La ciudad
Domingo 12 de Febrero de 2017

Compactarán miles de autos y los retirarán de las comisarías

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich firmará mañana en Rosario un convenio para financiar la destrucción de los rodados.

El Ejecutivo provincial sancionó un decreto que modificó el destino de los bienes muebles secuestrados o depositados en causas penales y los decomisados por sentencia judicial. Así, los vehículos que superen los seis meses de estadía en depósito judicial, el Ministerio de Seguridad gestionará el proceso de descontaminación, compactación y disposición como chatarra.

Desde el gobierno provincial estimaron que con esta modificación reglamentaria, miles de autos serán compactados y retirados de las comisarías.

   La ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich visitará Rosario mañana para rubricar un convenio de colaboración con la provincia para destruir y compactar los vehículos y motocicletas alojados en instalaciones provinciales que se encuentran fuera de servicio, dados de baja y son propiedad de Santa Fe.

   La Nación proveerá la empresa compactadora y una parte del dinero obtenido por ese material se destinará a entidades de bien público que disponga el Ministerio de Seguridad provincial.

   Un trabajo realizado por las ministerios de Seguridad y Justicia permitió delinear un documento consensuado incluso con la Corte Suprema para sacar los autos depositados en comisarías y en depósitos.

   El problema se fue acrecentando con los años y que llegó a tomar dimensiones inimaginables. Para graficar la situación detallan que en algunos sitios llega a haber hasta tres autos enterrados uno encima de otro y arriba de ellos cinco más. "Hay algunos autos a los que les ha crecido un árbol adentro" explicaron. El problema lleva unos 30 años repitiéndose.

   Los miles de rodados representaron un inconveniente durante muchísimo tiempo, las quejas de los vecinos fueron muchas y en repetidas oportunidades y cada vez que se limpiaban y descongestionaban los frentes de las comisarías al poco tiempo volvían a estar llenas de autos y en algunos casos camiones. Todos ellos vinculados a alguna causa judicial.

   Ahora el gobierno santafesino busca solucionar el problema mediante la reglamentación parcial de una norma dictada en 1992 que regula el destino de los bienes muebles secuestrados, decomisados o depositados por causas judiciales, salvo instrumentos específicos utilizados para cometer delitos.

   Desde ahora el Ministerio de Seguridad confeccionará un listado de los bienes cuyo depósito y custodia hayan encargado las autoridades judiciales y que hayan excedido el plazo de seis meses en los predios de su dependencia.

   El listado será elevado a las autoridades judiciales que hayan remitido bienes para su depósito y custodia informando que se procederá a gestionar la reducción.

   Si no se informara lo contrario, en 30 días el Ministerio de Seguridad se encontrará autorizado a dar inicio a la compactación y disposición como chatarra del bien.

   Para el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, la situación se había tornado "inadmisible y era tiempo que desde el Estado provincial generáramos una respuesta a un viejo problema".

   "Desde el inicio de nuestra gestión —siguió—nos propusimos trabajar en distintas alternativas para solucionar un problema que se inicia en las comisarías y que alcanza a los depósitos judiciales que llegaron al punto de tener acumulados miles de vehículos y en pésimas condiciones".

   Por eso resaltó que los cambios dispuestos "revierten 30 años de un problema que se fue agravando peligrosamente".

Comentarios