La ciudad
Miércoles 29 de Marzo de 2017

Lifschitz destacó que la propuesta salarial docente "es la mejor del país"

Pidió a los maestros "no seguir estirando el conflicto". Mañana Amsafé Rosario adhiere al paro de la Ctera y no dictará clases

Horas antes de que los docentes empiecen a votar si aceptan o no la oferta de aumento del 25 por ciento, el gobernador Miguel Lifschitz aseguró que la propuesta es "la mejor que hoy hay en todo el país, en todos los distritos". Anoche, Amsafé Rosario eligió las mociones que votarán los docentes en las escuelas y resolvió no dictar clases mañana, adhiriendo al paro nacional convocado por Ctera.

En la mesa paritaria del lunes pasado, el gobierno provincial extendió a los sindicatos docentes una oferta similar a la acordada con los trabajadores de la administración pública. La misma consiste en un aumento en tres tramos de 4 por ciento desde febrero, 13 por ciento en marzo y un 8 por ciento en julio, además de la cláusula gatillo que actualizaría los salarios si se dispara la inflación.

El gobernador destacó que el mismo ofrecimiento "fue aceptado en forma masiva" por los gremios que reúnen a los empleados públicos y remarcó que se trata de "una apuesta del gobierno provincial por mejores salarios", que reclama "un compromiso para prestar un mejor servicio".

En este sentido, pidió una tregua a los sindicatos docentes. "No podemos seguir estirando, ni tironeando por un punto o medio punto más, ni tampoco podemos seguir sosteniendo un conflicto que si bien se ha nacionalizado termina teniendo impacto en la provincia. Así que nuestra convocatoria a los maestros es que cerremos esta negociación inédita en la Argentina, que además tiene una cláusula de ajuste automático por inflación", destacó.

En tal sentido, remarcó que la ofrecido "es el máximo esfuerzo que puede hacer la provincia, no sólo en términos económicos sino además de criterio de equidad con respecto a los otros sectores públicos". A su vez, subrayó que el ofrecimiento es "la mejor propuesta que hoy hay en todo el país en todos los distritos".

Los docentes de escuelas públicas y privadas, nucleados en Amsafé y Sadop comenzarán a votar hoy si aceptan o no el aumento ofrecido por la provincia.

Las conducciones de los gremios no salieron conformes de la reunión del lunes, de todas maneras advirtieron que la decisión final la tendrán las votaciones que se desarrollen en cada escuela.

Las mociones de cada delegación se volcarán después en la asamblea que se realizará el viernes en la capital provincial.

Anoche deliberó la asamblea de Amsafé Rosario que fijó las mociones para votar en las escuelas. Y resolvió no dictar clases mañana en la departamental en adhesión a la jornada de protesta nacional convocada por Ctera.

Así lo confirmó a La Capital o Gustavo Terés, líder de la departamental local del gremio docente.

En otras provincias

El Frente Unificado Docente bonaerense rechazó ayer la oferta de aumento salarial del 19 por ciento en tres cuotas, con actualización por inflación y una compensación por el 2016, formulada por el gobierno de María Eugenia Vidal. Y convocaron a un paro por 48 horas que se cumplirá hoy y mañana.

Hasta ahora, la discusión salarial se saldó en sólo cuatro provincias; aunque en tres los porcentajes de aumento se otorgaron por decreto del gobierno provincial. A excepción de Salta, donde se alcanzó un entendimiento con los gremios docentes, en San Luis, Santiago del Estero y Mendoza las subas se impusieron por decreto.

San Luis ofreció a principios de marzo una mejora del 40 por ciento para todos los empleados públicos, en el caso de los maestros las subas alcanzan al 60 por ciento en algunas categorías y funciones.

En Santiago del Estero, el gobierno otorgó un aumento del 20 por ciento a partir del 1º de marzo para los docentes y la incorporación a los salarios de sumas fijas. En Salta, el incremento fue del 16 por ciento en dos cuotas: 10 por ciento en marzo y otro 6 por ciento en mayo, con la condición de volver a discutir salarios a partir de julio.

Mendoza otorgó una suba que llega al 17 por ciento sin incluir una cláusula de renegociación salarial a mediados de año.

En Córdoba, la negociación quedó en punto muerto después que los gremios rechazaran una propuesta de aumento del 19,5 por ciento. La Unión de Educadores de esa provincia reclama que se vuelva a convocar a discusión paritaria.

Comentarios