Policiales
Sábado 02 de Septiembre de 2017

"Logramos que Rosario deje de ser estigmatizada como ciudad narco"

Lo dijo la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, al presentar el operativo de Gendarmería en Venado Tuerto el jueves pasado.

En una breve conferencia de prensa realizada 36 horas después de que Gendarmería Nacional interceptara en Venado Tuerto un camión que trasladaba 840 kilos de cocaína desde Salta a Buenos Aires, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, desembarcó en Rosario para dar precisiones sobre el procedimiento. "Este fue uno de los operativos más importantes realizados en el país. Toda la organización delictiva ha sido desbaratada. El clan de «Los Fernández» (con base en la localidad salteña de Salvador Mazza) manejaba a esta banda y están todos presos", dijo la funcionaria en el Destacamento Móvil 2 de Gendarmería. "Hemos logrado algo que para nosotros es muy fuerte. Que Rosario ya no sea vista como una ciudad narco. Rosario no se merecía tener este estigma", indicó Bullrich al contestar una de las cuatro preguntas que se permitieron en la rueda de prensa.

Al filo del mediodía la ministra llegó a la sede local de Gendarmería flanqueada por Eugenio Burzaco, secretario de Seguridad de la Nación; Gerardo Milman, secretario de Seguridad Interior; Darío Oroquieta, subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial; el comandante general Gerardo José Otero (titular de Gendarmería Nacional) y el comandante de la Región VIII de la fuerza, Claudio Brilloni. La ministra ocupó el centro de la escena y delante de ella se expusieron 40 bultos con los 840 kilos de cocaína incautados. Atrás, como escoltándola junto a gendarmes cubiertos con pasamontañas, había flamantes vehículos pesados, entre los que se destacaba el "Spartan", un blindado antitumulto comprado por el gobierno de Mauricio Macri a la empresa canadiense Streit Group.

Millones de dólares

Bullrich tomó la palabra y expuso detalles del operativo que el jueves terminó en el secuestro de los 840 kilos de cocaína que eran transportados en el doble fondo de un camión grúa que había partido de la localidad salteña de Orán y que debía llegar al norte del conurbano bonaerense. El camión estaba siendo monitoreado en el marco de una investigación que llevan adelante el juez federal de Orán, Jorge Gustavo Montoya, y el fiscal federal José Luis Bruno. Según describió la ministra, la pesquisa tiene en la mira a "El clan Fernández", un núcleo familiar que opera en la localidad de Salvador Mazza y cuenta con capacidad "para colocar cocaína en el exterior".

"Estos 840 kilos de cocaína puestos en el exterior representan 178 millones de dólares. Y vendidos en el Gran Buenos Aires, donde estimamos iban a llegar, tienen un valor de 700 millones de pesos (unos 40 millones de dólares)", dijo la funcionaria. Y agregó: "Este es uno de los cargamentos de cocaína más importantes secuestrados en la Argentina y en esta zona", remarcó.

Doble fondo

Bullrich explicó que el operativo "comenzó en Orán, lugar desde donde salió la droga. El cargamento venía controlado por tres agrupaciones de Gendarmería Nacional. El camión traía la droga camuflada en un doble fondo y con un auto que oficiaba de puntero y que también fue interceptado. Se hizo un trabajo de postas para que el camión y la camioneta que lo precedía no percibiesen que había un seguimiento controlado. Y en el momento en que se consideró oportuno se procedió al secuestro de la cocaína".

La ministra indicó que a partir de que el camión fue interceptado se realizaron allanamientos en la localidad cordobesa de Río IV, en Venado Tuerto, en Salta capital y en Salvador Mazza. En todos los lugares hubo detenciones. "Toda la organización ha quedado desbaratada, incluso «El clan Fernández», que manejaba esta banda". También destacó que "hubo un aporte importante de la Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) en lo que fueron los movimientos de dinero. Se trabajó sobre el lavado de activos, se hicieron los allanamientos, se secuestró la droga y toda la banda quedó a disposición de la Justicia", agregó.

Los detenidos fueron identificados como Santos Fernández, David Fernández, Gregorio Manuel Roca, Gerardo Solís, Mauricio Alejandro Solís y Javier Solís. En la lista de detenidos no se precisó el nombre del chofer del camión grúa, oriundo de la localidad salteña de Embarcación.

Un detalle que no pasó desapercibido fue la ausencia de funcionarios santafesinos en el mitín planteado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Bullrich indicó que eso se debía a que "el operativo había sido realizado por fuerzas nacionales con la investigación de un juez federal de Orán. La droga fue incautada en territorio santafesino circunstancialmente". Y en el mismo sentido explicó que la lectura que hacía su cartera sobre la incautación de la droga en la ruta nacional 8, en su ingreso a Santa Fe, es que "como las rutas cada vez están más controladas, las bandas narcos deben explorar nuevos caminos. Por eso también utilizaron un camión de servicios, de los que usualmente no son detenidos", indicó la ministra.

El clan y el jefe

Extraoficialmente se mencionó que "El clan Fernández" dependería de Delfín Castedo, quien es considerado "el dueño de la frontera narco" en Salta y está detenido por narcotráfico desde el 22 de julio en Buenos Aires y con una identidad falsa tras permanecer diez años prófugo.

Castedo tiene 28.000 hectáreas en el paraje salteño El Pajeal, en las afueras de Salvador Mazza, donde la Argentina y Bolivia dividen sus fronteras con un alambrado de 1,20 metro de alto. Durante años los soldados de este contrabandista se dedicaron a correr a los productores ganaderos y pobladores para tener el dominio absoluto de esas tierras estratégicas para el traspaso de drogas. Del otro lado, en territorio boliviano, vive Roxana Castedo, su hermana, quien es propietaria de 30 mil hectáreas en las cuales se prepara la droga que entra a la Argentina.

El 22 de diciembre pasado un camión con 180 kilos de cocaína que transitaba por la ruta nacional 16 fue secuestrado en la localidad salteña de El Quebrachal por agentes de Gendarmería Nacional. Según la investigación, esa carga había salido del paraje El Pajeal, donde Castedo tiene un casco de estancia.

Toda la logística para trasladar esa droga hacia el centro del país la realizaron Ricardo "Ricky" Erva, quien en uno de los allanamientos que realizó la Justicia federal se identificó como encargado del campo, y Melba del Carmen Araujo, esposa de Castedo. Ella ordenó el pago de 30.000 pesos al camionero Bernardo Flores para que transportara la droga, que fue camuflada en un doble fondo entre la cabina y el acoplado y que había llegado desde Bolivia a través de un camino en el monte que domina la hermana de Castedo.

Las investigaciones judiciales apuntan a que en ese lugar remoto los Castedo fabricaban y distribuían cocaína amparado en una densa red de complicidades políticas y judiciales que funcionó de manera aceitada por más de 15 años. Castedo fue detenido, pero su organización se mantiene operativa.

de frente. La ministra Patricia Bullrich, ayer en Rosario. Escoltada por su gabinete y delante de la droga incautada.

Comentarios