Ovación
Viernes 01 de Septiembre de 2017

Rivales y hermanos: Argentina y Uruguay por el Mundial de fútbol 2030

Argentina y Uruguay están trabajando para organizar de manera conjunta el Mundial 2030, en lo que será el centenario de la primera cita ecuménica del fútbol que se disputó en Montevideo. A la final la jugaron los vecinos rioplatenses. Paraguay pretende sumarse a la movida

El cantante popular uruguayo Jaime Roos expresa la frase “rivales y hermanos”, en la canción “Durazno y convención”. Justamente el concepto de usar camisetas distintas, pero estar unidos por el afecto puede aplicarse a la perfección a la mística que une a uruguayos y argentinos, tanto dentro como fuera de la cancha, más allá de que en cada partido se saquen chispas como ocurrió anoche. No es casualidad la gran relación que mantienen Lionel Messi y Luis Suárez, compañeros inseparables en Barcelona y embajadores naturales de lo que puede ser el lanzamiento de la candidatura conjunta entre Argentina y Uruguay para ser sede del Mundial de fútbol del centenario, que se disputará en 2030.
La realidad es que Argentina y Uruguay pretenden organizar de manera unificada el Mundial de 2030, justo cuando se cumplirá el centenario de lo que fue la primera Copa del Mundo que se jugó en Montevideo y donde ambos vecinos rioplatenses protagonizaron la gran final, con victoria charrúa por 4 a 2. En 1930 se dio el puntapié inicial de la máxima cita deportiva planetaria. Fue aquí, a orillas del río de la Plata, en Montevideo, donde comenzó la leyenda de los campeonatos mundiales de fútbol. La sede fue la capital uruguaya y el escenario principal el estadio Centenario, el mismo en que anoche jugaron las selecciones del Maestro Tabárez y el Zurdo Sampaoli. Este fue el kilómetro cero de una la competencia que hoy cada vez que se reedita constituye una pasión de multitudes y acapara la atención en cada rincón del planeta.
Además del Centenario se utilizaron para la copa del mundo charrúa las canchas de Pocitos, el Parque Central, todas ubicadas en la Montevideo. La pelota fundacional de la historia de los mundiales comenzó a rodar a orillas del río de la Plata. Esto significa una carta de presentación insuperable para que la Fifa pueda otorgarle la organización del Mundial del centenario a dos países futboleros por excelencia como son Argentina y Uruguay. Y hay que decir también que Paraguay pretende sumarse a esta iniciativa.
Ayer en Montevideo, en la previa del partido, la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, futbolera de ley, atendió mano a mano a Ovación y profundizó sobre el plan de la candidatura conjunta. “Creemos que la razón histórica y la pasional son muy fuertes para promover la candidatura conjunta entre Uruguay y Argentina. Se van a cumplir cien años de que en Montevideo se organizó el primer mundial y a la final la jugaron uruguayos y argentinos, por lo que este es un argumento de mucho peso para promocionar la sede conjunta del río de la Plata”, dijo la funcionaria.
“No queremos que sea el Mundial sólo del dinero, queremos poner el foco en que merecemos organizar los cien años de la Copa por el rico pasado que tenemos. Ya hubo reuniones con las autoridades de AFA y los gobiernos de ambos países para avanzar en pautas organizativas. Ahora sabemos que Paraguay tendría intenciones de sumarse, así que habrá que analizar bien como se sigue adelante”, expresó la ministra uruguaya.
Además aclaró: “Serán 48 participantes y una de las exigencias de Fifa es tener como mínimo doce estadios. Nuestra gran ventaja es la distancia. En Rusia por ejemplo entre una sede y otra hay miles de kilómetros, mientras que acá los recorridos son mucho más cortos y eso ayuda en todos los aspectos. La escala humana del sur de América es un atractivo muy grande. Uruguay y Argentina se merecen tener este desafío”.
Por último, la ministra Kechichian remarcó: “El fútbol es parte de la identidad de nuestros países, porque no conozco casi a ningún uruguayo que no vibre con la Celeste y no conozco casi a ningún argentino que no vibre con Messi y sus jugadores. Hay que remarcar que la convivencia en el fútbol es necesaria como mensaje de unión en sociedades que a veces son tan violentas”.

Comentarios