Desocupación

Una realidad lacerante

Domingo 30 de Mayo de 2021

En la Argentina que debate permanentemente si los jóvenes profesionales deben quedarse en el país o marcharse lejos a buscar oportunidades, quiero contar brevemente mi historia personal. Soy arquitecto, recibido en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Tucumán en el año 2003, y Maestro Mayor de Obras, egresado de la Educación Técnica Nº 3, “Dr. Juan B. Terán”, también de Tucumán, en el año 1990. Actualmente, tengo 49 años y me encuentro realizando un trabajo precario. Pese a haber golpeado innumerables puertas durante casi 20 años, en todo momento la suerte me fue esquiva para encontrar un buen trabajo y estabilidad. El título obtenido con un durísimo esfuerzo, no hace más que garantizar mi satisfacción personal y la de mi familia que me acompaña y me alienta en todo momento, para no dejarme vencer en la lucha diaria. No obstante, tantos años de precariedad laboral, no han hecho más que lesionarme la autoestima, pero, paradójicamente, aumentar mi empecinamiento en la lucha por algo mejor. Por eso escribo esta carta, para que mi realidad se conozca públicamente. No soy persona de dar consejos, en cuanto a las decisiones de vida que debe tomar la gente, pero los invito a todos los profesionales jóvenes a mirarme de cuerpo entero. Este soy yo, maestro mayor de obras y arquitecto de 49 años, mostrando mi realidad lacerante a la opinión pública por el bien mío, obviamente, y por el de todo estudiante que va dejando poco a poco su vida en el asiento en el que la misma se le escapa estudiando.

Luis Fernando Parra

DNI 22.428.676

San Miguel de Tucumán

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario