Inseguridad
Miércoles 21 de Junio de 2017

Prisión domiciliaria sin plazos para la mujer policía que mató a un joven que ingresó a robar a su casa

La causa de la suboficial Emilse H, quien ayer a la madrugada ultimó al joven de 21 años que ingresó a su domicilio en Riobamba al 3900 con fines de robo, fue caratulada como "exceso de legítima defensa"

La justicia dictó prisión domiciliaria sin plazos para la mujer policía (Emilse H.) que ayer a la madrugada ultimó a un joven que había ingresado a su domiclio en Riobamba 3900 con fines de robo.
La causa fue carátulada como "en exceso de legítima defensa agravado por el uso de arma de fuego" en la audiencia imputativa que se realizó esta tarde debido a que sucede fuera del domicilio de la suboficial.
En ese marco, la fiscal de Homicidios Dolosos Georgina Pairola y la defensa acordaron la pena de prisión domiciliaria sin plazo dado que la imputada tiene un hijo menor de edad a su cuidado y además se corroboró por informes médicos el estado de shock emocional en el que se encuentra. Un familiar hará las veces de garante.
Hay medias en curso y pericias de las que se esperan los resultados
El caso generó conmoción ayer al conocerse que la mujer policía había ultimado de un balazo en la espalda al joven Gastón Marcelo Bustamante, de 21 años, quien presentaba antecedentes penales en el nuevo sistema procesal.
Todo se desencadenó cuando, según los testimonios, el joven ingresó al domicilio de la mujer, situado en una planta alta, y al ser descubierto por la moradora, quien lo insulta, se dio a la fuga. Tras la persecución, la suboficial disparó y le asestó un balazo en la zona de la espalda, más precisamente en el omóplato izquierdo que terminó con la vida del joven en el lugar.
El cuerpo del ladrón fue hallado en la vereda del domicilio, a unos 30 metros de la casa de la mujer, con un revolver calibre 31 largo, que contenía en cuyo cañón "se encontraron dos vainas servidas, dos cartuchos de impacto y dos cartuchos percutados".
También se secuestraron en el lugar dos vainas servidas, que son del arma reglamentaria de la mujer.

Comentarios