Ovación
Lunes 29 de Agosto de 2016

Envión para el Fangio

Las obras para llevar el TC a Rosario tomaron impulso tras la reunión en Paraná entre las partes.

Las autoridades de gobierno, que desde hace tiempo vienen explicitando la voluntad política de mejorar las instalaciones del autódromodo Juan Manuel Fangio con el objetivo de traer al Turismo Carretera y al Turismo Nacional, dieron un gran paso este fin de semana en Paraná, ya que se reunieron con el presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane, y encontraron reciprocidad para que Rosario pueda contar en un futuro no muy lejano con la máxima categoría del automovilismo nacional. Básicamente habrá que hacer varias obras, de pista e infraestructura, y lo que se buscó fue el okey de la categoría para realizarlas, algo que lograron.

Durante la semana pasada se conocieron declaraciones de Mazzacane sobre que Rosario necesitaba no sólo alargar la pista sino realizar obras de infraestructura para recibir al TC. También dijo dos cosas: que no visitó aún el autódromo rosarino remodelado desde la reapertura en 2012 y que hacía más de un año que no tenía contactos con autoridades santafesinas. Por eso se recogió el guante y el viernes en Paraná se reunieron el titular de la ACTC con el presidente del autódromo, Mauricio Malano. También concurrió el ingeniero cordobés Sergio Salazar, encargado del proyecto del Fangio.

La reunión fue en muy buenos términos. Mazzacane se mostró satisfecho con el nuevo acercamiento y de paso aclaró que nunca había dicho que el Fangio no tenía chances de recibir al TC, sino que precisaba obras importantes, algo que fue aceptado por los funcionarios. De un lado, la ACTC quedó conforme con las explicaciones del proyectista, que además conoce de la cuestión porque fue parte clave del desarrollo del autódromo modelo del país, el de Termas de Río Hondo. En ese ítem, las instalaciones de energía y agua del Fangio son óptimas y en lo referente a la idea sobre la nueva pista, con alargue y ensanchamiento en dos etapas, se dio el okey. Del otro lado, se tomó nota de otras obras de infraestructura indispensables pedidas, como nueva torre de control, ampliación de playones y el sector para el público, entre otras.

En todas las cosas por hacer, las autoridades locales estuvieron de acuerdo y en el referido al sector para el público se sabe que hay disidencias internas. Están quienes piensan en no ampliar ni mejorar los alrededores para hacer un buen sector de camping y otros que sí, los que conocen la idiosincrasia del TC, que necesita de él porque esa es su religión de un fin de semana y no irían nunca a parar a un hotel. La provincia y el municipio están dispuestos a invertir entre 50 y 60 millones de pesos para hacer del Fangio un autódromo óptimo para recibir al TC. La ACTC expresó estar más que satisfecha con la iniciativa porque saben del lugar clave que ocupa Rosario en lo geográfico y de los intereses comunes que aúna. En Paraná se dio un paso adelante y ahora les toca el turno a la provincia y al municipio ocuparse, que traerían al TN en 2017 y el Turismo Carretera en 2018. Los rumores de oposiciones a la iniciativa y otros que hablaron de la idea de un nuevo autódromo metropolitano en Pérez parece que empiezan a apurar el plazo para que el Fangio crezca. De lo contrario, más tarde o más temprano quedará condenado al ostracismo.G.C.

Comentarios