La ciudad
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Condenan a una joven a 9 años de prisión por abandono de persona

Yamila tuvo un parto espontáneo en su casa durante 2012 y, creyendo que el bebé estaba muerto, lo escondió.

La jueza Marisol Usandizaga condenó ayer a 9 años de prisión efectiva a una joven que tuvo un parto espontáneo en su casa y creyendo al bebé muerto lo envolvió en una bolsa plástica. La pena corresponde al delito de abandono de persona seguido de muerte, agravado por el vínculo. Concretamente, se le reprocha no haber asistido al recién nacido, ni pedido ayuda para atenderlo. La joven había ocultado su embarazo a su familia y a su ex pareja, de quien se había separado hacía poco tiempo.

La historia de Yamila S. se hizo pública hace una semana, cuando una decena de organizaciones nucleadas en la Multisectorial de Mujeres Rosario se movilizó hasta la puerta de Tribunales para reclamar "libertad y justicia".

La joven permanece actualmente en prisión domiciliaria. El fallo de Usandizaga aún puede ser apelado, decisión que sus abogados confirmaron ayer, pero si se confirma la sentencia deberá ir a prisión.

Por lo sucedido en marzo de 2012, Yamila fue primero acusada de homicidio agravado por el vínculo, trámite que la llevó 9 meses a la cárcel, hasta que le dictaron falta de mérito. Ahora el delito que se le reprocha es otro, el abandono de persona seguido de muerte.

De acuerdo al fallo, "lo único que debía hacer era pedir ayuda, y todo demuestra que estaba en condiciones de hacerlo".

El caso. La madrugada del 10 de marzo de 2012, Yamila sufrió una fuerte descompostura. Se encerró en el baño y tras vomitar varias veces, tuvo un parto espontáneo. Cuando su mamá le pidió temprano por la mañana que saliera del sanitario, vio que su hija tenía las piernas manchadas de sangre, entonces le preguntó qué pasaba. La chica se desvaneció.

Su padre fue el encargado de llevar a la joven al sanatorio. Su mamá, de encontrar horas después una bolsa de nylon negra entre la ropa sucia que se acumulaba en el lavarropas.

Yamila tenía 19 años, una hija pequeña y había terminado con su pareja recientemente, sus defensoras alegan que la maltrataba y amenazaba. Por esto, había decidido hacía poco volver a la casa de sus padres. No había contado a nadie que estaba embarazada, ni realizado controles médicos.

Las pericias forenses acreditaron que el bebé nació con vida y relaciona la muerte con el traumatismo que se produjo al momento del parto. Por eso, se reprocha a la joven "no haber asistido al recién nacido, no haber evitado su muerte colocándolo en una situación de desamparo, no prestándole intencionalmente los cuidados necesarios para su supervivencia".

Además advierte que "no surgen elementos que permitan concluir que la acusada no comprendía la criminalidad del acto al momento del suceso".

Y destaca que se trata de una madre no primeriza, nacida en un hogar "bien constituido, de padres que la amaron y la cuidaron, gente trabajadora pero no de escasos recursos". Apunta que "asistió a colegio privado, practicó deportes. Nunca sufrió situaciones de violencia ni física ni psíquica, no fue víctima de episodios de abuso sexual y se encontraba perfectamente socializada".

La polémica. Las defensoras de Yamila apelarán el polémico fallo. "Es una decisión que ya está tomada", apuntó ayer Nora Giacometto, coordinadora de Ampliando Derechos, la ONG que acompañó a la joven durante todo el proceso.

"Nosotros sostenemos la inocencia de Yamila, porque sabemos lo que sucedió", explicó la mujer y volvió a advertir que "todo el proceso se basa en un estigma con que se carga a las mujeres, ya que sólo se tiene en cuenta que pueden ser madres".

Para Giacometto, "haber sometido a la mujer a un proceso penal de cuatro años y nueve meses de cárcel efectiva, más un año de arresto domiciliario, resulta completamente exagerado y una manifestación de discriminación de género".

En prisión

Un hombre deberá permanecer en prisión sin plazo mientras se tramita una causa de intento de femicidio. El joven de 29 años fue acusado de rociar con combustible a su pareja e intentar prenderle fuego. El juez Juan Donnola dispuso la prisión preventiva, imputándole el delito de lesiones leves en concurso real con tentativa de femicidio.

Comentarios