Política

Para Plaini, se agotó el modelo conductivo de la CGT y pidió cambios

El titular del gremio de los Canillitas cree necesario avanzar en una reestructuración, con un esquema de "mayor horizontalidad".

Miércoles 14 de Febrero de 2018

El titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini, reconoció ayer que el formato del triunvirato que hoy conduce la CGT "no ha dado resultados" y evaluó que las divisiones cada vez más agudas en la central obrera evidencian la necesidad de avanzar en una reestructuración, con un esquema de "mayor horizontalidad".

"Se agotó el formato de la superestructura de la CGT. Deberíamos revisar ese formato con una metodología y un programa. En coyunturas como estas se vislumbra mucho más. Hemos hecho un esfuerzo enorme con el triunvirato pero evidentemente el funcionamiento no ha sido bueno. Estas divisiones de alguna manera hay que resolverlas. Hay que cambiar el formato de la superestructura de la CGT", consideró.

Luego recalcó que "tiene que haber una mayor horizontalidad" ya que "este esquema piramidal" en la "superestructura" de la CGT "no ha dado resultados". Plaini advirtió que la crisis en el movimiento obrero también alcanza a la CTA, que está fragmentada en tres sectores.

Al explicar las razones de este clima de divisiones, señaló que no es ajeno a "la crisis del campo popular producto de la derrota", y afirmó la mayoría de los dirigentes de la CGT militan en el peronismo y estuvieron vinculados al gobierno kirchnerista "durante 12 años".

"La interna de la CGT tiene de contexto la interna del peronismo, porque la mayoría de los que militamos en la CGT militamos en el peronismo", explicó Plaini, cuyo sindicato se plegará a la movilización del próximo 21.

Plaini dijo que "ante un gobierno que no gobierna para los sectores populares, tenemos que ver cómo resistir y reorganizarnos para volver a ser una alternativa en 2019".

Además, juzgó que "la actitud antisindical del gobierno ha quedado clara desde el día de su asunción, hablando al voleo de mafias, de juicios laborales y convenios del siglo pasado".

El secretario administrativo de la CGT advirtió que, aunque es "muy subjetivo, hay indicios que indican que es posible" que el gobierno nacional esté presionando a dirigentes sindicales para que no apoyen la movilización del 21".

Plaini indicó que su organización "cada vez que haya un conflicto o un reclamo va a acompañar", y señaló que los sindicalistas que le quitaron su apoyo a la movilización "son los que tendrán que dar sus explicaciones".

"Claramente dentro de su filosofía, este gobierno quiere sindicatos débiles porque el único contrapoder de un gobierno son los sindicatos. Y Moyano está dentro de este contexto. Hasta ayer comían milanesas (con Mauricio Macri) pero algo pasó", aseveró el líder de los canillitas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario