La ciudad
Viernes 21 de Octubre de 2016

"Que jóvenes y adultos retomen sus estudios es un hecho conmovedor"

Presentaron ayer la distinción que recibió el Plan Vuelvo a Estudiar a nivel latinoamericano. "Es un gran orgullo", dijo la ministra Balagué.

En una emotiva y cálida ceremonia, en la que los relatos en primera persona de los casos más destacados dominaron la escena, presentaron ayer por la tarde el reconocimiento que recibió el Plan Vuelvo a Estudiar como mejor práctica innovadora en inclusión educativa de Latinoamérica, que fue otorgado recientemente durante el Seminario Internacional "Retención y Permanencia Escolar en América Latina", que estuvo organizado por la Red Latinoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil por la Educación (Reduca) en Antigua, Guatemala. "Que jóvenes y adultos retomen sus estudios es un hecho conmovedor", destacó la ministra Claudia Balagué.

El plan Vuelvo a Estudiar, un sistema que sumó nuevas estrategias para garantizar la inclusión social y educativa de adolescentes, jóvenes y adultos que por diferentes razones no pudieron ingresar, permanecer o terminar sus estudios secundarios, logró esta distinción entre más de 200 proyectos de 14 países, que participaron del acontecimiento.

Con el periodista Leo Farhat como ágil moderador, con sillones blancos alrededor de algunas mesas bajas, se expusieron historias de vida fascinantes que encontraron en la posibilidad de retomar los estudios una chance de cicatrizar heridas y proyectar un futuro mejor, más ambicioso y venturoso, más acorde a sus ansias de progreso. Y sustentado en el apoyo de docentes, consejeros, y la mano tendida del Estado.

Como el caso de Matías Dilascio, de 18 años, un joven de barrio Godoy que por golpes de la vida y la separación de su familia se alejó de la escuela y a través del Vuelvo a Estudiar pudo forjar un nuevo vínculo. Y ahora está por terminar la secundaria en el Empa de San Juan y Constitución "Soldados Argentinos", con la vital ayuda de su docente Mailén, mientras trabaja de instalador de Durlock, alquila su propia casa, y está por ser padre.

"La verdad es que estoy muy contento con lo que estoy consiguiendo. Siempre estuvo en mi cabeza la idea de terminar la escuela. Quería sacarme ese peso de encima. Por suerte aproveché la oportunidad, pasé de año y ahora estoy finalizando quinto", contó Dilascio.

"Me pasan muchas cosas por la cabeza. Mi meta siempre fue terminar y ahora estoy pensando qué puede venir más adelante. Me gustaría hacer un profesorado de matemática", confió Matías.

También se exhibió ante la audiencia la historia de Claudio Rodríguez, técnico electrónico de 42 años de zona oeste, que dejó de estudiar a los 15 años por problemas familiares. Ahora, con dos hijos y una esposa que debe atender, está por terminar la secundaria a través del Vuelvo Virtual, con la asistencia de su maestra Ana Rigat.

"Cuando me enteré por el diario que empezaba este plan, me pareció un desafío muy importante. Yo quería terminar mis estudios, cerrar este capítulo de mi vida, y además me gusta mucho usar internet y las redes sociales. Y la verdad es que es una experiencia maravillosa", apuntó Rodríguez. Y recalcó que "los profesores que tenemos y nos acompañan son verdaderamente fantásticos y nos ayudan permanentemente. Hay una contención muy importante por parte de ellos, que es fundamental a la hora de poder seguir esta idea".

Por su parte, la docente Rigat remarcó que "la tecnología hace maravillas y nos brinda una excelente herramienta para poder cumplir con estos proyectos de inclusión".

El Plan. El Vuelvo a Estudiar arrancó en 2013 con la intención de que todos los santafesinos puedan alcanzar el título secundario. Con este sistema, el Estado busca, casa por casa, a quienes no tienen el secundario completo, bajo tres líneas de trabajo. Una "territorial" que incorpora los estudiantes a las escuelas secundarias de su barrio o localidad. Desde 2013 retomaron sus actividades estudiantiles más de 10 mil jóvenes de la provincia.

"Tiempo de superación", que está destinada a empleados que pueden estudiar en sus entornos de trabajo, o de los gremios, sindicatos o empresas a los que están vinculados. Se dictan con extensiones áulicas en los lugares de trabajo.

Y "vuelvo virtual", una propuesta semipresencial, basada en metodologías interdisciplinarias de aprendizaje, alternando en entornos virtuales y encuentros presenciales. Esta modalidad iniciada en 2015 ya convocó a 3.200 estudiantes, y tiene un 89 por ciento de cursado virtual y un 11 por ciento presencial.

Comentarios