La Región
Domingo 30 de Abril de 2017

Santa Fe figura como líder en producción y comercialización de miel al exterior

Con más de 350 mil colmenas y 1.400 apicultores, la provincia está segunda en producción y primera en exportaciones del país

Con más de 350 mil colmenas trabajadas por 1.400 apicultores, el sector apícola de la provincia se afianza en producción y comercialización internacional, al punto de posicionarse segundo en producción y liderar las exportaciones argentinas de miel a granel.

Así lo difundió el Ministerio de la Producción de la provincia, que desarrolla "una intensa labor para fortalecer toda la cadena de valor y llevar a Santa Fe al liderazgo nacional en la materia". En las próximas semanas presentará el Plan Apícola Provincial, destinado al "fortalecimiento institucional, la organización territorial, la capacitación en comercialización y el financiamiento para proyectos asociativos que agreguen valor a la producción", consignó la cartera productiva.

El ministerio emprendió un trabajo articulado "en donde ningún actor de la cadena de valor queda afuera", sostuvo su titular, Luis Contigiani, quien remarcó: "Comenzamos hace dos años la ardua tarea de agrupar y organizar a los apicultores. Desarrollamos los nodos apícolas en las cinco regiones de la provincia y al mismo tiempo, de la mano con el Inta, comenzamos a recuperar tradicionales organizaciones de productores y a apuntalar las nuevas, al tiempo que impulsamos capacitaciones y asesoramiento en comercialización, y estamos pensando en alguna figura similar a la de una consignataria, que les permita acopiar miel, preservar volumen y competir con mejores precios".

Uno de los ejes importantes fue el acercamiento de los productores a los mercados internacionales. En este sentido, Contigiani indicó que se invitaron a figuras vendedoras de distintos puntos del mundo, quienes recorrieron la provincia y descubrieron "el potencial enorme" de la miel de isla.

Incorporación de jóvenes

"Esta es una actividad que, como otras, pasa por un proceso de envejecimiento de la población de productores, por ello trabajamos fuertemente con el Ministerio de Educación de Santa Fe y el Inta para educar a los jóvenes de las escuelas agropecuarias y las de la familia agrícola, para que vean en la apicultura un proyecto de vida y una actividad rentable. Al mismo tiempo, con el área de inclusión para personas con discapacidad, trabajamos la inclusión laboral para que esta también sea una producción que brinde un espacio de desarrollo", destacó Contigiani.

Según datos de Inta, se estima que el país hay 20 mil productores que tienen 2,5 millones de colmenas, que rinden en promedio de 25 kilos cada una; también que la mayor producción está concentrada en provincia de Buenos Aires (48 por ciento de participación) seguida por Santa Fe (15 por ciento), Córdoba (12 por ciento), La Pampa (11 por ciento) y Entre Ríos (8 por ciento).

"En cuanto a las exportaciones, la estructura de participación de nuestra provincia es muy importante. Teniendo en cuenta la procedencia de la miel, Santa Fe está entre las más importantes, porque si bien aparece Buenos Aires en los números, hay que aclarar que en dicha provincia se acopia miel del resto del país", detalló subsecretario de Ganadería, Raúl Steffanazzi.

El sector

La provincia de Santa Fe posee una flora apícola que se caracteriza por la alta riqueza asociada a la heterogeneidad paisajista de la región.

Las especies nativas predominan en número, sin embargo en cuanto a la cobertura espacial, dominan las exóticas.

El periodo de floración se extendió a lo largo de todo el año, con un máximo entre mediados de octubre a fin de febrero. Las especies arbóreas hacen su aporte, principalmente al principio de la temporada. Siendo ampliamente superadas desde septiembre en adelante por las herbáceas.

El sector costero y de islas, se halla conformado por especies nativas acuáticas y palustres, tanto herbáceos como arbóreos. Aparecen especies típicas de ambientes de humedal, que caracterizan y le dan singularidad a la región. Esta vegetación acuática y palustre, permite extender el período apícola hacia principios de otoño.

"Debemos agregar valor a nuestra producción"

Alberto Gross, apicultor de unas 300 colmenas en Las Rosas, destacó el apoyo de la provincia. "Nos asesoraron bajo la idea de que no somos sólo productores, sino que debemos pensar como empresarios, en forma asociativa y con una clara política de agregado de valor a nuestra producción. En esa línea fue que en los últimos meses pusimos una fraccionadora, nos desligamos de los acopiadores y le dimos un plus a la actividad que realizamos. Hoy tenemos mucha demanda y comenzamos a pensar en proyectos en mercados internacionales".

   Por su parte, Leonardo Gorreta, un apicultor que posee colmenas en Pueblo Andino y en zona de islas, destacó: "Hoy estamos potenciando la idea de asociativismo y trabajar de junto al Estado, por eso estamos accionando estrechamente con el Ministerio de la Producción. La apicultura es una actividad que necesita del acompañamiento estatal; y en ese punto, la diferencia de los productores santafesinos con los de otras provincias, es la relación que se estableció con el gobierno provincial".


Comentarios