Pueblo Esther

¿Ciudad de Pueblo Esther?

Sábado 25 de Septiembre de 2021

Desde que ha sido declarada ciudad, los ahora “ciudadanos” de Pueblo Esther estamos esperando que se cumplan algunas de las expectativas. Algunas dependen de decisiones locales, y otras se relacionan con acciones requeridas a la provincia. No pretendo hacer una lista completa de los problemas que enfrentamos pero por lo menos de aquellos que según a mi entender requieren una acción más temprano que tarde. 1) La vieja ruta 21, que en la ciudad se continúa con la avenida Alberdi, es muy peligrosa dado que tiene doble mano, los autos circulan generalmente a gran velocidad (sobre todo en la parte sur de la ciudad, pasando la calle San Juan), y resulta muy peligroso cruzar hacia la mano opuesta (maniobra necesaria según el destino hacia el cual nos dirigimos). Yo he presenciado y asistido un choque nocturno de un auto que pretendía cruzar la ruta/calle contra una moto, donde el motociclista literalmente voló por los aires. Pero todos los días me enfrento con el mismo problema cuando intento una maniobra que para mí es obligada. Hay soluciones: o se hacen rotondas o se colocan semáforos o los odiados lomos de burro, o señales. 2) Los residuos no se pueden separar: el basurero recoge todo junto y todo va a parar al mismo lugar: basureros con botellas, restos de comida, plásticos, desechos y deposiciones de animales. El ambiente, agradecido. ¿No se podría disponer de algunos contenedores o reservorios en donde separar los residuos y así contribuir a la salud de la población y el ambiente? 3) La luz eléctrica se corta con frecuencia, con lo cual se pierde la cadena de frío, y en el peor de los casos se arruinan equipos. 4) En el gobierno provincial anterior existía un convenio por el cual los vecinos podían comprar sus equipos de paneles fotoeléctricos y vender el exceso de producción a la red. El gobierno provincial actual anuló esa posibilidad, con lo cual nos dejó a muchos sin ese beneficio que por una parte nos permitiría ahorrar en energía eléctrica, y por la otra nos generaba una compensación con la cual pensábamos amortizar el gasto. Los equipos de energía solar son muy caros. Para colmo de males, quienes se dedicaban a colocarlos, carentes de responsabilidad, no cumplen con ningún tipo de mantenimiento, lo hicieron durante un tiempo, pero parece que ahora abandonaron el negocio, o quizás el país, porque no responden a los llamados. O sea, un gasto muy elevado de equipos que ahora no sirven para nada. Sólo se puede ahorrar si se usan durante el día, pero no funcionan si se corta la luz. ¿A quién quejarse? 5) Lo del incendio de las islas no lo desconocemos, pero quisiera saber si se está intentando desde la Municipalidad hacer reclamos. Es evidente que los problemas medioambientales no se tienen en cuenta. Todo esto genera malestar en muchos ciudadanos. ¿Estaremos a tiempo de solucionarlos o, por lo menos, de comenzar a enfrentarlos?

Juan Carlos Paradiso

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario