Política

Una olla popular gigante marcó el cierre de la medida de fuerza

Unas cinco mil personas se concentraron al mediodía en el cruce Presidente Perón y Circunvalación, donde además hubo un acto

Jueves 30 de Mayo de 2019

La jornada de paro y movilización de ayer tuvo su última actividad en Presidente Perón y Circunvalación, con una olla popular para unas 5 mil personas y un último acto encabezado por los gremios nucleados en el espacio 21F y organizaciones sociales. Todo, bajo la vigilancia de la Gendarmería que se desplegó a lo largo del puente sobre esa intersección.

Tras la marcha y el acto realizado al mediodía frente a la Bolsa de Comercio (el otro, encabezado por gremios del Movimiento Sindical Rosario se realizó en la plaza 25 de Mayo), los dirigentes de los sindicatos y organizaciones encolumnadas en 21F (Recolectores, Municipales, Norte, Obras Sanitarias, Sutpa, Camioneros alineados con Hugo Moyano, ATE Rosario, Amsafé Rosario, Corriente Clasista Combativa, Movimiento Evita, ONG La Alameda) se dirigieron hacia el corte sobre Circunvalación, donde decenas de familias formaban largas colas para recibir un plato del locro que desde las primeras horas de la mañana se cocinaba en una gran olla.

Siempre bajo la mirada de los uniformados, se repartieron las raciones mientras los militantes levantaron un palco a pocos metros del puente. Allí, luego de comer, se realizó el acto de cierre.

“Lo más importante del día de hoy es que el 90 por ciento del pueblo argentino tuvo protagonismo ya sea parando, movilizando o en los cortes. Entiendo que esta situación va a cambiar con la gente en la calle, en la lucha y con la participación directa de las personas. No lo van a resolver ni 4 o 5 dirigentes o candidatos, por más que entiendo que en las elecciones hay que echarlo a (Mauricio) Macri”, sintetizó Eduardo Delmonte, titular de la CCC Rosario.

El líder del movimiento de los desocupados consideró “un error” que la jornada tuviera dos actividades de protesta. “Hace falta reflexionar sobre lo que pasó, y avanzar”, dijo y remarcó por otra parte que los cortes y la olla popular se realizaron en medio de una “tensa calma”, a raíz de la presencia de fuerzas federales. “El gobierno nacional las envía para enfrentar e impedir que se manifiesten mamás con chiquitos, la gente que está peor. Eso está mal, es una vergüenza y un escándalo. Es tan escandaloso como que en un país productor de alimentos haya hambre y es consecuente con lo que ellos son”, remató.

Marcelo Andrada, secretario general del Sindicato de Recolectores de Rosario, celebró “la contundencia del paro”, pero criticó el despliegue de las fuerzas federales. “Acá vinieron todos los excluidos del trabajo; y acá se ve lo que nos manda el gobierno: las fuerzas federales. ¿Para qué, si nadie pasa por acá? ¿Qué van a cuidar si hoy en el país está todo parado?”, increpó.╠

Para el dirigente, la lucha contra la gestión de Cambiemos debe continuar “con un paro de 36 horas y, si no hay resultados, que sea de 48. Eso es lo que tienen que empezar a trabajar los dirigentes que están arrodillados frente a los gobiernos de turno”, disparó Andrada.

Plan de lucha

Por su parte Nicolás Del Mastro, dirigente del movimiento 21F Rosario, comentó que desde la organización “estamos trabajando un plan de acción a nivel nacional, tal como lo hicimos en enero y febrero contra los tarifazos y lo seguimos haciendo. Todos los meses habrá distintos capítulos”. También mencionó “otras iniciativas como la de Smata (mecánicos), que prepara una movilización hacia San Nicolás, como epicentro industrial y donde se ve la gravedad de la situación”.

Sobre las divisiones dentro de la organización de las actividades del paro de ayer, el dirigente valoró que “hubo una coincidencia muy grande en la decisión de salir a la calle y también en el diagnóstico de la situación sobre los despidos, los tarifazos y el ajuste. Hay una madurez, la voluntad está expresada, la realidad es más fuerte que la idea. Santa Fe está en medio de un proceso electoral y por ahí se mezclan algunas cosas, pero creo que la unidad va a ser inevitable”. En ese sentido “hay una convocatoria a un comité confederal central de la CGT para que esta expresión que sea recepcionada, materializada institucionalmente”, señaló Del Mastro.

“Santa Fe tiene un desafío grande el 16 de junio. Allí habrá un resultado en las urnas que también hay que leerlo en clave política, electoral y económica, porque esta provincia no ha tenido política de resistencia y anticíclica ante este proceso de desmejoramiento del mercado interno, de los salarios, del consumo: tiene que demostrar en el escenario nacional un rechazo a esta política económica nacional”, concluyó el dirigente de 21 F.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario