Política

Socialistas ratifican que votan a Alberto y piden abrir un debate interno

"Si no tenemos la capacidad de comprender la crisis que hay en el PS, podemos estar muchísimo peor", alertó el diputado Di Pollina.

Lunes 30 de Septiembre de 2019

El diputado provincial Eduardo Di Pollina ratificó ayer que Bases, el sector interno del socialismo que representa, votará a la fórmula presidencial del Frente de Todos (FdT), compuesta por Alberto Fernández y Cristina Kirchner. A casi un mes de los comicios generales, la decisión se despega del respaldo del partido de la rosa a nivel nacional al binomio Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey (Consenso Federal), al tiempo que preanuncia una discusión puertas adentro que, seguramente, llegará una vez cerrado el calendario electoral 2019.

No obstante, Di Pollina subrayó que el espacio que integra sí votará al socialista Enrique Estévez (concejal rosarino), quien encabeza la lista de candidatos a diputado nacional por Santa Fe de Consenso Federal.

"En Bases nos vimos en la obligación de discutir la realidad nacional producto de la profundísima crisis que atravesamos y que responde a los mismos sectores, en otros tiempos unificados bajo el rótulo de oligarquía, que nuevamente han llevado al país a la ruina", afirmó a La Capital el diputado acerca de la génesis del respaldo a la fórmula F-F.

Al respecto, el legislador agregó: "Es indudable que a ellos les fue muy bien en los últimos años, porque se han enriquecido en comparación con el resto de la sociedad argentina. Por eso llegamos a la conclusión de que (el presidente) Mauricio Macri no puede continuar en el poder".

Detonante

Tras el duro revés electoral para el Frente Progresista (FPCyS) en la provincia, que significó la pérdida de la Casa Gris (doce años de gestión) a manos del PJ, el socialismo a nivel nacional habilitó su aval a la fórmula de Consenso Federal, una movida política acicateada por el gobernador Miguel Lifschitz.

Pero en julio pasado, Di Pollina, miembro del comité directivo nacional del Partido Socialista (PS), adelantó que no iba a acompañar al binomio Lavagna-Urtubey por considerarlo "una expresión más de la derecha conservadora".

De inmediato, referentes del mismo espacio político replicaron con que el respaldo a la fórmula conformada por el ex ministro de Economía y el gobernador de Salta había sido aprobado, justamente, por la conducción que el propio Di Pollina integra.

Pocos días después, el legislador lanzó Bases en Rosario, acompañado por la ministra de Educación y diputada provincial electa, Claudia Balagué, dirigentes partidarios y miembros del Movimiento Nacional Reformista (MNR), el espacio universitario del socialismo.

De hecho, Di Pollina renovó sus reproches a la conducción partidaria por el guiño a Consenso Federal. "El respaldo a esa fórmula nunca fue tratado por un mecanismo orgánico, con participación de la militancia. Fue promovido por un sector. Tanto Lavagna como Urtubey, y sus propuestas, no representan el pensamiento del socialismo", aseveró.

Sin embargo, en los últimos días, Antonio Bonfatti (titular del PS a nivel nacional) expresó a través de su cuenta de Twitter su apoyo a la candidatura de Lavagna. Hasta entonces, sólo se había limitado a firmar un pronunciamiento partidario en ese sentido.

Para Di Pollina, la propuesta de Fernández es parte de "un rumbo que vale la pena encarar". Incluso, reveló que mantuvo una charla con el candidato presidencial del FdT luego de las Paso de agosto con el objetivo de interiorizarse de sus proyectos. Ambos dirigentes decidieron mantener abierta una línea de comunicación.

Lo cierto es que, producto de las diferencias internas, el socialismo se convirtió en una tentadora pecera donde meter la mano a la hora de buscar votos.

Efecto

Es más: la controversia terminó propagándose en el Frente Progresista, donde fuerzas aliadas como Participación, Etica y Solidaridad (Pares) y Solidaridad e Igualdad (SI) también optaron por no acompañar a la fórmula Lavagna-Urtubey.

A su vez, los intendentes electos de Rosario, Pablo Javkin, y de Santa Fe, Emilio Jatón, tomaron distancia de la campaña presidencial. Además, ambos dirigentes están inmersos en la compleja transición hacia el cambio de mando en sus respectivas ciudades.

"Es evidente que socialismo se debe un gran debate hacia dentro, tanto por el proceso electoral santafesino como el nacional. Hay una situación de crisis importante en el partido", añadió Di Pollina, de cara a un fin de año que promete intensidad en esa fuerza.

El diputado aludió, de ese modo, a lo ocurrido en el PS con su construcción electoral en distintos puntos del país. Y ejemplificó con lo ocurrido en la Capital Federal, donde el dirigente Roy Cortina terminó acompañando al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Juntos por el Cambio).

"Si no tenemos la capacidad de comprender la crisis que hay en el socialismo, podemos estar muchísimo peor. Soy un convencido de que en Santa Fe perdimos por errores propios", concluyó Di Pollina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS