Política

La Justicia y los partidos comienzan a prepararse para unas elecciones atípicas

Por la pandemia, la Cámara Nacional Electoral lanzó una ronda de consultas. Ampliar el horario y los días de votación, algunas de las ideas en danza

Domingo 27 de Septiembre de 2020

De sostenerse el cronograma electoral vigente, a esta altura del año que viene faltará casi un mes para las elecciones generales en las que Santa Fe elegirá diputados y senadores nacionales, concejales y autoridades locales. También, si esta vez se cumplen las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud, la pandemia estará quizás en retirada, pero no totalmente superada.

Aunque la triple crisis —sanitaria, económica y social— concentra la atención de los gobiernos, al acercarse el fin de año se abre un gran signo de interrogación no sólo sobre cuál será el contexto socioeconómico y político en que se realizarán los comicios, sino también sobre cómo efectivamente se desarrollarán.

En este sentido, la Cámara Nacional Electoral, integrada por los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, emitió en junio una resolución en la que los magistrados reconocieron que “la pandemia ocasionada por el coronavirus Covid-19 es susceptible de incidir en el desarrollo de la organización del proceso electoral del año próximo”.

“Deberán contemplarse como hipótesis de trabajo tanto la existencia de un contexto de pandemia, como así también de postpandemia, en la totalidad del territorio nacional o en partes del mismo”, indicaron.

En función de esto, los magistrados y la Dirección Nacional Electoral, dependiente del Ministerio del Interior, empezaron una ronda de consultas e intercambio de ideas con autoridades de los partidos, de cara a unos comicios que tendrán características inéditas.

De hecho, la pandemia obligó a postergar la renovación de autoridades partidarias del PJ y del PS. No sólo eso: en San Guillermo, la única ciudad de la provincia sin casos positivos al cierre de esta nota, se realizaron el 1 de marzo las primarias para elegir intendente pero las generales fueron pospuestas sin fecha a la vista.

En este marco, La Capital preguntó a responsables santafesinos de las fuerzas políticas, tanto de las grandes agrupaciones como de las más pequeñas, qué cambios podrían producirse y las posturas son diversas (ver aparte). Eso sí, todos coincidieron en algo: proyectar el escenario electoral con un año de anticipación es casi un ejercicio de ciencia ficción.

Una propuesta en danza es agregar un día a los comicios. Por ejemplo, que se pueda sufragar entre el sábado y el domingo, y descongestionar así los centros de votación.

El presidente del PJ santafesino, Ricardo Olivera, calificó esa posibilidad como “razonable”. “Consideramos eso viendo la situación actual. Quizás cuando llegue el momento de definirlo no lo veamos así, pero no creemos que sea algo tan desubicado”, dijo el también diputado provincial.

Desde otros partidos expresaron sus dudas por la custodia de las urnas en caso de sumar un día a la votación.

El titular de la UCR provincial, Carlos Fascendini, y la vicepresidenta primera del PRO, Gisela Scaglia, propusieron en cambio agregar nuevos centros de votación.

Sin embargo, para el ex vicegobernador la clave es retrasar todo lo que sea posible la elección. “Si se adelanta mucho se va a dificultar”, sostuvo el dirigente.

En 2019, las elecciones santafesinas se realizaron en la primera mitad del año: el 28 de abril las primarias, y el 16 de junio las generales.

Sin embargo, en las últimas elecciones de medio término, realizadas en 2017, los comicios santafesinos se juntaron con los nacionales. Sólo que en unos se usó la boleta llamada “sábana” y en otros la boleta única por categoría en papel.

Precisamente, desde la oposición destacaron los beneficios del mecanismo santafesino.

A nivel nacional hay una deuda pendiente con implementar la boleta única como un elemento superador al sistema que tenemos hoy —dijo a este diario el presidente provincial del Partido Socialista, el diputado nacional Enrique Estévez—. Genera un mayor grado de confianza en las elecciones, aporta transparencia”.

Scaglia sostuvo que la aplicación de la boleta única evitaría la también movilización masiva de fiscales. “Con la lista sábana necesitás 7.500 fiscales por partido en la provincia para evitar que te roben las boletas en el cuarto oscuro”, advirtió la legisladora.

El escrutinio, momento clave

Otros temas que generan interrogantes son cómo serán las campañas, qué se debe hacer con las Paso, y, sobre todo, cómo realizar el escrutinio.

Más que el escrutinio provisorio, que marca tendencias el mismo día de las elecciones, el problema es el único recuento que tiene validez: el definitivo, el que realiza la Justicia.

Hoy las imágenes típicas de los escrutinios definitivos, en los que los representantes de los partidos pelean voto a voto en mesas en las que obviamente no se respeta el distanciamiento social, son impensables.

Scaglia sugirió aplicar la boleta única electrónica, un sistema que si bien agiliza el recuento, también es cierto que ha sido criticado por su vulnerabilidad.

Olivera reconoció que el escrutinio llevará más tiempo, pero confió en que se podrá resolver de manera virtual.

Lo cierto es que antes de ese momento el continente podría dejar algunas enseñanzas sobre elecciones y pandemia. Además de las presidenciales en Estados Unidos, que se realizarán el 3 de noviembre, hoy habrá elecciones departamentales en Uruguay, presidenciales en Bolivia el 18 de octubre, y municipales en Brasil el 15 de noviembre.

Las fuerzas minoritarias, expectantes frente al nuevo escenario

Además de las fuerzas mayoritarias, los partidos más pequeños también plantearon su posición acerca de las elecciones que se realizarán el año que viene.

El diputado provincial Walter Ghione, integrante del bloque Somos Vida y Familia, se manifestó a favor de “elecciones con protocolos, unificadas, con boleta única y en un solo día, con horarios extendidos”.

Incluso, el legislador evangélico ofreció los templos “para la apertura de centros de sufragio de cercanía que descompriman el flujo de electores”.

El diputado provincial Rubén Giustiniani, presidente del bloque Igualdad, remarcó que el año pasado presentó un proyecto de ley que tiene estado parlamentario de eliminación de las Paso, por considerarlas un sistema que repite innecesariamente dos procesos electorales.

Y agregó: “Mi posición como senador nacional fue presentar un proyecto de boleta única que, como lo ha demostrado la provincia de Santa Fe, es el sistema que evita la ‘viveza criolla’ del robo de boletas en el cuarto oscuro y otorga mayor transparencia al sistema electoral”.

Por su lado, el diputado provincial Carlos del Frade, titular del bloque Frente Social y Popular-Ciudad Futura, rechazó una eventual postergación de las elecciones. “Hemos tenido historias terribles en la historia argentina de los últimos 70 años —recordó—. Deberían hacerse, porque son una de las formas más importantes de expresión política de nuestro pueblo”.

En tanto, Octavio Crivaro, dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), subrayó que para las elecciones falta todavía un año y no se sabe qué puede suceder en el camino.

“Estamos pendientes de lo que pasa con las peleas que dan los trabajadores, como los choferes de la UTA, o los que se ven obligados a ocupar un pedazo de tierra, mientras desde los gobiernos nacional y provincial se prioriza a los mismos ganadores de siempre; hablar de elecciones en este momento es prematuro y poco oportuno”, afirmó el ex candidato a gobernador por el Frente de Izquierda y los Trabajadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario