Santiago Maldonado
Lunes 02 de Octubre de 2017

Una multitud pidió en Rosario la aparición con vida de Maldonado

A dos meses de su desaparición, unas 30 mil personas se movilizaron hasta el Monumento a la Bandera. Macri y Bullrich, blanco de las críticas.

A dos meses de su desaparición, unas 30 mil personas, congregadas a lo largo de unas 15 cuadras, reclamaron ayer en Rosario por la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven artesano que fue visto por última vez el 1º de agosto pasado en Cushamen (Chubut), tras un operativo de Gendarmería que desalojó un corte de ruta y entró violentamente en el Pu Lof de la comunidad mapuche.

La movilización, otra vez con un marco imponente, se inició cerca de las 17 desde la plaza San Martín y terminó en el Monumento a la Bandera, donde se leyó un comunicado de la familia Maldonado, que exigió la renuncia de la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, y del secretario de Seguridad, Pablo Noceti, el funcionario que estuvo presente en el operativo de Gendarmería que culminó con la desaparición de Santiago.

A la cabeza de la marcha, con una bandera que reclamaba la aparición con vida de Maldonado, estuvieron distintos referentes de organizaciones sociales, políticas y sindicales. Detrás de esa consigna unificadora se ubicaron los organismos de derechos humanos (Madres de la Plaza 25 de Mayo, Hijos y APDH), le siguieron la bandera indentitaria de los pueblos originarios y, más atrás, los estandartes de los gremios, los partidos políticos y las agrupaciones estudiantiles. También hubo, como en la marcha del 1º de septiembre, muchos ciudadanos de a pie, con sus familias, que se sumaron espontáneamente al reclamo.

"Macri sabe, yo sabía, que a Santiago se lo llevó Gendarmería", fue la consigna más cantada y que resume la creencia general de los manifestantes: la participación de una fuerza del Estado en la desaparición de una persona y también la certeza de que el gobierno nacional encubrió el hecho desde un primer momento.

Ya en Monumento, con todos los manifestantes ocupando la totalidad de la explanada, se leyeron las adhesiones, las diferentes consignas y la carta que envió la familia Maldonado en agradecimiento por el respaldo que le está brindando un sector amplio de la sociedad y que no cesa en preguntarse "¿dónde está Santiago?".

La misiva, leída en altavoces, condensó el estado de situación de estos dos meses: el escaso avance en la causa, las operaciones de prensa para desviar la atención y sacar del foco la responsabilidad de Gendarmería. Además de exigir la renuncia de Bullrich y de Noceti, denunciaron "espionaje" por parte del gobierno a los integrantes de la familia Maldonado.

La causa por la desaparición forzada de Maldonado ahora está en manos del juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, quien reemplazó a su colega de Esquel,Guido Otranto. A pesar de que el caso parece tomar un nuevo impulso, los familiares de Maldonado no dejan de reprochar todo el tiempo que se ha perdido en estos dos meses, y esperan que la Justicia empiece a investigar con mas seriedad sobre qué ocurrió con Santiago y que castigue a los responsables de su desaparición.

Más allá de ese reclamo puntual, los organizadores de la marcha pudieron consensuar otras consignas como la exigencia de libertad a Milagro Sala y de Facundo Jones Huala, además de pedir justicia por las víctimas de la violencia institucional. En el amplio menú de peticiones, también se reclamó por la desaparición de Julio López y el juicio político por encubrimiento al presidente Mauricio Macri.

El acto, masivo y pacífico, terminó al grito de "Santiago Maldonado presente, ahora y siempre".

en movimiento. La marcha partió de la plaza San Martín y recorrió las calles del centro rosarino.

Comentarios