Inseguridad
Martes 20 de Junio de 2017

La mujer policía que mató a un joven ladrón en su casa será imputada mañana

La fiscal Georgina Pairola, quien entiende en la causa reconoció que secuestraron el arma reglamentaria de la suboficial y un revolver calibre 32 largo. El joven tenía antecedentes penales.

La mujer policía que esta madrugada mató a un joven que presuntamente ingresó a su domicilio con intenciones de robo será imputada mañana en una audiencia, de la cual se está evaluando la calificación, al tiempo que la fiscal reconoció que en el lugar del hecho se secuestraron dos armas, la reglamentaria que utilizaba la oficial de la policía y un revólver calibre 32 largo, que estaba cerca del cuerpo del joven abatido.
El joven abatido fue identificado como Gastón Marcelo Bustamente, de 31 años, mientras que la oficial de policía Emilse H. está demorada mientras se investiga la mecánica del hecho.
"Hay una empleada policial del Comando Radioeléctrico demorada a quien mañana se le realizará la audiencia imputativa, evaluando la calificación legal e investigando la mecánica del hecho", sentenció la fiscal Georgina Pairola.
El hecho sucedió esta madrugada en Riobamba al 3900, entre Lavalle y Alsina, donde ingresó un joven con presuntas intenciones de robo. Pero al ser divisado por la suboficial en el living de su casa trató de escapar.
De acuerdo a las versiones que maneja la Fiscalía, la mujer le habría disparado por la espalda, ya que el proyectil ingresó en la zona del omóplato izquierdo, lo cual le causó la muerte en el lugar.
El cuerpo del fallecido fue encontrado a unos 30 metros de la vivienda en la que ingresó y cerca suyo había un revolver calibre 32 largo.
De acuerdo al relato de la fiscal en el lugar fueron encontrados dos vainas servidas 9 mm que serían del arma reglamentaria de la oficial, al tiempo que "en el cañón del revolver se encontraron dos vainas servidas, dos cartuchos de impacto y dos cartuchos percutidos".
"Las pericias sobre el revólver nos aportarán claridad para saber si el arma fue utilizada", señaló la fiscal.
Los vecinos no aportaron mayor datos, puesto que no hay testigos presenciales del hecho, aunque admiten haber escuchados los disparos.
La fiscal también aportó que no hay nada forzado en la casa, puesto que la puerta por la que ingresó el joven no funcionaba el seguro, por lo que no tuvo necesidad de forzarla.
El joven fallecido que tenía 21 años contaba con antecedentes en el nuevo sistema penal.


Comentarios