Cultura y Libros

La magia de latierra colorada

Una muestra da la oportunidad a los rosarinos de conocer el arte contemporáneo paraguayo, hermanado con la calidez, la potencia y la vitalidad

Sábado 06 de Octubre de 2018

Rosario es una urbe portuaria que ha sido poblada por migrantes de todo el mundo, un hecho que debe ser resaltado en un momento histórico en el que surgen discursos reaccionarios que estigmatizan al otro y desconocen el migrar como un derecho humano.

En la actualidad, hay un número importante de paraguayos que viven aquí y comparten sus costumbres, contribuyendo a forjar nuestra identidad mestiza. El Paraná nos conecta río arriba con este país habitado por la magia y la calidez de su población. Ramón Ayala lo expresa en el estribillo de Posadeña linda ―una de sus canciones más famosas―, donde el río nos incita a soñar. Soñar con que esta experiencia se convierta en el primer paso de un camino transitado por muchos y se convierta en un territorio compartido o, en guaraní ―tekohá―: la sede de una manera de ser.

Arte popular y contemporáneo del Paraguay

Por primera vez se pueden ver en Rosario una serie de piezas de arte popular y contemporáneo del Paraguay dialogando entre sí. La idea surgió de integrantes de la Facultad de Humanidades y Artes que conocen a Carolina Urresti, gestora cultural argentina que se encuentra viviendo entre Areguá y Asunción, y desarrolla hace años un apasionado trabajo de difusión de la cultura guaraní. De esta forma, la cátedra Introducción a las Artes, com. C, de la Escuela de Bellas Artes la invitó a formar parte de este proyecto que busca profundizar los lazos que unen al ámbito académico y la sociedad en su conjunto.

Urresti habla y cautiva con sus relatos de "la tierra colorada" y también se avizora lo afortunado que puede ser quien visite ese país con su guía. Parte de la fascinación que transmite por esta cultura se puede apreciar durante estos días en la Galería Carambola, donde se exhiben tallas en madera, pinturas, dibujos, grabados, cerámicas y textiles de artistas populares y contemporáneos que seleccionó para la ocasión.

En la inauguración se evidenciaron los lazos que nos unen con el país hermano. Fue una celebración en la que participaron el decano de la Facultad de Humanidades y Artes, José Goity, y Luciano Aguilera, representante del Consulado de Paraguay, acompañados por una concurrencia nutrida. El público pudo disfrutar de obras de una belleza singular mientras saboreaba una bocha de helado de limón del Paraguay con jengibre, un trago de gin salvaje y la chipá tibia de don Cardozo, residente paraguayo en nuestra ciudad.

Dentro de las gratas sorpresas que depara esta exposición se encuentra una pieza gráfica que resume su espíritu con textos en español y guaraní. La traducción estuvo cargo de Elsa Noemí Recalde Arrúa, profesora titular de la cátedra de Idioma Guaraní que depende de la Escuela de Lenguas de la misma Facultad y donde los alumnos hicieron otro aporte: sopa paraguaya, que también se sirvió en la inauguración.

En este marco, Urresti presentó la muestra y expuso parte del trabajo que viene realizando con la obra de artistas populares en el Paraguay y su vínculo cultural y social con la Argentina. Por otro lado, contó sobre su labor como codirectora artística en Espacio Bruto, galería de arte contemporáneo en Asunción, y en el espacio cultural El Cántaro ―Almacén de Arte― en la ciudad de Aregua.

Porã

La palabra porã es potente, condensa lo vistoso, lo bueno, lo hermoso, lo bello, lo bonito. Es simple, corta y resume una filosofía que une bondad y belleza en un solo vocablo. Urresti señala que "quienes recorrían montes, arroyos y selvas en busca de la «Tierra sin mal» demostraron una gran sabiduría plasmada en una lengua única y una habilidad aún mayor en las tareas manuales y artesanales. Pies que pisan la tierra colorada dejando huellas y manos que trasladan saberes a nuevas generaciones". Si bien señala que la selección de obras tal vez sea caprichosa, "es honesta por demás porque fueron elegidas desde el vientre, donde más impacta y conmueve la sensibilidad de un pueblo muchas veces silenciado, muchas veces discriminado".

Esta exposición responde con creces al desafío que Ticio Escobar ―gran teórico paraguayo― considera para el arte actual en un momento de crisis profunda: que pueda renovar el sentido, anticipar otras visiones del mundo capaces de refundar los nombres de las cosas y sortear las tempestades de la historia. En pocas palabras, que pueda imaginar una totalidad que no sea totalitaria.

Nombres propios, nombres colectivos, artistas

En la muestra se exhiben obras de Adriana Peralta, Apolonio Portillo, Camila Cadogan, Carolina Vinader, Comunidad Nivache de Laguna Escalante, Comunidad Pai Tavytera de Itaguasu, Eurides Modesto, Gabriel Escobar, Gregoria Benitez, Hermanos Sánchez, Julia Isidrez, Leila Buffa, Lucas Mendoza- Oz, Rolo Ocampo-Celso Limenza Rivas, Manfredo Cruz, Marcos Ortiz, Ña Nena Páez Monge, Ña Ramona de Itaugua, Ogwa y Salmi Balbuena, Osvaldo Pitoe, Paula Paredes y Regina Rivas


Porã

Arte popular y contemporáneo del Paraguay.

Martes, jueves y viernes de 17 a 20.

Galería Carambola, Corrientes 908, Local 7.

Hasta el 19 de octubre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario