las ventas se realizan financiadas en 6 o 7 meses.

“Nuestro país compite en esta industria con países como Italia y en el extranjero se vende a 7 meses, nosotros lo podemos financiar, pero nos gustaría que no nos exijan el ingreso de divisas de forma inmediata”, precisó Menini.

2019-04-12 lr verbano.jpg
La planta de Verbano se reactivó en septiembre pasado.

La planta de Verbano se reactivó en septiembre pasado.

Glusman contó cómo fue que llegó a Verbano. Tras enterarse de que la fábrica de porcelana santafesina no iba a reabrir sus puertas, como cliente de muchos años, se acercó a los dueños y tras varios encuentros por Zoom —el medio de comunicación que explotó por la pandemia— cerró un acuerdo de gestión y en septiembre tomó posesión de la firma.

“A fin de 2019 se muere el dueño de la firma, heredan dos hijos y la mujer queda a cargo en Portugal pero en Argentina no tenían posibilidad de abrir porque quedó acéfala de conducción. Hicimos un acuerdo, todo por Zoom, con la dueña y un estudio jurídico que los representó en Argentina. Analizando los 10 últimos balances y viendo el potencial de la fábrica establecimos un plan de trabajo para los próximos 3 años”, contó Glusman.

Verbano en 2013 fabricaba 3 millones de piezas por año pero fue perdiendo 10% de volumen por año. “El mercado está, es lo más sencillo de resolver para una empresa como nosotros, conocemos muy bien los canales de comercialización y el mercado exterior. El grupo portugués tiene una fabrica en Brasil y la idea es traer esa producción a Argentina porque allá no tiene gerenciamiento tampoco y el potencial del mercado brasilero es mucho”, relató el titular de la cadena Interio.

Glusman explicó que para plasmar ese proyecto “hay que resolver varias cosas en los próximos meses” y dijo que no sólo es cuestión de financiamiento, es más planteó que esa no es su mayor preocupación, aunque “aceleraría todo”. En el marco del encuentro y frente a Kulfas solicitó el acompañamiento de la Nación y la provincia para lograr que la producción de la planta que los ex dueños de capitales portugueses tienen en Brasil se traslade a la fábrica de Capitán Bermúdez. Específicamente pidió intervención para resolver problemas vinculados con la infraestructura energética necesaria.

“Si todo marcha bien en un año estamos abasteciendo a los clientes que tenemos en Brasil. La parte comercial está organizada. En estos primeros cuatro meses pusimos en marcha la fábrica. Estamos con una producción de 250 mil piezas por mes y en 60 o 90 días estaremos arriba de 300 mil piezas. Llegaron repuestos para mejorar la calidad, ahí teníamos un problema. Estamos invirtiendo en mantenimiento para mejorar la calidad de los insumos”, precisó.

"Pensamos en agrupar empresas y tener mayor capacidad de oferta. (Fernández, de AFG Ingeniería) "Pensamos en agrupar empresas y tener mayor capacidad de oferta. (Fernández, de AFG Ingeniería)

Fernández de AFG Ingenieria contó cómo trabajan en el desarrollo e implementación de proyectos de alto valor en diferentes sectores como las automotrices, alimenticias, cerealeras, acerías, línea blanca y agro, entre otros verticales. Propuso la construcción de un cluster para vincular a las automotrices globales con las industrias nacionales del sector para de esta forma asegurar escala y responder a los estándares de calidad internacional y lograr capacidad de oferta.

Cuestión de escala

“Tenemos que tratar de aumentar la nacionalidad de los automóviles. Las terminales compran a Brasil, Corea, Japón, Italia, Estados Unidos porque no hay proveedores nacionales de escala para abastecer la demanda. Estamos hablando para agrupar empresas y tener capacidad de oferta”, subrayó y contó que ya tienen la posibilidad de vincular a través del cluster a una automotriz de Colombia y un taller de mecanizado del norte de la provincia “que tienen excelente producción pero no tiene la gestión para llegar a la automotriz”.

Kulfas tomó el guante de los planteos y se comprometió a intervenir para dar respuestas a los pedidos. “Dio resultado restablecer la producción. Estamos en un momento difícil pero somos muy optimistas, ya que desde agosto vemos una recuperación clara de la economía, motorizada por la industria, la construcción y donde hay dificultades queremos poder resolverlas”, subrayó el ministro.

La industria ha demostrado, una vez más, estar a la altura de las circunstancias y en el crítico 2020 se metió de lleno a colaborar con la búsqueda de soluciones para hacer más llevadera la vida en pandemia. UVC Soluciones desarrolló localmente dispositivos para la eliminación de distintos tipos de patógenos, entre ellos el Sars Cov2 (comúnmente conocido como coronavirus), creando ambientes desinfectados y seguros para la circulación de personas.

Wilmontt contó que tras reconvertir la empresa, en medio de la pandemia, montaron una planta camino a Funes, cerca del Jockey, y se pusieron firmemente a trabajar. “Tuvimos una primera exportación a Centroamérica, la línea Rosario Bus está utilizando nuestro sistema para satinizar el aire y cuando el colectivo está libre hacer lo mismo con la unidad, los estudios de LT8 también lo utilizan. Se rompe el ADN y el ARN del virus”, contó sobre el sistema que utiliza una tecnología que no es nueva, pero que viene muy bien para los tiempos que corren.

Este producto diseñado y fabricado por la empresa santafesina también tiene una línea orientada a piscinas ecológicas. Mediante rayos UV elimina musgos, bacterias, virus y de esta forma no se tiene que usar cloro, y todo se realiza con el filtrado habitual de la pileta. Tecnología y innovación con sello santafesino que busca su lugar en el mundo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS