Información general
Lunes 27 de Marzo de 2017

"Aún no caí de que tenía una bestia en mi casa", dijo la mamá de la nena asesinada en San Luis

La madre de Florencia Di Marco, la niña de 12 años hallada estrangulada y violada debajo de un puente, manifestó sus sospechas de que su marido los drogaba a ella y a sus hijos con pastillas para evitar que advirtieran que le hacía daño a Florencia.

La madre de Florencia Di Marco, la niña de 12 años hallada estrangulada y violada debajo de un puente de Saladillo, San Luis, hecho por el cual fue detenido su padrastro, dijo que no imaginaba que estaba con "una bestia" en su casa, reveló que su pareja "se drogaba" y la golpeaba y que cree que también drogaba a toda la familia para que nadie advirtiera lo que le hacía a su hija.
Carina dijo que espera que su pareja y padre de tres de sus hijos, Lucas Gómez (32), entre ellos una beba que nació pocas horas antes del crimen de Florencia, "pague por lo que hizo y no salga nunca más" de prisión.
La mujer contó que la policía allanó su casa y secuestró sábanas, ropa de su hija, de Gómez y varios Cd's que ella "no sabía que existían" de "pornografía".
"No puedo creer que tenía a un loco, a una bestia en mi casa", dijo la mujer, quien no obstante admitió que sabía que Gómez "se drogaba", aunque "nunca" lo hizo frente a ella o sus hijos.
Carina también manifestó sus sospechas de que su marido los drogaba a ella y a sus hijos con pastillas para evitar que advirtieran que le hacía daño a Florencia.
"Una noche tuve que comprar una pizza y mientras comíamos, de repente, empezamos a tener mareos, mis hijos se caían cuando se levantaban de la silla, yo también, embarazada, y Florencia también", relató.
"Los ayudo a los niños a acostarse y en un instante quedé dura, mosca. A él no le había pasado nada. A la mañana siguiente Florencia se despierta como que le habían hecho algo y me dice «mami tuve un sueño feo, soñé que un hombre me ahorcaba»", recordó Carina, quien advirtió en ese momento que su hija tenía un chichón en la cabeza.
La mamá de Florencia contó que la madrugada del miércoles último, día que su hija desapareció y cuando ella estaba internada porque había dado a luz, Gómez la llamó a la clínica a las 3 para decirle si no quería que le llevara ropa.
"Para mí fue en ese momento que le quitó la vida, obviamente", expresó la mujer en referencia al momento en que cree que su pareja asesinó a su hija.
Finalmente, Carina admitió que Gómez la golpeó varias veces, incluso cuando estaba embarazada, y que cuando se enojaba le rompía todas sus cosas.
"Voy a poner un abogado para mi hija, para que ese monstruo se hunda, que termine donde está y nunca salga", concluyó.

Comentarios